Él se busca el apuro

Pernando Barrena no ha pasado su mejor semana: el eurodiputado de Bildu ha tenido que escuchar en una mesa que moderaba a su homólogo de Los Verdes defender que la alta velocidad ferroviaria es una alternativa ecológica y sostenible, y ha terminado cortando el discurso que, evidentemente, no le convenía. Todos hemos visto su incomodidad en YouTube. Lo que no conviene a ninguno de Bildu es la verdad: sus mentiras sobre el TAV van descubriéndose, y ellos solitos han convertido el tema en su problema. Primero era la fortaleza a atacar pero ha acabado siendo el castillo medieval a defender como puedan.

Pero, ¿qué dices?

¿Qué oiríamos decir a Díaz Ayuso si ETA siguiera activa? ¿Y a Albert Rivera? ¿Qué dirían sobre el terrorismo Iglesias y Echenique? Y la gran pregunta: ¿dónde estaban cuando ETA señalaba y mataba a políticos? No obstante, es evidente que algunos parecen añorar los discursos que les brindaban los de las pistolas: “No puedo permitir que el futuro de casi 7 millones de personas esté a expensas de si nos pegan un tiro o no”. Eso respondió Isabel Díaz Ayuso a Pedro Piqueras cuando éste le preguntó… ¡Por Ignacio Aguado! Y eso que esta semana el de Ciudadanos ha quedado como uno de los políticos más pusilánimes de España.

El régimen cubano

Si algo caracteriza a las dictaduras es que no se esconden y acaban dejando mal a quienes se empeñan en ponérnoslas como ejemplo: “Detienen en Cuba a Maykel Osorbo, cantante crítico con el castrismo”. Esta es, además, la “segunda vez en dos días” (Público). Osorbo no es cantante crítico normal: el gobierno está revolucionado, más que nunca pese a su retórica, porque el tema en el que participa, “Patria y Vida”, se ha convertido en un alegato generacional y contemporáneo contra la dictadura. Desde el entorno de Osorbo denuncian que están viéndose acosados por la policía, que no les permite salir de sus casas.

Menos chorradas

Twitter es un colector, pero si por fin lo cierran echaré de menos a tuiteros como Mr. Insustancial, que esta semana ha dejado un mensaje de esos que me hubiera gustado escribir a mí: “Si queréis ser fachas sed fachas pero, por dios, no echéis la culpa a los demás de vuestra decisión. Estoy hasta el coño de escuchar coartadas baratas”. Quienes justifican al que interrumpe a un eurodiputado que dice la verdad, que animan a la que tira de metáforas bélicas para justificar su falta de altura política, que apoyan a los que encarcelan a cantantes lejos y que golpean a fotógrafos cerca, dejaos de chorradas: sois fachas.

Casi un millón de personas haciendo el ridículo

Twitch es un fenómeno muy interesante: su oferta de canales y su modelo de negocio son maduros y llegan a un público que no está descubriendo un modo de consumir, sino que lo tiene asimilado. La incorporación de los grandes comunicadores de la nueva generación ha generado un efecto llamada que en Magnet encuadran perfectamente: “Twitch ya tiene más de un millón de canales en español. El 90% no supera los tres espectadores”. Es decir: hay un millón de personas o marcas haciendo el ridículo, queriendo parecer jóvenes y contemporáneos, y dándose una hostia contra la dura realidad.

«Esos pintores de los que usted me habla»

Arnaldo Otegi está a un paso de, en cualquier entrevista, llamarnos gilipollas a los que seguimos pensando que los que se dedican a pintar sedes de distintos partidos y el domicilio de Idoia Mendia tienen todo que ver con Bildu, y de referirse a los de los sprays como “esos pintores de los que usted me hablar”. Porque, según Otegi, es una locura pensar que si Pernando Barrena da la bienvenida en Twitter a un preso de ETA, quienes llaman la atención sobre la huelga de hambre de otro tienen algo en común con el eurodiputado de Bildu. Como si no hubiéramos visto otras pintadas, otras capuchas y otras excusas.

Cuestión de estilos

Hacer política riéndose de la gente es un estilo. Es el estilo de Otegi, que nos trata como si no tuviéramos ni memoria ni conciencia. Y fue siempre el estilo de Girauta que, con su habitual cara de perro, en el fondo, se descojonaba de que pudiera estar haciendo política con sus fobias. Ahora, el ex de Ciudadanos ha caído en desgracia, está enfadado de verdad y se nota la diferencia: “Bueno, no sujetáis a los perros, ¿eh? De acuerdo. Vosotros lo habéis querido. He dejado mi tierra y he roto con muchos amigos por defender la libertad. Vosotros, traidores, me vais a comer la polla por tiempos”, tuiteaba esta semana.

Antifascista y demócrata

No veo cómo puede ser uno antifascista y no ser demócrata. De hecho, no entiendo que una persona sana no sea demócrata. Si alguien defiende una dictadura, la que sea, para mí, el problema mental de esa persona es evidente, y tiene que empezar un tratamiento. Pero si Daniel Innerarity dice esto yo seguiré dándole vueltas: “Ser antifascista como condición para ser demócrata es, dependiendo de cómo se mire, una obviedad o algo discutible. Sería como decir que basta con ser antimalo para ser bueno”. Lo que tengo claro es que no podemos permitir que se declare antifascista quien no lo es.

Ser monárquico tampoco tiene sentido

Ser monárquico hoy tampoco tiene sentido salvo que vivas de esa monarquía directamente. Entonces, tampoco defiendes la monarquía: defiendes tu sueldo. Es lícito, pero nos sale demasiado caro a los demás. Hoy no hay ni una prueba del beneficio para España de una jefatura de estado hereditaria. Al contrario: Pilar Eyre recordaba que se cumple un año de la renuncia de Juan Carlos I a su agenda institucional. Y lo hacía con estas palabras de la amante del emérito: “El rey Juan Carlos es como un niño… No distingue lo legal de lo ilegal”. Ese es el resultado de la inviolabilidad de la Corona y el velo que le pusieron entre todos.

Demócratas… De aquella manera

Esta semana hemos visto cómo Marlaska sufría su propia medicina, como Ortuzar recordó en Telebilbao: el juez Marlaska era un azote para el gobierno de turno y el ministro Marlaska recibe los latigazos de los que se ven en la obligación moral de corregir, desde sus puestos funcionariales, a los electos. Miquel Roig lo resumía en Twitter, como siempre, mejor que nadie: “Que no pasa nada por que un ministro dé varias versiones distintas de un mismo hecho ya lo demostró Ábalos con el ‘Delcygate’. Lo que estamos midiendo aquí es hasta dónde llega la vergüenza torera de cada uno”.

Barrena, perseguido

20150216_barrena

Hay dos maneras de interpretar este tuit de Pernando Barrena: “Dos personas detrás desde que he salido de casa a las 8AM. Ya basta de acoso, derecho a hacer política en igualdad de condiciones ya!” (sic). O el político de Sortu se queja de un posible acoso policial. O a Barrena le han puesto escolta y empieza a vivir como han hecho muchos cargos políticos, empresarios, jueces y abogados en Euskadi durante décadas. Ambas opciones son igual de terribles, aunque para algunos, ayer hoy y siempre, una será menos mala que la otra.

De Juana, pon un par de copas aquí

Iñaki de Juana se ha tirado media vida salvando la patria vasca a la manera de ETA, fuera y dentro de la cárcel (donde se pasó 18 años pese a estar condenado a más de 3.000), quiso convertirse en un icono de la resistencia con una huelga de hambre muy mediática, huyó a Irlanda del Norte… y ha acabado despachando licores en un viejo negocio de Venezuela, como relatan en ‘Vozpópuli’, donde recogen, entre otros, la información de ‘El Mundo’. De este modo, De Juana se une a la lista de “refugiados” colocados en el sector servicios en los países de acogida, que ya citamos la semana pasada.

Actualización a día de la fecha: me ha resultado especialmente divertida [Enlace roto.] de personas que viven en los alrededores de la licorería en la que trabaja Iñaki de Juana, al que se refieren como «el español».

¡Feiz “batacazo” el de Podemos!

Lo que será y logrará Podemos todavía está por ver. Pero lo que ya han puesto de manifiesto los de Pablo Iglesias, además de su arrogancia, sus problemas internos y que han adquirido los vicios de la “vieja política” que tanto defenestran, es que en la derecha son unos inútiles haciendo oposición. En ‘El Semanal Digital’ adelantan que se pincha la burbuja de Podemos porque pierde tres puntos… ¡aunque sigue siendo la formación con más intención de voto! Los mismos que fabricaron nacionalistas vascos y catalanes, crean ahora votantes de Podemos.

Más soberbia

Podemos surge como alternativa por la izquierda al PSOE, y Ciudadanos trata de adelantar por la derecha al PP. Ambos partidos se basan en reivindicar la falta de ideología (como si eso fuera un mérito), en el insulto fácil (“casta”, “mafia”), en el populismo y en la soberbia. Por ejemplo, Albert Rivera cometió un error de primero de relato político cuando fue a Málaga (una provincia pesquera) a decir que ellos enseñarían a pescar en vez de repartir pescado (‘e-Notícies’), y certificó la sombra permanente de la sospecha en Andalucía.

E Idoia Mendia, ¿qué opina de esto?

Después de que haya rodado la cabeza de Tomás Gómez, Pedro Sánchez quiere más. Y el siguiente puede ser Eduardo Madina, para el que ya tendría un argumentario en contra que aplicar como un martillo pilón: “Es un diputado raso más”, “no lidera ningún frente”, “solo le apoyaron los críticos de siempre”. Incluso planea ubicarle en la lista electoral en un puesto que no le garantiza el escaño (‘El Confidencial Digital’). ¿E Idoia Mendia, que acogió a Pedro Sánchez el domingo, qué opinará del maltrato a un socialista vasco tan relevante?

Segunda actualización a día de la fecha: estaría bien saber qué opina Idoia Mendia también sobre [Enlace roto.] en Vitoria-Gasteiz.

Requerimientos

20140716_requerimientos

Después de que Pernando Barrena señalara a EAJ-PNV como un agente violento del conflicto, con todo el morro del mundo, Joseba Permach califica en Twitter de “gran artículo” el firmado por varios presos de ETA y publicado en ‘Gara’, en el que son muy, muy explícitos: “Requerimos al PNV autocrítica reconociendo el mal causado con su apoyo a las políticas de excepción”. Esa es la frase que destacan los propios autores, el periódico y el político. Un requerimiento por el daño causado por parte de ETA al partido nacionalista que siempre rechazó la violencia. Esta es la Euskadi en la que nos quieren envolver algunos.

Pedro Sánchez, el conocido

Iñaki Anasagasti describe así en su blog de DEIA al nuevo secretario general del PSOE y a su rival: “Madina ha sido años el designado por los dioses para serlo todo en el PSOE. El tapado antipático que viviendo en Madrid pasa por intelectual y aunque está casado con sevillana que curiosamente trabaja en Telefónica y Sánchez, casado con bilbaína y con una hija llamada Ainhoa, la España profunda prefiere el desconocido por conocer, que el conocido que viene del Norte. Lo demás no se entiende que en Andalucía haya vencido tan mayoritariamente Sánchez. Eso no es una elección libre. Eso es actuar por consigna y por un antiMadinismo muy marcado”.

Pedro Sánchez, el percibido

Pero para quienes estamos lejos de Ferraz y de ese aparato que tocaba a Sánchez y a Madina, pero al primero mucho más que al segundo, y que nos confunde porque lo que importa es no parecer del aparato pero ser el designado, Pedro Sánchez es un constructo poco atractivo. Me quedo con dos tweets realmente brillantes. El primero, de @deploreibol: “Sánchez ha mostrado que ser varón, hetero, guapo, de la capital y aupado por el poder no es obstáculo para alcanzar tus sueños”. El segundo, de @mort: “Las críticas a Pedro Sánchez me parecen exageradas: está muy bien hecho y parece de verdad”.

Pedro Sánchez, el patrón

Lo primero que tiene que afrontar Pedro Sánchez es el ERE como la copa de un pino en el que está metido el PSOE, según ‘Nueva Televisión’. Una regulación de empleados y empleadas llevada a cabo con la ley del PP que tanto criticón y producto de una constante caída de resultados y, por lo tanto, empleados asignados y necesidades. Una regulación para la que necesitó liquidez que extrajo de hasta cuatro bancos y que supuso la eliminación de 123 puestos de trabajo por medio de despidos, bajas incentivadas y prejubilaciones.

Puertas giratorias… y atascadas

No seré yo quien critique que un trabajador de la empresa privada pase a la política durante unas legislaturas y luego vuelva a la empresa privada. De hecho, así tienen que ser las cosas: mejor un profesional político que un político profesional, en mi humilde opinión. Pero mal profesional y mal político fue Juan Junquera, secretario de Estado de Telecomunicaciones con el PSOE que otorgó subvenciones de 1,2 millones de euros a Gowex antes de pasar a ser consejero de esta empresa, según ‘El Confidencial’. Una empresa que fue un fraude en la época de las subvenciones y en la del consejo en la que se integraba Junquera.

Bienvenidos

20140620_bienvenidos

Celebro sinceramente que la que se autoproclama izquierda abertzale haya descubierto, por fin, la Ikurriña y lo que ésta significa: la bandera de un País sin rey. Lo celebro porque su apuesta ha sido errática, primero por un invento como el Arrano Beltza (emblema militar e incluso monárquico) con la única intención de sustituir la enseña diseñada por Luis y Sabino Arana, y porque, por fin, se han dado cuenta de que la bandera republicana española es eso, otra bandera española. La parlamentaria Lur Etxebarria mostraba con orgullo en su Twitter la que Bildu ha puesto sobre el escaño de alguien que siempre la ha defendido sin dudar: el lehendakari Urkullu.

Lo que dice Sortu sobre Kutxabank

Maribi Ugarteburu fue solo una más de quienes difundieron una imagen en la que, según ellos, la sede de Kutxabank en Madrid estaba engalanada son banderas españolas para el día de ayer. Pernando Barrena y periodistas que les ríen las gracias también se hicieron eco. Pero no estaban en lo cierto: efectivamente, el edificio lleno de rojigualdas tiene una sucursal de Kutxabank en su planta baja, pero los balcones pertenecen a un casino militar, como les recordaba Aitor de la Villa también en Twitter. Pero, ¿a quién le importa la verdad en Sortu o Bildu cuando puede empañarse aún más la imagen de Kutxabank

Desinformación sobre desinformación

Juan, de 68 años, no tiene ninguna culpa de estar desinformado hasta el punto de declarar: “Me gusta Felipe VI, a ver si arregla el paro que hay”. La cita la recoge ‘El Confidencial’ en Twitter, que anduvo a la caza y captura de grandes frases de ciudadanos que salieron a virtorear al nuevo rey de España. Un rey que ayer lució “Toisón Oro, Banda del Collar Carlos III, Grandes Cruces de Carlos III, Mérito Militar, Naval y Aeronaútico”, según la cuenta oficial de la Casa Real española, sin que sepamos qué méritos acumula para poseer semejantes reconocimientos.

A tope

Twitter se llenó ayer de loas al nuevo rey, al viejo, y a todo lo español… menos su selección de fútbol. Pero también de críticas, de reclamaciones republicanas y nacionales ajenas a España, y de fotos que contrastaban con lo que los medios oficiales se empeñaban en mostrar: un gran apoyo popular a la monarquía. Pues bien, no fue así: fotos de las calles de Madrid vacías, desde diferentes puntos de vista, y de la plaza frente al palacio franquista desde el que Felipe VI saludó a sus víctimas, con menos de la mitad de la calle ocupada, mostraban otra verdad.

Dimes y diretes

Miguel Ángel Rodríguez fue la imagen del político español “medio” ayer: cachondote con la monarquía: “Ecología, Empleo, Igualdad de la mujer, Paz mundial: conceptos de un reinado del Siglo XXI”. La pena es que el reinado, en sí mismo, no es del siglo XXI. Otro: “’Aquí caben todas las formas de sentirse español’, dice el Rey”. El problema es que algunos no tenemos forma de sentirnos españoles. En el otro extremo, la cuenta en Twitter de ‘Orgullo y Satisfacción’, satírica como los autores de este volumen, veía en las hijas de Felipe VI a las inquietantes gemelas de ‘El Resplandor’.