Nunca debió salir de Valladolid…

20141024_valladolid

En el PP de Rajoy, Sáenz de Santamaría, Cospedal y Moragas parece que están dispuestos a echar la culpa de todo lo malo a Aznar. De todo lo malo que no pudieron cargar a Zapatero ni a los nacionalistas catalanes y vascos, claro. Es decir: de su propia corrupción. Nos hemos encontrado con esta filtración en ‘El Confidencial Digital’, donde señalan los nombres de Blesa y Rato como los primeros de una lista con la que la actual dirección marcará distancias para exhibir que ellos también (ríanse, que es gratis) luchan contra la corrupción aznarista.

Cambio a Aznar por UPyD

Y mientras José María Aznar puede ser el sacrificado (habrá que ver cómo le sienta y cómo reacciona el ex presidente, al que la mala leche le delata), Rosa Díez puede ser la escogida por Mariano Rajoy para afrontar los retos de España. En ‘Vozpópuli’ hablan de “luna de miel”: “El presidente y los barones del partido no perderán la oportunidad de contar con UPyD después de las elecciones municipales y autonómicas”, y aunque la excusa es el ascenso de Podemos, lo cierto es que es el desencadenante: UPyD ya no azota al PP y ha perdido espacio como catalizador de la indignación.

“El pequeño Nicolás” tampoco era muy listo

A Nicolás Gómez le podía el ímpetu juvenil: se presentaba como testaferro de Felipe VI y acabó pidiéndole dinero a un prestamista de jugadores en el casino, según ‘El Confidencial’, que está haciendo un seguimiento exhaustivo a la historia. Por el camino, cayeron unos cuantos empresarios avergonzados, pero me temo que nunca sabremos cuántos, ni quiénes eran, ni cuánto dinero soltaron a este personaje que basó su timo en su pertenencia al PP. De hecho, le han pillado pronto y con cantidades ridículas si las comparamos con los pelotazos de la Gürtel o las tarjetas opacas. En resumen: que el tema no pasa de anécdota.

Franco solo robó legalmente

El nivel de degradación política en España es tal que la fundación para “difundir el conocimiento de la figura de Francisco Franco en todas sus dimensiones, así como de los logros llevados a cabo por su Régimen” tiene el coraje de publicar en Twitter: “39 años después todavía nadie ha podido acusar al General F. Franco de delitos de corrupción. Sin embargo, ahora se multiplican por miles”. Si apropiarse de un país por medio de un golpe de Estado no es delito, por supuesto, las corruptelas de la dictadura tampoco se lo parecerán.

Serena Shim. Agur, compañera

Hamid Farajollahi, periodista de ‘Press TV’, se quejaba en Twitter de la poca atención que prestaríamos desde el “Oeste” a Serena Shim, madre de dos hijos y también periodista, fallecida en la frontera de Turquía con Siria donde había ido a cubrir aquel conflicto para esta televisión iraní que emite en inglés. Da la casualidad de que Shim perdió la vida cuando su coche chocó con un blindado turco justo después de acusar de espionaje a los servicios de este país. El medio iraní no duda en sospechar que el accidente no fue fortuito.

La bacanal de las tarjetas opacas

20141022_bacanal

Fueron 86 los consejeros de Caja Madrid y Bankia que gastaron 15 millones de euros con sus tarjetas opacas. Pero no fueron 86 las tarjetas que usaron, según ‘El Boletín’: “La entidad emitió un total de 230 tarjetas (…) La palma se la llevaba Ildefonso Sánchez, al que algunos apuntan como ideólogo del sistema (…) contaba nada menos que con 14 tarjetas (…) Miguel Blesa contó con siete tarjetas (…) Rodrigo Rato, contó con cuatro tarjetas en apenas dos años”. O lo que es lo mismo: estos “piezas” compartían la “barra libre” con sus allegados, y la pagaban los ahorradores primero y el rescate después.

Nicolás Gómez, tercer capítulo

El primer capítulo de la historia de “el pequeño Nicolás” fue el de su vida, el de los supuestos timos, el del imberbe que se cuela en las recepciones reales. El segundo capítulo, su detención y cómo la historia emerge. El tercero lo estamos escribiendo ahora: su salida del calabozo y su defensa. Según ‘El Confidencial’, él asegura que se la han “liado”, su entorno pide que no seamos tan contundentes contra él, y la jueza no sale de su asombro: “Cómo un joven de 20 años, con su mera palabrería, aparentemente con su propia identidad, puede acceder a las conferencias, lugares y actos a los que accedió sin alterar desde el inicio de su conducta a nadie, por muy de las Juventudes del PP que manifieste haber sido”.

Pablo Iglesias presiona

O su programa sale adelante o Pablo Iglesias no liderará Podemos. Esa es la lectura lógica de su intervención ante los simpatizantes, que selló con una curiosa afirmación: “Soy un militante, no un macho alfa”. Si pese al “todo o nada” de Iglesias, los inscritos en su web eligen el programa de Pablo Echenique, el televisivo no será quien lidere ese proyecto que no considera el suyo. En ‘Vozpópuli’ profundizan en esta idea y añaden un dato: hasta la votación Iglesias ha intensificado su agenda mediática para ganar la elección interna y seguir comandando Podemos.

Rosa Díez, ¿el modelo?

Lo más interesante de la historia de Podemos es que estamos asistiendo al nacimiento de un partido político al uso (tensiones internas, lucha por el poder, colocación de los acólitos, manejos de los medios de masas, etc.) desde una base, en teoría, diferente. Una experiencia similar a la vivimos con UPyD… que ya vemos cómo termina: “Se opta por el seguidismo ciego a los vaivenes de la carismática lideresa, un papel en el que Díez se siente especialmente cómoda”, critica Ricardo Rodríguez en ‘El Semanal Digital’, donde también recoge los malos modos con los periodistas cuando éstos pedían a Díez que explicara la decapitación de Sosa Wagner.

Castro, la sublimación

Me fastidia sobremanera que los gestores de la identidad digital de Yusnaby Pérez, una evidente construcción que busca desestabilizar la dictadura castrista por medio de Facebook, Twitter y un blog, mezclen la verdad de lo que sucede en la isla con una propagan infumable. En esta ocasión, su post sobre la realidad del régimen es estupendo, y cualquiera que haya paseado por la isla con los ojos abiertos puede ratificarlo: lo bien que viven los que mandan, cómo el régimen se aprovecha de las divisas, la magnífica excusa que es el bloqueo y que tapa la incapacidad para gobernar, etc.

Importando el ébola

20141019_impotando

El ébola se importó a España por medio de misioneros. También se ha importado en el caso del pasajero de en un vuelo desde Nigeria a Francia que, sorprendentemente, se detuvo en España sin pisar suelo galo. Y en Morón de la Frontera será donde descansen los soldados estadounidenses (se habla de 3.000) que salgan de los países con ébola antes de regresar, definitivamente, a América. La pieza en ‘El Confidencial’ al respecto es confusa: una especie de crónica “de color” que rebosa prejuicios, como que si la base estuviera en Euskadi los militares no vendrían, y que los andaluces se quedan con “to la mierda” (sic).

Las comisiones de Rato

Hoy hay dos enemigos evidentes: la banca y los políticos. Defenderles no parece lo correcto, y a quienes pedimos mesura ante los mensajes populistas nos señalan también como “casta”. Es fácil acusar, es difícil probar, y es habitual que estemos todos hartos. Además, en ocasiones la mezcla de políticos y bancos resulta explosiva: aunque sean legales y sea cierto lo que dice Rodrigo Rato de que se trata de otro pago en diferido, ¿qué pinta un ex ministro de Economía recibiendo una comisión de 6 millones de euros de una entidad a la que ya no pertenece? (‘Vozpópuli’).

Podemos… dividirnos

Es la crónica de una división anunciada aunque logren salvar la primera asamblea ciudadana, pero Podemos está abocado a la fractura. En ‘Te Interesa’ hacen un análisis muy acertado al respecto, en el que se abordan las diferentes corrientes que no se presentan como complementarias, precisamente. Los “mediáticos” (quienes salen en la tele y tienen los sueldos) pueden tener tirón entre los votantes, pero levantan recelos entre quienes regalan su dedicación a causas más elevadas. La naturaleza de Podemos es la atomización.

A propósito de nada

“Mas y Junqueras empeñados en crear un Estado y mientras en el mundo mueren de hambre al año 165 millones de niños”. Ese fue el tuit de Enric Sopena en el Día Mundial de la Alimentación. ¿Eso es todo lo que tenía que decir? ¿Lo que quiso decir? ¿Lo que le salió? ¿Es el nacionalismo catalán lo único en lo que piensa, incluso cuando piensa en cómo erradicar el hambre infantil? ¿O todo vale contra Catalunya? En cualquier caso, a estas preguntas tiene que responder el propio Sopena, actual director de ‘El Plural’, un periódico on-line muy próximo al PSOE.

Los 20 “mejores”

He sido un gran defensor de Flickr todos estos años, la mejor red social en la que he participado y participo, a la que más horas he dedicado, sin duda, y posiblemente la que más satisfacciones me ha regalado. Pero la entrada de Marissa Mayer al frente de Yahoo! (la empresa propietaria) y la de Bernardo Hernández al frente del propio Flickr han conllevado cambios poco deseables y menos gratificantes. Ahora nos regalan una selección de los mejores fotógrafos con menos de 20 años en su red (incluida una chica nacida en Euskadi), y nos sorprenden poco: los motivos, las técnicas y los resultados de repiten, falta originalidad y, la que hay, no aporta nada bueno.

Los «jetas» del PP

20141017_jetas

Como no sé cuál de los dos “tuits” (que desde hoy hay una forma oficial de escribirlo) me parece más acertado, les traigo ambos: Xabier Lapitz, más madrugador, se preguntaba si Rato, Blesa, Fabra o Matas eran los “jetas” a los que se refería el PP vasco. Algo más tarde Javi Vizcaíno, ave nocturna de ‘Onda Vasca’, se indignaba en Twitter: “Como hemos reparado creo que todos, que alguien del PP diga que hay que ‘echar a los jetas’ tiene bemoles”. Como sabrán, en el PP vasco pretendían señalar al colectivo de los inmigrantes, alentando el discurso xenófobo.

Pero se quedan solos…

Jurdan Arretxe, compañero del ‘Noticias de Gipuzkoa’, fue quien adelantó en Twitter la “derrota del PP de la CAV, que retira una propuesta sobre ayudas sociales. Nadie iba a entrar a debate y habían pactado respuesta al PP”. Los de Arantza Quiroga se quedaron así solos políticamente en su intento de criminalizar a los receptores de la RGI. Pero también lo están socialmente. El actor Unax Ugalde protestaba en la misma red social: “No todo vale, pido a nuestro alcalde @JavierMaroto deje de agredir a sus ciudadanos con medidas del todo injustificables y racistas, RESPETO”.

…O mal acompañados

En ‘La Veu’, el “diari digital del País Valenciá”, según su propio lema, han hecho una comparativa sobre el tratamiento que reciben los fascistas en Alemania y en Valencia. En el estado del norte, un turista ha sido detenido por fotografiarse haciendo el tristemente conocido saludo nazi delante del parlamento alemán. El mismo día, el pasado 9 de este mes, en la capital del Turia, grupos neonazis, son su simbología, desfilaron en una manifestación contra el proceso catalán junto a las autoridades de la comunidad, todas del PP.

El trabalenguas de Podemos

El respaldo social de Podemos, como el de cualquier otro partido político (por ejemplo, los votantes del PP), merecen todo el respeto. Pero las estructuras (por ejemplo, la del PP, cuyos tesoreros han sido imputados sin excepción) pueden merecer críticas. En Podemos, el apoyo ciudadano parece que no va paralelo a la paz social interna. Más bien, todo lo contrario. El trabalenguas del periodista Miquel Roig en Twitter, con solo una parte de las corrientes internas, no puede ser más ilustrativo: “’Podemos Participar Más’ apoya a ‘Claro que Podemos’’ que rivaliza con ‘Sumando Podemos’ en la ‘Asamblea Sí Se Puede’”.

Ciegos de dinero

Durante la investigación judicial sobre la quiebra de Bankia, el banco de Rodrigo Rato, asistimos atónitos a un reparto de riqueza desproporcionado y abusivo, del que van haciéndose eco en ‘El Confidencial’ entre otros. Hoy, las retribuciones de sus directivos: “Acordaron encargar a la consultora un análisis de retribuciones del sector financiero español, con particular referencia a las sociedades cotizadas, y en estas últimas no sólo las financieras, sino también a las más significativas. Los consejeros querían que sus retribuciones estuvieran a la altura de las que percibían los miembros de las compañías privadas más importantes de España. Con ese documento, elaborarían una propuesta”.

Las fortunas de la desvergüenza

20140708_fortunas

Rodrigo Rato, el artífice del milagro económico español que posteriormente hemos visto como una burbuja pinchada, el del FMI, el gran hombre que hundió Bankia, el que se libró de la cárcel, el que se quedó con la indemnización millonaria, el que ni siquiera fue inhabilitado pese a su gestión pésima y opaca, el que después ha sido premiado con un sillón en Telefónica y otro en el Banco Santander, ha abierto un nuevo “business”: una asesoría de inversiones con sede en el Reino Unido (no vaya a tributar en España por un error) con conexiones directas a dos paraísos fiscales (‘Vozpópuli’). Aunque su currículum nos parezca nefasto, si lo miran con los ojos de quien quiere desviar millones, cambia.

¿Y si la legalizamos?

No me refiero a la marihuana ni a la prostitución, sino a la corrupción. Nicola Lococo, no podía ser otro, no podía ser de otra manera, lanza esta provocativa idea: legalizar la corrupción. En su blog de DEIA nos deja perlas como estas: “El problema de la corrupción surge desde el momento que son unos pocos y no unos muchos quienes podemos hacer uso y disfrute de la corrupción, máxime, cuando se castiga con mayor saña al corrupto torpe que al corrupto hábil (…) Pese a los denodados esfuerzos del PP y el PSOE en la formación de sus militantes al respecto, lejos de usarla como un instrumento más de redistribución de la riqueza”.

Pablo Iglesias, la novela

Me he permitido una licencia en el titular porque, evidentemente, el libro que ha escrito Jacobo Rivero como resultado de sus conversaciones con Pablo Iglesias, no es una novela, sino eso: un resumen de lo que piensa este fenómeno televisivo reconvertido en fenómeno político en tiempos de crisis. No voy a entrar a desmenuzar el contenido porque, sinceramente, con la cantidad de libros tan interesantes que hay en el mundo, no voy a perder tiempo en leer lo que puedo ver cada sábado por la noche en ‘LaSexta’. Pero sí entro en el sentido de toda esta operación de marketing: sin una sola iniciativa parlamentaria, Pablo Iglesias, el eurodiputado, ya tiene su propio libro, lo que dibuja el tipo de personaje que es.

“Frikis” políticos

Creo que fue Ángel Cappa quien definió: “En todos los equipos hay solo dos o tres futbolistas de verdad, el resto son ciudadanos”. Pues en política, sucede algo parecido: hay pocos políticos de altura, pocos hombres y mujeres de estado, la mayoría son ciudadanos. Y una parte más pequeña corresponde a la familia de los “frikis” de la política. Personajes marginales que se necesitan. Los hay de todos los colores, pero abundan en los populismos, evidentemente: Toni Cantó, Carlos Floriano, y el camarero antichavista que “suplica” desde Vox un debate con Pablo Iglesias (‘El Plural’).

Y la radio mató al CD

He titulado este párrafo como lo hubiera hecho en los años 90 porque creo que es más fácil entenderlo así que si hablamos de cómo el streaming ha superado a la descarga de archivos, según Nielsen, como leemos en ‘FayerWayer’. En plata: los servicios que nos permiten escuchar música casi de un modo aleatorio (listas que otros componen, selección por gustos musicales e inserciones de artistas en promoción), son más consumidos que la música descargada. ¿Cuál será el siguiente paso? No les extrañe que la vuelta a la radiofórmula. Digital, eso sí.