Destino: La Naturaleza (1)

Los destinos de naturaleza se han puesto de moda desde el inicio de la pandemia, así que, por si pensáis en hacer planes para el año 2022, durante las dos primeras entregas del año me voy a centrar en algunos de los lugares naturales en los que he estado en los últimos 20 años, desde que tengo cámara digital. En la primera fila he puesto una imagen norteamericana, Niagara Falls (Canadá), y cuatro de Asia: Valle de Pasabag (Capadocia, Turquía), Manali (India), Río Lijiang (Yangshuo, China) y Kegon Falls (Nikko, Japón). En el centro dos lugares más cercanos, la cascadas de Goiuri y el Salto del Nervión. Como no necesitamos desplazarnos a lugares lejanos, cuatro propuestas en Euskal Herria: Salburua (Araba), Parque Natural de Urkiola (Bizkaia), campas de Urbia (Gipuzkoa) y Castildetierra (Bardeak, Nafarroa).

El viaje por espacios naturales lo inicio en el punto más lejano al que he viajado, Nueva Zelanda. De la isla Norte me quedo con Whangarei Falls y el entorno de la ciudad de Rotorua, donde se encuentran el Parque Termal de Wai-O-Tapu, con sus lagos de colores y el Geyser de Te Puia. La isla Sur es mucho más atractiva, visitando sucesivamente dos imponentes glaciares, Franz Josef y Fox. Desde Wanaka nos desplazamos al lago Pukaki, rodeado por las montañas más altas del país, para luego acercarnos al lago Tekapo, concluyendo el viaje en Queenstown, punto de partida para conocer ese fascinante fiordo de nombre Milford Sound, con sus montañas, cascadas y focas. Un lugar único, sobre todo si tienes la suerte de pillarlo con buen tiempo.

Y de Nueva Zelanda pasamos a Australia, enorme país con numerosos espacios naturales, siendo Uluru (Ayers Rock) su principal atracción. Comenzamos nuestro viaje en Adelaida, punto de partida para acceder a Kangaroo island, donde vimos los primeros canguros, pelícanos, cisnes negros y leones marinos. Recorriendo la costa camino de Melbourne, disfrutamos de las curiosas formaciones rocosas existentes junto a Port Campbell, siendo las más conocidas la de Twelve Apostles. Muy cerca, en Tower Hill, vimos emús y koalas en libertad. Para terminar el viaje, dos espacios naturales situados cerca de Cairns, Barron Falls y Green Island, isla situada en la gran barrera de coral.

Cambiamos de continente. Nuestro siguiente destino es Sudamérica, en donde he estado unas cuantas veces, aunque me voy a centrar en los tres viajes realizados a Argentina y Chile, comenzando en un lugar excepcional, Patagonia. De la parte chilena me quedo con el Parque Nacional de las Torres del Paine (tres primeras fotos de la izquierda), en las que de arriba abajo podemos ver la cascada y los lagos Pheohe y Gray, con sus bloques de hielo. A la derecha vemos un grupo de guanacos. Las dos siguientes imágenes de la izquierda, ya en Argentina, son de otro lugar excepcional, el glaciar Perito Moreno. Completa este collage imágenes del Cruce de Lagos de Puerto Montt a Bariloche y la fauna que vimos en la Patagonia argentina, como la ballena franca en Puerto Pirámides o los pingüinos en Punta Tombo. El zorro y las aves son de la zona de Ushuaia.

La fotos de la parte superior corresponden al segundo viaje a tierras chilenas y, más en concreto, al Desierto de Atacama, en las que podemos ver los flamencos de la laguna Chaxa y otra variada fauna: focha, gansos de los Andes, vizcacha y vicuñas. También vemos el Valle de la Luna y los Geysers del Tatio. La foto central corresponde al Parque Nacional del Leoncito, con el que inicio el grupo de imágenes del segundo y tercer viaje a Argentina. En la parte superior aparecen los parques nacionales recorridos en la región de Cuyo: Sierra de las Quijadas, El Chiflón, Talampaya e Ischigualasto, donde también vimos guanacos. La última fila corresponde al NOA, la zona de Salta: Quebradas del Toro, Escoipe y de las Conchas, además de Los Castillos y del Cerro de los 7 Colores (Purmamarca). La última imagen es del techo del continente, el Aconcagua.

He estado en las tres cataratas más importantes del planeta, Victoria (Zambia-Zimbabwe), Niagara (Canadá-EEUU) e Iguazú (Brasil-Argentina). Son éstas últimas las que más me gustan, así que las que quiero destacar, además de ser las únicas en las que he estado en dos ocasiones. Las Cataratas del Iguazú, están formadas por 275 saltos del río Iguazú, con una anchura de unos 2.700 metros. La parte superior del collage corresponde al lado brasileño. La parte inferior son de la parte argentina, donde se encuentran el 80 % de los saltos, entre los que destaca el más alto (80 metros) y el de más caudal de todos, que recibe el nombre de Garganta del Diablo. Es la magia del agua.

Nos desplazamos ahora a un país al que he viajado en cuatro ocasiones, Estados Unidos. Como nos dispongo de fotos digitales de Alaska, un estado excepcional, las imágenes que os presento corresponden a dos viajes por diferentes parques nacionales, especialmente dedicadas al que más me gustó (las cuatro de la columna de la izquierda), Yellowstone, al que también corresponden los bisontes del centro. Situado a una altitud media de 2800 metros, en este parque hay de todo: fauna, géiseres, lagunas termales y cascadas, pero no conseguimos ver ningún oso. Las otras tres fotos de abajo corresponden al Grand Teton y a Yosemite. El resto de imágenes, de arriba abajo e izquierda a derecha son de los parques nacionales del Gran Cañón, Arches, Zion, Monument Valley, Capitol Reef, Canyolands y Bryce Canyon, muchos de ellos situados en el estado de Utah.

He estado en dos ocasiones en Canadá, pero mi incursión al Yukón y la British Columbia queda ya muy lejana, así que todas las imágenes son de la provincia de Alberta y más en concreto a las espectaculares Rocosas canadienses. En el mes de junio el tiempo no nos acompañó, pues todas las tardes llovía. Todavía se conservaba bastante nieve, motivo por el que los animales se acercaban a la carretera en busca de hierba verde y flores, así que pudimos contemplar increíblemente cerca ardillas, wapitis, osos negros, enormes osos grizly, cabras blancas muy difíciles de ver, muflones y gran variedad de cérvidos, casi todos mudando la piel. Vamos, una gozada. Recorriendo los parques nacionales de Banff, Jasper, Yoho y Kootenay, disfrutamos también de impresionantes paisajes como las Athabasca Falls, el Moraine lake, lago ubicado en el Valle de los Diez Picos, el Bow lake, situado a 1920 metros de altitud y rodeado de montañas nevadas y con bloques de hielo en su aguas, el Campo de Hielo y el Glaciar Athabasca, además del Maligne Canyon. Las Rocosas son uno de los lugares naturales más salvajes que conozco.

Espero que os haya gustado esta primera selección de espacios naturales. Dentro de quince días espero volver con nuevas propuestas cada vez más cercanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *