La verdad

Los políticos catalanes que están siendo juzgados en Madrid lo que necesitan es que salga la verdad, porque solo así podrán librarse de las penas que quieren imponerles con saña. Como bien dijo Joaquim Forn en su defensa, Catalunya no declaró la independencia: todo era papel mojado. Así lo hicieron (y así se lo contamos) precisamente para tener una salvaguarda legal. Ahora, después de sufrir a una justicia española vengativa, ese relato, el de la verdad, es el único que puede salvarles. Más les vale a los presos que quienes sostienen y alientan el otro, el falso, dejen de hacerlo cuanto antes.

Y nada más que la verdad

Durante el juicio a los políticos catalanes, el periodista Rafael Méndez tuiteaba: “Junqueras dice que la DUI era parte del diálogo y la negociación. Destaca que él asume las responsabilidades para que no caigan sobre otros. Le ha faltado añadir que no como otros”. Junqueras carga, además de con su responsabilidad, con la de Puigdemont, el mismo que servía de justificación al juez para mantener la prisión preventiva por riesgo de fuga y reiteración en el delito. Urge que empiecen y empecemos a contar la verdad y a explicar los actos de cada uno sin épica ficticia.

Si no, la solución la impondrán otros

Si los catalanes y quienes queremos ayudarles no empiezan a desanudar sus problemas serán otros los que aporten soluciones, como Vidal Quadras en Twitter: “La solución al problema separatista: cirugía (155 amplio por tiempo indefinido) y rehabilitación (cambio en la opinión pública mediante la educación, las redes y los medios de comunicación). Duración del tratamiento: el necesario (mínimo una generación)”. Es decir: borrado de cerebros y aniquilación de ideas. Esto es a lo que se exponen quienes no quieren ser posibilistas por miedo a sus propias mentiras.

Las urgencias de la policía

El Sindicato Unificado de Policías no tuvo ningún reparo en empezar la semana subiendo a Twitter una foto de sus representantes en la manifestación del trifachito junto a Santiago Abascal. Aseguraban que ellos estarán con quien les apoya, independientemente del partido al que pertenezca. Sin embargo, terminaba la semana reclamando junto a otros sindicatos que Pedro Sánchez blinde la equiparación salarial antes de abandonar Moncloa. ¿Es compatible esta exigencia con la foto del domingo, como se preguntaba en Twitter Jorge Matías? ¿O es una especie de chantaje?

Las purgas preelectorales

Por desgracia, hay un Jorge Bustos anterior a su nombramiento como jefe de Opinión en El Mundo, y otro, posterior. El primero era un columnista y cronista extraordinario. El segundo es un hooligan que ya ha dilapida todo su crédito. Sin embargo, a veces surgen destellos en Twitter de lo que fue: “En la Diputación Permanente se están produciendo escabechinas soviéticas. El sanchismo se carga a Barreda y Soraya Rodríguez -por criticar al líder-, el casadismo prepara otra contra el marianismo y el pablismo se dispone a laminar el errejonismo. Ah, el familiar olor de la purga”.

¿Era broma?

Era tan evidente que esto iba a pasar que reconocer que en esta misma columna lo advertimos da hasta cierto rubor: al final, Marta Rovira reconoce que no proclamaron la república catalana, que aquella puesta en escena no tenía ninguna consecuencia política. Ya lo sabíamos cuando lo vimos, cuando mantuvieron la bandera de España o cuando empezaron a desdecirse rápidamente. Este “sí pero no” por las consecuencias hace, además, un daño difícil de reparar al movimiento independentista.

Nacionalistas acomplejados

Mariano Rajoy, Albert Rivera, Rosa Díez, Santiago Abascal, Alejo Vidal-Quadras y la Fundación José Antonio Primo de Rivera, entre muchos otros, han compartido y aplaudido en Twitter el vídeo de Marta Sánchez cantando con su propia letra el himno de España. Todos ellos, con un sentimiento nacionalista legítimo, alababan el espectáculo y el momento españolista. Pero todos ellos negarán su nacionalismo y acusarán a otros de padecerlo. Ya sabemos que no hay peor nacionalista que el acomplejado.

Anna Gabriel, refugiada

Al parecer, Anna Gabriel explicará hoy la estrategia de su defensa que, de momento, empieza con su viaje a Suiza para darnos desde allí los argumentos. La de la CUP, eso es innegable, ha preferido ahorrarse el paseíllo y la comparecencia ante el juez, marcándose lo más parecido posible a un Puigdemont pero en el corazón de las cuentas bancarias opacas, que tiene su gracia para una antisistema. Del mismo modo que en el caso del President, me parece un error la decisión y ridícula la justificación. La que sea.

Somos pobres porque tomamos café

En Espejo Público, de Antena3, tuvieron el cuajo de llamar a una experta para explicarnos que somos pobres porque queremos: si nos ahorramos el café de cada día tendremos una jubilación mucho mejor. Hagan números. A partir de aquí, los cálculos son infinitos: si no comemos, ahorramos. Si no compramos ropa hasta que nuestra única camisa esté agujereada, ahorramos. Porque no somos pobres por la rebaja de las condiciones y el de la cafetería no merece trabajar.

Empezar por el final

Antonio Agredano habla de Córdoba en su post sobre el cambio de nombre de las calles, pero en realidad es aplicable a cualquier ciudad. Esa y cómo está escrito es la grandeza de este texto. Agredano no niega la necesidad de borrar un pasado fascista, pero sí mete el dedo en la llaga de lo que vendrá después. Nombres comunes huecos (amistad, fraternidad) y batallas por imponer nuevos nombres propios que acabarán desbaratando no solo el callejero, sino también la necesaria reparación.

¡A la mierda!

300 retuits y 210 “me gusta” tiene el tuit con el que la Fundación Francisco Franco desea buen verano a sus seguidores. La imagen del dictador golpista sonriente, amable, incluso satisfecho, es un insulto a la inteligencia, la memoria y la dignidad. Han ganado, siguen ganando, siguen luciendo orgullosos que ellos, los franquistas, hacen y dicen lo que les da la gana, y a los que nos molestamos que nos folle un pez de pantano. Pues, miren, no: defensores de Franco, váyanse a la mierda.

Concurso de tonterías

Sobre el procés catalán hemos leído muchas tonterías… ¡Y las que nos quedan! Al regreso de las vacaciones vamos a tener un septiembre muy caliente con el concurso de burradas lanzado y que no terminará el 1 de octubre. A estas alturas ya no sé qué otros rebuznos leeremos, pero el de Alejo Vidal-Quadras tiene tela: después de los ataques (injustificables) de movimientos relacionados con la CUP concluye que la Catalunya resultante será “una mezcla de Venezuela y Siria”.

A Blesa le votó IU

Si algo quedará en el “debe” de Alberto Garzón al frente de IU es su cinismo cuando habla de los bancos en general y de la deuda de su partido y Caja Madrid en particular. Cristian Campos recordaba en Twitter (agárrense) que Miguel Blesa fue presidente de la entidad gracias a los votos a favor de los tres representantes de IU y el de CC.OO. en el Consejo. A cambio, el expresidente de Caja Madrid concedió a este partido el 87% de los créditos destinados a partidos políticos.

“Nicolasito” Maduro, como papá

Ayer leí en Twitter una gilipollez antológica: a los que no nos gusta Nicolás Maduro lo que no nos gusta en realidad es que un conductor de autobús de la clase trabajadora haya llegado tan lejos. ¡Y olé! Lo que no soportamos de Maduro ni de nadie es el nepotismo: el único hijo de Maduro acompañará a su madrastra como electo en la Asamblea Constituyente que, a espaldas del parlamento, perpetuará el desgobierno. “Nicolasito” lleva en altos cargos gubernamentales desde que su padre llego a la presidencia.

El silencio de Piqué

Yo quiero que en la liga en la que compiten nuestros equipos estén los mejores jugadores. Así que la salida de Neymar no es una buena noticia para la competición… Y cuidado con el Barcelona que tiene más de 200 millones para gastar. Lo único bueno del fichaje del PSG es el silencio de Gerard Piqué, que anunció en Twitter que el brasileño se quedaba haciendo de presidente y jefe de prensa a la vez. Neymar le ha hecho un regate en el 84 cuando ya había metido varios goles.

Los escraches nunca tuvieron gracia

20160218_escraches

Me parece bien cada palabra del tuit de Borja Sémper sobre el escrache que ha sufrido un alto cargo de Ahora Madrid en el ayuntamiento: “Concejal de Madrid (Podemos) con coche oficial sufre escarche. Algunos que antes aplaudían ahora denuncian. Siempre ha estado mal, chicos”. La socialista madrileña Martu Garrote, por su parte, tiraba de sarcasmo mientras señalaba el tuit de Ganemos Madrid en el que hablaban de “acoso de los manifestantes”. Eso ha sido siempre un escrache, como decía el del PP.

Ni las sumas son reales

Algunos tuiteros siguen repasando el documento que Pablo Iglesias utilizaba para asegurarnos que él quiere negociar cuando, en realidad, lo que busca es repetir las elecciones. Además de los pasajes de fantasía que hemos encontrado, hay páginas que exhiben una falta absoluta de cuidado: sumar 35.000, 30.000 y 3.000, y que el resultado te dé 96.000 es solo un ejemplo de que el documento, como la negociación, solo les importa para hablar de él, porque lo que quiere Iglesias son elecciones, y el que esté pasándolo mal que se aguante.

La base acrítica

Los simpatizantes y votantes de Podemos se tienen a sí mismos como críticos con el actual sistema. Y en parte tienen razón: son exactamente tan críticos como quienes han votado a cualquier opción que no sea el PP. Pero no mucho más. Como muestra, el apoyo a Rita Maestre, una política imputada, como bien recordaba el usuario de Twitter @dexamina. Él mismo había encontrado en esta red social a una buena cantidad de seguidores de Podemos que, de un modo tan acrítico como para no darse cuenta de la imputación y la doble vara de medir, apoyaban a Maestre con un mensaje dictado.

Pablo Iglesias, admirador de Alejo Vidal-Quadras

Pensaba que Pablo Iglesias iba a ser un poco más prudente, incluso lo suficientemente listo como para no hacer la pelota en Twitter a un cavernícola como Alejo Vidal-Quadras, que pidió la intervención de la Guardia Civil en Catalunya contra Artur Mas, que se alineó con Santiago Abascal mientras éste militaba en el PP, que ha dicho barbaridades contra la ley del aborto de Zapatero y el matrimonio entre personas del mismo sexo… Pero Pablo Iglesias asegura que “siempre” admiró su inteligencia. ¡Un aplauso!

Los enchufes de Podemos

Circula en Twitter un pantallazo con los enchufes de Podemos en esos espacios “del cambio” en los que lo único seguro es que algunos han cambiado su estatus laboral a mejor gracias a la cosa pública: el hijo de una activista de Ahora Madrid (105.000 €), la ex novia de Errejón (94.000), el sobrino de Carmena (77.000), la ex novia de Pablo Iglesias y la actual pareja de Joan Ribó (60.000), la ex novia de Zapata, el hermano de Alberto Garzón y la ex directora de La Tuerka (50.000), el marido de Ada Colau y el profesor que contrató a Iñigo Errejón (40.000).

Urkullu y el pleno

20140926_urkullu

Mi impresión es que el Pleno de Política General en el Parlamento vasco generó menos movimiento en Twitter que otros años. Al parecer, la normalidad política por fin se instala en Euskadi y los nervios se calman a unos meses de las próximas elecciones municipales y forales, e incluso en quienes se dedican a agitar los árboles que les señalan desde los partidos políticos. Solo Bildu puso en marcha de un modo coordinado su habitual y perfectamente legítima estrategia de desgaste, mientras que desde las cuentas del lehendakari reforzaban los argumentos económicos y sociales.

Rajoy, mariquita

Hay días malos y días muy malos, y el responsable de la cuenta en Twitter de la agencia EFE, ayer, vivió uno de los peores que recuerda, seguro. ¿Por qué? Pues porque al ir a poner #MarianoRajoy, así, con un hashtag, el autocompletado le jugó una mala pasada y puso #MarianoMariquita. Este error tiene varias lecturas: la primera, que muchos community managers no revisan lo que escriben; la segunda, que quien twittea para EFE ha tweeteado en alguna ocasión ese #MarianoMariquita; la tercera, que los hashtags están sobrevalorados; y la cuarta, que en Twitter, al parecer, nunca nadie ha cometido un error en su trabajo.

Pedro y Pablo ya no son amigos

La casualidad ha querido que los dos líderes que se autoproclaman de izquierdas actualmente (con IU en una grave crisis) se llamen como los personajes de los Picapiedra, Pedro y Pablo (o como ese dúo humorístico que formaban Pedro Reyes y Pablo Carbonell). Pero esta vez no se llevan nada bien, de hecho, “la dificultad en encontrar un equilibrio a la hora de atacar a Podemos, ha llevado al PSOE a crear un grupo de trabajo, una especie de célula de crisis, para seguir a diario la evolución de Pablo Iglesias y de su equipo. Este grupo escudriña las propuestas con las que Podemos aspira a concurrir a las próximas elecciones autonómicas con el fin de desacreditarlas”, según ‘Vozpópuli’.

Más a la derecha

Quien no tiene el problema de Pedro Sánchez es Mariano Rajoy. A la derecha del PP hay un hueco tan reducido que solo caben dos partidos menores: UPyD y Vox. Dos partidos que, además, se empeñan en atomizarse. Por un lado, UPyD se desangra con las cuchilladas de Ciutadans, y por el otro, en Vox son pocos y ya mantienen luchas internas: la marcha de Vidal-Quadras no ha supuesto para Santiago Abascal un ascenso placentero. Más bien, todo lo contrario: anuncian lucha por el poder y división en un partido plagado de críticas desde dentro y dimisiones.

La BOS, ¿la orquesta favorita del Mundo?

Lo hemos encontrado en ‘About Basque Country’, uno de los blogs nominados a mejor bitácora vasca en los premios de DEIA que entregamos ayer: la orquesta sinfónica de Bilbao se ha presentado al concurso que organiza la web especializada ‘Bachtrack.com’ para ser la orquesta sinfónica favorita… del mundo (¡que para algo es de Bilbao). Para lograrlo, los aficionados solo tienen que seguir unos pasos bien descritos en la bitácora y el Facebook de la BOS, y asegurarse de escribir en el campo correspondiente: “Bilbao Orkestra Sinfonikoa” para que todos los votos sumen. ¡Suerte!