Y sucedió

20141220_sucedio

Ni me alegro ni lo apruebo, pero sí me sorprende que la desagradable noticia haya tardado tanto en darse: un hombre estrella su coche con dos bombonas de butano y líquido inflamable contra la famosa sede del PP en la calle Génova. Esa cuya reforma pagaron en “B”, sí. En Twitter los comentarios salían a borbotones, mezclando chistes sobre Acebes diciendo “ha sido ETA” y expresiones de indignación. Y eso es lo más relevante: el hartazgo de la ciudadanía que ya no se contiene en Twitter.

¿Por qué?

Porque los dos grandes partidos españoles hace ya mucho tiempo que no acompañan a la ciudadanía a nivel de calle. Viven en su burbuja. Ya conocerán la noticia de que Ana Mato, después de dimitir, es recolocada en un puesto en el que ganará mil euros más al mes que como ministra (‘Libertad Digital’). El PP campea, como el Cid, con total impunidad. Y en la bancada del PSOE, un dinosaurio como Alfonso Guerra se despide dando lecciones porque no usará “ninguna puerta giratoria” (‘La Información’), ¡después de llevar 37 años en el Congreso tocándose el botón (de votar, claro)!

La nueva casta

Pero la España política es un gran teatro en el que, como decía Josep Pla, “nada se parece más a un español de derechas que un español de izquierdas”. Y es que unos y otros se necesitan para mantener el tinglado bien montado. Hasta los más nuevos: UPyD nació para recoger los sobrantes de PP y PSOE, y Podemos va a por los votos de los de Pedro Sánchez apoyándose en los de Rajoy. En ‘Diario Crítico’ entre otros han recogido la vergonzante discusión en Twitter entre partidarios de Podemos y del PP de Madrid haciendo comparaciones entre sus políticos y los personajes de ‘The Simpsons’. Ambos se necesitan.

Mientras tanto, la Policía…

En este mismo diario podían leer cómo el jefe de los antidisturbios “de Euskal Herria”, como decía en Twitter con sorna el genial Javier Vizcaíno, había sido detenido por conducir en sentido contrario y triplicar la tasa de alcohol. Pero las noticias sobre los agentes españoles no acabaron allí: “Detenido el jefe antidrogas de la Policía de Murcia por tráfico de drogas” leíamos con asombro casi al mismo tiempo en ‘Vozpópuli’. España va bien, amigos.

Y en la tele, basura

En medio de este barrizal, ya, lo último que podíamos esperar era a Jorge Javier Vázquez haciendo una defensa de su programa, el mayor exponente actual de la telebasura, y denunciando una persecución porque se le exija, como al resto, que respete el horario de protección infantil (‘Vertele’). ‘Sálvame’ es pura basura televisiva, con personajes de medio pelo ganando mucha pasta hablando mal, mintiendo intencionadamente y comiendo con la boca abierta ante las cámaras. Su pose, de forzada dignidad, es la pose de esa España casposa capaz de creerse importante cuando solo es un quiero-y-no-puedo.

Abdicar en los tiempos de Twitter

20140603_bbc

Uno de los temas más recurrentes de Twitter es el propio Twitter y sus usuarios. Por eso no es de extrañar que el día que se hizo pública la intención de Juan Carlos I de abdicar y dedicarse a sus cositas, fueran muchos los que se preguntaran por el papel de la cuenta en esta red social de la propia Casa Real española. La presencia, la comunicación y el uso, fueron tan desastrosos ayer como de costumbre. Sin embargo, la conversación que generó y, sobre todo, el número de seguidores que deja el actual jefe de Estado para el siguiente, unos 100.000, no son poca cosa. Más allá de esta cuestión, no hay tema: el rey de España se comunica tan mal en Twitter como desde cualquier atril. Punto.

Más recorrido tienen las reacciones de los políticos en esta red social. Por parte del PP, Mariano Rajoy y Alfonso Alonso compartían agradecimientos al saliente y buenos deseos para el entrante. Especial atención merece la apostilla del presidente: “Símbolo de nuestra convivencia en paz y en libertad”, dice del que es el icono del “todo atado y bien atado”.

Demasiado correctos ambos para las salidas de tono habituales de Miguel Ángel Rodríguez: “Hoy es día para venir a Las Ventas y comprobar que España funciona igual. Vivan los toros, Viva El Rey!” (sic). Y por la parte vasca, Sémper fue el que quiso hacer la frase más redonda y el menos concreto de todos: “La Institución más antigua es la que antes ha entendido la necesidad de renovación”. Ni una abdicación es moderna ni anacrónico es sinónimo de antiguo.

El inevitable Pablo Iglesias se limitó a lanzar su habitual soflama: “En democracia decide la gente. No somos súbditos, somos ciudadanos”. Tan ciertas estas palabras en su boca como en las del resto que las han pronunciado hasta ahora.

En el PSOE, silencio. Imposible determinar si por la clamorosa ausencia de una portavocía autorizada, o porque mientras algunos de sus militantes, destacadamente algunos vascos, apostaban en Twitter por la república, la dirección socialista avalaba la abdicación y les dejaba en ridículo. Ni Rubalcaba, ni Madina, ni López, ni Pastor, ni Valenciano tenían nada que decir. De hecho, la imagen más relanzada fue una antigua de la cabeza de lista para las últimas elecciones, luciendo una insignia con los colores de la República. El movimiento se demuestra andando.

En una línea parecida andaban los “internacionalistas” de Bildu, según Pernando Barrena. Josu Juaristi, la última estrella de su ecosistema, ni palabra. Sin embargo, desde la cuenta oficial no tuvieron ningún empacho en apropiarse de la manifestación en Bilbao. Por parte de EAJ-PNV, el comunicado de Andoni Ortuzar en su Facebook fue el único estandarte.

Mucho más interesante resultó ayer el frente de periodistas. Jurdan Arretxe, del ‘Noticias de Gipuzkoa’, lo clavaba: “El rey español abdica, pero falta una ley orgánica en cuestión. Todo por sorpresa. España”. Bego Beristain, de ‘Onda Vasca’, se acordaba de la portada del ‘Caduca Hoy’ con el oso Mitrofán que les valió a Nicola Lococo y Josetxu Rodríguez un viaje a la Audiencia Nacional por meterse entonces con el hoy abdicante. Y Javi Vizcaíno ironizaba con el mantra de muchos para evitar el debate sobre la elección del jefe de Estado: ¿y si sale elegido Aznar? Visto cómo vota España, no sería extraño, pero si es democráticamente, que sea.

Otro periodista vasco, Roberto García, también tiraba de ironía para señalar ciertas falacias: “España será lo que quiera el conjunto de los europeos”. Y Pedro J. Ramírez, liberado, hasta coqueteaba con los antimonárquicos: “Para razonable, la República”.

El ex director de ‘El Mundo’ seguramente esté pensando ya en su proyecto editorial digital de ancha base y marcado populismo conservador (en su último artículo en papel apostaba por UPyD, Vox y Ciutadans como opciones más válidas para las elecciones europeas), pero ayer quien golpeó primero y dos veces fue ‘El Confidencial’, que se adelantó con la noticia y la mantuvo en portada ampliándola sucesivamente. De quien esperábamos la primicia, ‘Monarquía Confidencial’, quedaba, así, en evidencia. Y en el resto empezaba el baile de los motivos. Los más osados, los de ‘Periodista Digital’: “La abdicación del Rey estaba decidida hace tiempo y se precipita por la marcha de Rubalcaba”. Y los más agresivos, los de ‘Libertad Digital’: “Sin dar explicaciones”, con un Jiménez Losantos desatado: “Lo decente, lo patriótico, lo paternal y responsable era acometer esas batallas sordas de reconstrucción moral y política del Estado”. Por supuesto, no podía faltar una nota de alcoba, que en la corte siempre ha tenido mucho morbo: “La Reina se va a Nueva York”.

Como era de esperar, en Internet se han repetido las recopilaciones sobre grandes momentos, para bien y para mal, de Juan Carlos I. La mejor, seguramente, la del blog ‘Strambotic’ en ‘Público’: el “por qué no te callas”, sus nietos juntados con Photoshop, su dedo corazón levantado a los vascos, las fotos del rey desnudo, el maltrato a su propio chófer y, por supuesto, el elefante muerto. Todo un campechano.

Pero las recopilaciones más buscadas eran, sin duda, las de las convocatorias para las marchas ciudadanas que reclamaban no la abdicación, sino un cambio en el modelo de Estado. La posibilidad, en definitiva, de poder elegir. En ‘Yo Soy Red’ han compilado casi 150, entre las que se celebraban en el estado español y fuera de él: Londres, París, Bruselas, Edimburgo, México DF, etc.

Quien no ha tenido piedad es la ‘BBC’: una horrible foto oficial ofrecida por la Casa Real en la que se ve a un Juan Carlos I durmiente fue portada de su web durante todo el día. Con todo, no han sido pocos los usuarios de Twitter que han intentado que la noticia de la jornada no tapara otras igual de interesantes: [Enlace roto.], [Enlace roto.], el congreso del desaparecido PSOE, o el modo en el que Juan Luis Cebrián especuló con acciones de PRISA, como denunciaba Jesús Maraña, de ‘Info Libre’, y con más de 93.000 seguidores en Twitter.

Entre los “twittstars”, el sarcasmo tapaba la resignación, como bien exponía Barbijaputa (147.000 seguidores): “Para cuando acabe el mundial, ya nos han colao nuevo rey. Gol”. Entre los más contundentes, Javier Mesonero (8.000 seguidores): “Pues si no hay referéndum, pues sin referéndum”. Y entre los vascos, Jon Arrizabalaga (1.000 seguidores): “¿Ahora los Juancarlistas en qué os convertís en Felipistas o en republicanos? Porque monárquicos decíais que no erais”.

El PP pagó con dinero negro

20140409_negro

No lo digo yo, lo dice la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales del Cuerpo Nacional de Policía: las obras de la reforma de la sede del PP fueron pagadas con dinero negro. Por lo menos en parte, y probablemente con el dinero sacado de la caja “B” que gestionaba Luis Bárcenas. Quien no lo dice tampoco son los medios españoles. Por lo menos, no lo dicen muy alto, no sea que alguien vaya a enterarse y no preste atención al desafío soberanista catalán. Pero la noticia del día, sin duda, es esta que hemos encontrado en ‘La Información’: el PP que señala a autónomos y pisa los derechos de la ciudadanía, paga en negro.

La herencia recibida era la caja “B”

No pasen de página todavía, que aún hay más: “Bárcenas heredó de Naseiro la ‘caja B’ del PP”, según la misma unidad especializada en delitos económicos. O lo que es lo mismo: esto del billete sobre billete viene de lejos en la calle Génova. El párrafo que hemos encontrado en ‘La Nueva España’ nos ha dejado petrificados: “Bárcenas se hizo cargo de la contabilidad manuscrita a petición del ex tesorero del PP, Rosendo Naseiro, tras su detención en 1990, y hasta los años 2007 y 2008”. Sí, han leído bien: cedió la caja después de ser “pillado”. Y de esa misma caja, al parecer, es de donde Bárcenas ha sisado para amasar su fortuna. De confirmarse, ¿cuánto dinero negro ha manejado entonces el PP?

Felipe González sí que sabe invertir

Creo que el mejor valor del PSOE hoy es Felipe González. No solo eso: la única posibilidad de los españoles para que su país salga de la crisis es el que el ex presidente del gobierno vuelva a Moncloa, y haga un par de inversiones de las suyas. Me refiero a cómo en un mes ha conseguido que los 300 € que invirtió en la empresa en la que trabaja su hijo, se conviertan en más de 300.000 €. Por supuesto, en ‘Libertad Digital’ le dan caña, pero hasta en el oficialmente “progre” ‘Vozpópuli’ hablan de uso de información privilegiada porque se anticipó, “casualmente”,. a una inyección económica que ha multiplicado por mil sus ahorritos.

¡Ah, sí, Catalunya!

España ha dicho “no”. Lo de siempre, vamos. Y las redes sociales, por supuesto, se lanzaron a comentar una noticia que ya era conocida, con un resultado previsible hasta el milímetro, y que ni siquiera era original, porque hace ya nueve años que el lehendakari Ibarretxe fue en persona a defender un estatuto que contenía el derecho a decidir. Pecado mortal que ayer, con alguna diferencia, volvieron a evitar PSOE y PP para Catalunya. La ausencia de Artur Mas llevó a ‘El Confidencial’ a recrear virtualmente un diálogo entre Rajoy y el President. Pero el premio al peor actor, sin duda, se lo llevó el mismo Joan Herrera que no apoyó entonces la causa vasca.

El show business de lo progre

Sería una osadía por mi parte intentar emular a Javier Vizcaíno, que ayer publicó una columna extraordinaria poniendo los puntos sobre la “i” que lleva “progresista”. Se refería el genial columnista al modo en que los que se tienen por izquierda entran al trapo del show business, se dejan amedrentar un poquito y responden otro tantito para mantener la atención de una cadena de televisión que se mantiene unida al sistema con la mano derecha. Yo solo me limito a traerles otra visión complementaria: la del blog ‘Telepatético’ que incide en la idea de guión, montaje, y beneficio propio en nombre de lo “progre”.

El vídeo de ETA

20140222_vídeo

“Momento solemne en que el director de Marketing de ETA entrega al ganador del sorteo un vale por un lote de pistolas”. El tweet no es mío, es de Galder Reguera, y no es el único que con cierta ironía interpretaba las imágenes que nos ha regalado la banda armada. La escenificación no pasaba de eso, un teatrillo en el que unos encapuchados que provocan hilaridad entregan un inventario a dos verificadores que intentan cumplir su papel: aguantarse la risa, mantener la dignidad, y poner en valor (que lo tiene) el acto. Pero el vídeo, en sí, y si no fuera por las dosis de dolor que han generado esas pistolas y esos explosivos, roza lo ridículo.

ETA se desarma a golpe de hashtag

Apuntaba José Antonio Pérez en Twitter que el final de ETA ayer comenzaba en el hotel Carlton, y añadía Javier Vizcaíno que, además, en el salón imperial. Curioso, sin duda. Pero lo que nadie se esperaba, seguramente, es que el anuncio del desarme fuera a ir unido a un hashtag de Twitter: #desarme. ¡Quién lo iba a decir! Una banda de asesinos en nombre de una Euskal Herria (así lo llaman ellos) socialista, empiezan a escribir su último capítulo en un gran hotel y con comentarios en las redes sociales digitales, después de nacer en un seminario. Básicamente, como muchos “troskos” de su época.

La vida sigue

El anuncio de los verificadores ha sido una buena noticia, sin duda. Pero la vida sigue y, si de algún modo podemos mostrar la victoria de la sociedad vasca sobre ETA, es dándoles su justa medida. Así que, cambiemos de tema: “Rubalcaba advierte a UPyD de que el PSOE no votará más iniciativas contra Cataluña”, según ‘República.com’. ¡A buenas horas! Lo que no sé es por qué. ¿Acaso se han dado cuenta de que unos diputados votando contra la voluntad de la ciudadanía es un error? ¿O el error es sacarse una foto con el PP y UPyD?

La Infanta tonta

Lo dice ella, y lo dicen todos los analistas. Los de ‘El Confidencial’, los de ‘Vozpópuli’, y los de otros digitales que concluyen, como es evidente, que la infanta Cristina ha decidido hacerse pasar por tonta en vez de por ladrona. Eso es lo que se desprende de la transcripción de la declaración: “No sé de economía”, dice la trabajadora de la fundación de un banco. También afirma que “por ser la hija del Rey se me ha sometido a un escrutinio mayor y se me ha mirado con más detalle”, y no le falta razón. Lo que no sé es de qué se sorprende.

Indefendible

La inmigración clandestina es un drama que deriva, a su vez, de otro drama: países terriblemente empobrecidos a los que parece que no merece la pena ayudar. Y es un drama que, además, genera dramas mayores: el maltrato al que se ven sometidas las personas inmigrantes por parte de mafias y, en la frontera de Ceuta, incluso, por la Guardia Civil, supuestamente. Las acusaciones son muy graves y necesitan una investigación, pero lo que no necesitan son justificaciones como las de Alfonso Merlos: “Los africanos no mueren aterrorizados por los disparos. Se ahogan solos”. Esto lo ha dicho, además, “en la cadena de los obispos”, como recuerdan en ‘El Plural’.

El relevo de Leguineche

20140124_relevo

La pérdida de Manu Leguineche es irreparable para una profesión muy desgastada, pero como periodistas que somos, tenemos que anticiparnos (y explicarlo). Para rastrear a los Leguineche que vendrán tenemos Twitter, lleno de periodistas, algunos más talentosos que otros. Si nos fijamos en los mejores, estos podrían ser algunos de los nuevos Leguineche: sus viajes los hace Zigor Aldama por Oriente. Las explicaciones magistrales, Carlos Franganillo desde Rusia y alrededores. Y si alguien mezcla como nadie periodismo y literatura, ese es nuestro Javi Vizcaíno. Hay relevo.

El PP vasco se rompe

Estaba bastante seguro de que el PP vasco sería capaz de reconducir la incómoda situación que ellos mismos han generado con la familia de Gregorio Ordoñez, programando un acto ajeno al que cada año recuerda a este político y su asesinato. Pero ha sido imposible, y medios como ‘Libertad Digital’ no dudan en lanzarse al cuello de ese sector “popular” al que consideran “blando”. El cisma, por lo visto irreparable, no solo es la consecuencia de fomentar posiciones extremas, también es un síntoma de una enfermedad peor en el seno del PP.

La bilis no es un alimento

Me sorprende que a estas alturas del conflicto, con una ETA rendida y neutralizada, y unos ex presos que parecen más dóciles que lo que pensábamos, sea la derechona la que atiza el fuego. ¿No querían estos la Paz? Al final, va a ser la caverna la mejor aliada de los terroristas para que parezca que éstos merecen el Nobel de la Paz por dejar de matar. Pero con artículos como el de Antonio Hualde en ‘El Imparcial’, en ETA lo tienen fácil para presentarse como los templados y hasta lógicos. Hualde empantana, enfanga y enmierda por deporte, por seguir jugando al pimpampún con lo vasco y para que sus ideas parezcan más dignas que lo que son.

No hay mercado para libros de políticos

Si luego no publicas un libro, ¿de qué te sirve haber presidido un gobierno? Este razonamiento, que suena a chiste malo, es el que parecen seguir, sin embargo muchos grandes líderes, y alguno menor. Pero el mercado no siempre está receptivo y, últimamente, con el descrédito de la política, menos. Así se explica, en parte, el tortazo que se han pegado Zapatero y Solbes con sus respectivas reflexiones a veintipico euros el ejemplar. En ‘El Semanal Digital’ aseguran que también es porque tienen menos interés que otros como Adolfo Suárez, pero eso lo dicen porque guiñan el ojo izquierdo cuando miran.

Urrutia no firmó por Del Nido

El pasado lunes les contamos en esta columna cómo Angel María Villar había firmado para pedir el indulto de José María del Nido, y que también había invitado a los presidentes de los clubes de fútbol a hacerlo, obteniendo desigual resultado. Ayer, un conocido periodista deportivo español quiso ir más allá y se pasó de largo, asegurando que todos los presidentes de clubes habían estampado su firma. Pero Urrutia, rápido para variar, lo desmintió en la misma mañana, generando una oleada de afecto añadido en Twitter hacia la institución que preside. Otros no podrán decir lo mismo.