El rey que solo tenía su campechanía

Si ayer nos preguntábamos en esta columna de dónde sacaba Juan Carlos I tanto dinero hoy lo podemos explicar en parte: volvió de Kazajistán, donde había estado en un viaje privado alegrándose la vida, con cinco millones de dólares en efectivo y en maletines, cortesía de Nursultan Nazarbayev, entonces presidente del país. Era el año 2002 y según relataban las fuentes gubernamentales de allí a las que ha tenido acceso Eldiario.es, le regalaron la pasta porque el Borbón les había dicho que no tenía nada pese a ser el jefe de Estado español. Al final, va a ser verdad que con sus amigos era un campechano.

Otros tienen menos

Javier Salvador preguntaba en Twitter: “¿Cómo era eso de venderse por un plato de lentejas?”, después de ver la foto de Mertxe Aizpurua y Oskar Matute en la ronda de contactos con el gobierno español para aprobar los PGE. Ayer mismo, Otegi anunciaba el voto favorable a las cuentas pero no anunciaba, al mismo tiempo, ninguna contrapartida. Así que el famoso “plato de lentejas” con el que la izquierda abertzale siempre ha acusado al PNV que sí negociaba en Madrid, en su caso, no pasa de plato de sopa del cocido. Un cocido que igual sabe a rancio, como siempre fueron los comentarios que hoy resuenan.

Pero, ¿qué es esto?

Yo gruñendo porque hay partidos que no sacan nada políticamente salvo fotos y gobiernos más pendientes del selfie que de la realidad, y Telecinco tuiteando que “el 39% de los españoles asegura que sonríe más que antes del confinamiento, y el 90% se siente valiente y positivo”. Pues será en España, porque en Euskadi la gente está bastante mosqueada, cansada y sin ganas de reír. Y menos si leemos noticias como la de Juan Carlos I, que ya parece una caricatura de sí mismo… Pero que trincó sin declarar millones a paladas, según van publicando los distintos medios. ¡Pero si solo se ríe él!

Jon Rahm, también

Si alguien tiene motivos para sonreír es Jon Rahm, que ha celebrado su cumpleaños con un hoyo en uno (el segundo en dos días) que ha dado la vuelta al mundo porque la pelota cruzó un laguito de agua dando botes. El golfista de Bizkaia es un auténtico fenómeno que nos da alegrías en esta época de tristeza y agotamiento. Así que, bienvenidos esos vídeos, esos tuits y esas proezas que tienen que aliviarnos y, si es posible, inspirarnos. A estas alturas nadie pide hacer un hoyo en uno a la vida, y menos con un obstáculo en medio, pero sí que podemos intentarlo y, sobre todo, apreciarlo.

Bannon, no

Al que se le habrá borrado la sonrisa es a Steve Bannon tras comprobar que Twitter le ha cerrado la cuenta después de sugerir “que el Dr. Anthony Fauci y el director del FBI, Christopher Wray, deberían ser decapitados” (CNN). Durante mucho tiempo he echado de menos más implicación de las redes sociales digitales, y creo que es justo reconocérsela ahora. Bannon, además, marca el camino a Trump aunque ahora estén alejados: en cuanto el presidente (que considera que Twitter es su altavoz) abandone la Casa Blanca su cuenta pasará a ser una más, y tendrá que ajustarse a las normas como todos.

¿Y qué ganaron ellos?

Si “Vox anuncia que recurrirá la Ley de Memoria” porque quienes la impulsan “quieren ganar lo que perdieron en el campo de batalla” (República.com), lo lógico es que nos preguntemos qué ganaron quienes se sienten agraviados por esa ley. Empezando por Vox, que se sitúa voluntariamente en el lado de los golpistas. La propia Macarena Olona lo deja clarísimo: “Pretenden rescribir la historia que mis antepasados cerraron con heridas sangrantes con mucha dignidad y sacrificio”. Y con paredones, con propiedades robadas, con persecución, con prohibiciones y con cunetas. ¡A la mierda los fachas!

El mejor resumen de actualidad política

Ícaro Moyano es de esos periodistas que nunca dejarán de serlo, por mucho que llevan años dedicados a otras cosas. Se nota, por ejemplo, en cómo ven y son capaces de resumir la actualidad en un simple tuit. Esta vez, el cofundador de Tuenti supo retratar en unas pocas líneas la situación de la oposición política en España: “El problema más gordo que tiene Casado cuando se presenta como alternativa frente al PSOE es que su modelo de gestión es el lodazal de Díaz Ayuso que sufrimos en Madrid. En el mismo barreño de mierda se está ahogando Ciudadanos. Así que ahora mismo no tenemos alternativa”.

No estamos para discursos huecos

Nunca me han gustado y cuanto más mayor me hago los soporto peor, pero en este punto, con una crisis sanitaria y económica absolutamente excepcional, no puedo con los discursos huecos, como este de Nacho Cardero en un foro sobre turismo: “Esto es una oportunidad para reinventarse y para buscar nuevas oportunidades” (Cotizalia). Pero, ¿qué oportunidad? ¿Para quién? La mayor parte solo pretendemos resistir, y esos mensajes de: “Los momentos de crisis lo son de oportunidad”, “si haces siempre lo mismo no esperes otros resultados” o “si eres pobre, ¡reinvéntate!”, son propios de quienes no están a pie de calle.

Es la mano de obra, amigo

Las economías china y europea no son comparables. Algo más lo son la china y la estadounidense. ¿Por qué? Porque la oriental se basa en una mano de obra barata y muy organizada pero solo para trabajar, sin reivindicaciones. La estadounidense, tan liberalizada, tiene algo de eso. Y la europea, por suerte, es la que más se aleja de ese modelo productivo. Pero Europa no puede caer en la hipocresía de mantener aquí condiciones que ralentizan curvas económicas (pero mantienen altas las sociales, y así tiene que ser) y comprar después todo a China. Nos queda rehacer el tejido local. Exijámoslo.

El año que vivimos junto a Jon Rahm

2020 está siendo un año desastroso para la mayoría de vascos, pero para Jon Rahm está siendo realmente bueno. Tan bueno que 3 de sus golpes están entre los 10 mejores de la temporada para los organizadores del PGA. Por su puesto, su putt espectacular, que dio la vuelta al mundo del deporte, es el primero del ranking. Solo espero que este sea el primero de muchos años espectaculares y que nos acostumbremos a sus éxitos. Todavía queda mucha crisis sanitaria y económica, y necesitamos buenas noticias, aunque vengan de un deporte minoritario y equivocadamente percibido como elitista. Aurrera, Jon!

«Una verdadera mierda»

El autor de la amenaza contra Javier Ollo, el alcalde de Altsasu, tiene el detalle de definir su propio texto al final del mismo: “Una verdadera mierda”. También deja rastro de quien lo escribe: “Un incitador a la violencia” y, por supuesto, “un impresentable”. Todos esos entrecomillados, junto a la amenaza de que a alguien se le pueden cruzar los cables y agredir a Ollo, por supuesto, el autor se los dirige al alcalde que, por su parte, apela a la convivencia como modo de hacer frente a este tipo de cobardes (ocultos en Internet) que entienden de ese modo tan particular (y tan general, al mismo tiempo) la democracia.

Quién lo hace diferente

No salgo de Altsasu aunque mire desde allí a León, donde dos agentes de la policía han recibido una paliza por intentar disolver una fiesta en la que no se guardaban las distancias de seguridad sanitaria. Aitor Martínez se pregunta en Twitter si no podríamos hablar de terrorismo en este caso como en el de Altsasu en 2016. Y le responden con otro tuit con imágenes del último “ospa eguna” de la localidad navarra. Es jodido pero es cierto: son los que convocan y celebran estas jornadas de intransigencia los que dan la razón a los justicieros de porra, toga, tuit y frase para el OK Diario en el Congreso de los Diputados.

Mirémonos

¿He intentado guardar al máximo las distancias de seguridad y las recomendaciones sanitarias este verano? Sí. ¿Habré cometido errores y me habré relajado en algunas ocasiones? Sí. ¿He llegado a casa cabreado algunos días porque he visto cuadrillas de más de diez personas en terrazas, a gilipollas con las mascarillas bajadas, y a amas y aitas demasiado despreocupados? Sí. Así que celebro los casi 30.000 “me gusta” de este tuit que representa lo que pienso: “El debate de ‘Yo no mandaré a mis hijos al cole’ en la terraza del bar, mientras los hijos juegan con 42 niños más en el parque de enfrente, es apasionante”.

Un error monumental

Hago el mismo diagnóstico que César Calderón sobre el supuesto “hackeo” de la cuenta del ministerio español de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que dirige José Luis Ábalos. No parece que se trate de lo que describen como “un uso fraudulento para causar daño”, yo apostaría por un error de enormes dimensiones: la crítica escabrosa a Juanma Moreno publicada podría ser la que el community manager iba poner en su cuenta personal… Pero ha aparecido en la del ministerio. El propio Calderón propone la solución a este “ridículo”: “La cuenta del ministerio, en un móvil; la personal, en otro”.

Jon Rahm, ¿de qué planeta viniste?

El golf es mi plan de jubilación. Sin grandes pretensiones, solo quiero aprender a jugar, pasearme todo el día tirando del carrito y tener excusa para ponerme una gorra. Sin pantallas ni Internet. Solo la hierba, los palos y un único pensamiento: mejorar para mi propia satisfacción. Así que, sí, sigo el golf a media distancia, por eso, ayer, cuando abrí Twitter por primera vez, antes incluso de pasar por el baño, vi el increíble putt de Jon Rahm en su mano a mano contra el número uno del mundo, Dustin Johnson, y me alegré. La mejor manera de empezar el septiembre con más incertidumbres que recuerdo.