Sí, puede que haya cierto revanchismo

Twitter me facilita mucho encontrar temas para esta columna, pero sin Facebook nunca hubiera existido. Del mismo modo, sin Facebook, entendido como el principio de las redes sociales digitales y de una Identidad Digital más compleja, no estaría dedicándome a lo que hago. Así que es imposible para mí sentir ganas de revancha hacia Facebook, como sí hará una parte importante de la prensa. Ícaro Moyano lo ha sintetizado muy bien (en Twitter): “Es la guerra. Facebook lleva años siendo hostil con los medios y ahogándoles. Ahora los medios se van a cobrar la pieza.

La tele (pública) según la (extrema) derecha

Parece un titular de la web satírica “El Mundo Today” pero no lo es. Santiago Abascal respondió a Federico Jiménez Losantos que “se pueden dejar el programa de toros y el de Juan Imedio” en Canal Sur en el caso de que no sea posible su cierre. Ahora, díganme qué modelo prefieren: ¿el normalizado que genera tejido empresarial audiovisual pese a la discusión política, periodistas y a pie de calle (inevitable) sobre sus contenidos, o uno “nuevo” (del cambio, ya saben) que toma a la ciudadanía por tonta, directamente? Seguro que entre uno y otro está la virtud, pero no en el punto medio.

Nos equivocamos igual

A veces yo también menciono a Enrique Dans como máximo exponente de una época, esa en la que leíamos blogs en los que algunos (como Dans) consideraban que gracias a Internet íbamos a ser más libres, más listos y, si me apuran, hasta más guapos. Mr. Insustancial tuiteaba hace poco algo parecido: “De aquellos análisis de Enrique Dans sobre cómo los medios digitales iban a superar en calidad y ética a los medios tradicionales lo que más me fascinaba es que se desmontaban con una sola pregunta: ¿por qué? La respuesta eran cosas peregrinas como ‘estarán hechos por gente’”.

La resaca del 21-D

Además de las imágenes que servirán a unos para decir que en Catalunya se vive en un estado prebélico y a otros para decir que en Catalunya se está viviendo una revolución, y de la hostia que se comió el provocador con cámara Cake Minuesa, la resaca del Consejo de Ministros en Catalunya debería de incluir un dolor de cabeza para los de Sociedad Civil Catalana, que andan midiéndose las hojas de la navaja en público: la asociación contraria al independentismo ha sido descabezada y parece que desde dentro han dejado correr rumores de malgasto de dinero, justo cuando Vox tiene más fuerza que nunca.

La partida es muy larga

He sido el tipo raro en mi sector: soy de los pocos que tiene un trabajo estrechamente ligado a la tecnología y no ha invertido en criptomonedas. Todavía somos menos los que seguimos viendo un modelo de estafa piramidal de base tecnológica, esa excusa que sirve para eludir impuestos a muchas empresas con modelos de negocio basados en aplicaciones y posesiones de terceros. Pero no escribo esto para sacar pecho y decir que tenía razón. De hecho, espero no tenerla y que todos mis amigos recuperen sus inversiones en bitcoins y similares después de un 2018 desastroso.

Lo que opina un andaluz

Si siempre es interesante leer a Antonio Agredano, esta vez su condición de andaluz y socialista militante solo suman. No se lo pierdan: “No tengo miedo a Vox, pero sí una profunda tristeza. Si Vox es una alternativa, es que las opciones eran realmente pobres. (…) Vox es más consecuencia que causa. Algo esperable. Un síntoma más de estos tiempos líquidos. Informarse a través del WhatsApp. Individualismos insostenibles. Vileza en los partidos políticos. Medios de comunicación privados al servicio del espectáculo y las audiencias”, escribe casi como si nada.

Por esto

Si Vox ha alcanzado un resultado tan tremendamente bueno, como bien apunta Agredano, es porque algunos medios que alardean de situarse en su contra les han dado espacio (y han provocado saltos mortales ideológicos de miles de votantes). También porque medios serios hablan de lo que a Vox le interesa (inmigración, discriminación positiva, Europa). Y porque, vaya, hay muchos españoles que consumen esa ideología: en Libertad Digital anuncian con orgullo que el programa de Federico Jiménez-Losantos es uno de los podcast más descargados del año en iTunes.

Pan y circo

No, no soy uno de esos que van de listos y aseguran que tanto fútbol y tanta tele atonta. Al contrario, creo que si algo nos vuelve más tontos es el terreno de juego de los que van de listos: Internet. Pero sí me parece sintomático que entre los vídeos de YouTube más vistos del año en España abunden los de actuaciones de OT o Factor X. Al final, la televisión para adolescentes ocupa tiempo por partida doble: en la propia tele y en los millones de revisionados en Internet. Por cierto, el que más tiene (20 millones de reproducciones) es el famoso “Cómeme el Donut”.

Google nos posee

El paso de gigante de Google fue integrar nuestro correo electrónico con su navegador: hoy abrimos sesión cuando nos conectamos a Internet, directamente, y Google va recolectando información sobre nosotros, casi, uva a uva. Pero le damos tanta sin darnos cuenta que, según ADSL Zone, Google ya es capaz de reconocernos cuando nos sentamos delante de un ordenador y, sin abrir sesión, empezamos a operar: lo que buscamos, lo que hacemos, cómo lo hacemos, permite a Google establecer un patrón. Pero la mayoría no hacemos nada malo, así que, ¿de qué preocuparse?

El trumpismo en una noticia

Espero que Donald Trump no revalide su mandato y pierda su reelección precisamente: una salida dolorosa es lo mejor que podría pasarnos a todos para evitar también a futuros Trumps. Un tipo insensible, encerrado en sí mismo, y que ha dado alas y dinero a los Bannon de turno que recorren Europa vertebrando y dando aliento a la extrema derecha. Un tipo que no se da cuenta de que una inmigrante ilegal como Victorina Morales es la que le hace la cama, limpia su baño y quita el polvo a sus trofeos de golf en el club para millonarios en el que practica este deporte.

Vox ya gana… En Instagram

No me canso de recordarles la gravedad de la escalada de la extrema derecha en el Mundo, Europa y España, y el dato de que Vox ya gana a Ciudadanos, PP y PSOE en Instagram, me parece sintomático. ¿Qué hay en su cuenta para ser tan atractiva? Populismo y banderas de España por un tubo. Nada interesante, realmente. Pero, ojo: ganan en la red social que más crece, que es además la favorita de los más jóvenes, y es evidente que, pese a sus discursos cavernícolas, se manejan bastante bien en la comunicación mainstream. Así acumulan casi 65.000 seguidores, y no todos son curiosos.

¿Inofensivos?

¿De verdad quieren que nos creamos que un tipo con un montón de armas, alguna incluso modificada ilegalmente, que sabe manejarlas y que cuenta sus intenciones de matar a Pedro Sánchez de un modo que asusta hasta a una de Vox, es un tipo inofensivo? Pero la intención no es lo peor de la pieza de Esdiario, lo peor son los argumentos: “Todo eran guasas por parte de una cuadrilla de personas de ideología de derechas, sin más, y aficionados a la armas”. De derechas y aficionados a las armas que hacen chistes sobre magnicidios tiene que ser, al parecer, un “sin más”.

A Losantos se le queda corto Rivera

A Federico Jiménez Losantos se le empezó a quedar corto todo el mundo salvo Aznar, aunque de talla, como el periodista, no iba sobrado. Luego, se le empezó a quedar corto el PP de Mariano Rajoy. Años después, por fin encontró a Rivera. Y ahora, en un tiempo récord (se ve que Losantos se hace mayor), ha decidido que Rivera también se le ha quedado corto: Abascal es ahora para el de Esradio el mejor político de España. Porque esto va así en su cerebro: el que a él le gusta (y le gusta porque se pega mejor a la pared derecha) es el mejor político de su país sistemáticamente.

¿Con dinero público?

Después de pasar la indignación tras comprobar que, como suponíamos, la familia Franco ni posee ni mantiene la tumba en la que están los restos de Carmen Polo, porque son de Patrimonio Nacional (es decir, de mí y de usted aunque no queramos), igual que la Capilla que da cobijo a la tumba, empecé a pensar que, por el poco dinero que resulta, ese espacio puede ser el más idóneo para que “descanse” también la momia del dictador. El cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, está alejado de la ciudad (no como la Almudena), y la custodia pública parece hoy una buena idea.

No les da para más

Terminamos ya con este recital de lo rancio confirmando, también, algo que suponíamos: las pocas luces de algunos. En concreto, de quienes intentan boicotear el restaurante de Dani Mateo, el humorista (hay que diversificar el negocio) que se limpió los mocos con la bandera de España… Y se equivocan de local. Ahora hay otro restaurante que está sufriendo la ira, vía mentiras en TripAdvisor y otras redes, de todos esos a los que el coco solo les da para indignarse mucho por lo que les dicen que hay que indignarse mucho y machacan un link equivocado.

Machistas de mierda, también en política

20160403_machistas

Félix de Azua, académico de la RAE y uno de los fundadores de Ciudadanos, ha dicho de Ada Colau que “debería estar sirviendo en un puesto de pescado”. Ser pescatera, sin duda, es mucho más digno que ser un machista de mierda con el halo de académico de la lengua. No está mucho mejor Federico Jiménez Losantos, desnortado por completo, y que recibirá la demanda que ha presentado Carolina Bescansa contra él porque sugirió que la diputada llevó dopado a su bebé al Congreso.

Se ríen de nosotros

Cuando me enteré por medio de OK Diario de que Ana Botella había sido contratada por la Organización Mundial del Turismo como “asesora sobre turismo urbano del secretario general de la Organización, Taleb Rifai” no pude evitar pensar en Paquirrín, el hijo de Isabel Pantoja y Francisco Rivera. Ambos me parecen ejemplos perfectos de que en España no es necesaria formación alguna para ganar dinero a manos llenas, y que unos buenos contactos y un apellido adecuado, aunque sea como consorte, son la mejor carrera.

¿Quién queda en UPyD?

Después de la baja de una eurodiputada, cuatro concejales (ninguno de los cinco aclaran, como bien recuerdan en Vozpópuli, si además del partido abandonarán sus cargos y sus sueldos) y otros 24 afiliados, parece que en UPyD solo quedan quienes sin UPyD no van a ser nada. No obstante, no me extrañaría ver que entre los últimos que se abrazan a este árbol yermo estarán los próximos conversos que nos explicarán, bajo otras siglas y, a poder ser, mismo sueldo, cómo ellos se cayeron del caballo porque su capacidad regeneradora no podía perderse.

La herencia que recibirán, también en RTVE

Lo que era fácil intuir ya se ha confirmado: Mariano Rajoy, el que se tiró tres años quejándose de “la herencia recibida” de Zapatero, será el responsable de una herencia económica y política absolutamente desastrosa. Herencia que se extiende a una RTVE que pasa olímpicamente de su propio rigor presupuestario y que se ha lanzado a gastar para recuperar audiencia. Otros 38 millones de euros en pérdidas que se taparán con el enésimo parche de dinero público.

Cuidado con las bromas

En el mundo anglosajón el 28 de diciembre se celebra el 1 de abril, y como la mayoría de herramientas digitales que usamos tienen este origen, nos enteramos de algunas de las bromas que han gastado. Algunas, especialmente desacertadas, como el chiste de Gmail que ha acompañado a e-mails muy serios en contra de la voluntad del usuario. Y otras, más acertados, como la de la web de contenido pornográfico, PornHub, que por un día mutó a “CornHub”, y llenó la home de vídeos falsos sobre mazorcas de maíz.

Y vuelve la mula al trigo…

20160328_mula

Si el problema es el Islam, podemos colegir que el problema también es el cristianismo, que se defiende en esta guerra santa. ¿O el problema son los terroristas y los intereses de quienes ganan mucho dinero en la guerra, y que usan el Islam como excusa? El ejemplo más palpable de que arrojar sombras de duda sobre quienes practican una religión es una tontería es ver quién lo hace: en Libertad Digital nos hemos encontrado con un ramillete de débiles justificaciones para señalar a los musulmanes, de parte de un contertulio de Federico Jiménez Losantos. ¿Más claro?

Como en todos los partidos, Juan Carlos

Vamos a dar por bueno lo que dice Juan Carlos Monedero: que la tensión interna en Podemos es una cuestión de fricciones lógicas hasta cierto punto. ¿Esto no es aplicable a todos los demás partidos? ¿O podemos concluir que las luchas internas de los partidos por reparto de poder, cuotas y esas cosas de la casta, ahora han alcanzado a Podemos, que sigue empeñado en convertirse en aquello que ha denunciado? Monedero, Iglesias y Errejón hicieron lo correcto: formar un partido porque no les gustaban los que había. Ahora solo están viendo lo que es.

Por fin la tecnología al servicio de la tecnología

Silicon Valley es un símbolo, y es absolutamente lógico que miles de europeos que triunfaban o querían triunfar en el sector de las TIC hicieran las maletas con ese destino. En El Confidencial recogen un hecho que hemos ido observando los del sector: son bastante los que se fueron y ahora hacen las maletas para volver. Al mismo tiempo, hemos visto que quienes se quedaron han trabajado y crecido, conectándose con todo el mundo y con importantes empresas. Todos, quienes se fueron y quienes se quedaron, merecen respeto y admiración.

La industria la mantienen unos pocos

Lo traigo a la columna porque el dato que hemos encontrado en Xataka me parece muy significativo: el negocio de las aplicaciones de juegos lo mantienen, prácticamente, el 0,19% de los usuarios totales de esas Apps. Ese porcentaje tan reducido es el que se gasta la mitad del dinero que ingresan las empresas por desbloquear opciones de juego, por ejemplo, y hace rentable la investigación y los desarrollos. Personalmente, me sigue sorprendiendo que nos compremos smartphones de 600 € y luego no queramos pagar menos de un euro por una aplicación o su mejora.

Espero que no

Esther Miguel se lo pregunta abiertamente en Magnet: “¿Es el escritor a tiempo completo una especie en vías de extinción?”. Personalmente, espero que no, pero la autora del post da buenas razones. Para empezar, son varios los ejemplos contemporáneos de escritores de éxito que eran profesionales de “otras cosas” mientras construían sus historias durante el tiempo libre. Para seguir, quienes tienen éxito como escritores y escritoras empiezan a trabajar en cuestiones relacionadas, pero con las que tienen que volver a aprovechar esos ratos libres para escribir.