Facebook cambia las reglas

¿Ha ganado tanto dinero Facebook que su creador ha decidido perjudicar a las marcas y beneficiar la experiencia de los usuarios? Permítanme que lo dude. Facebook sí necesita limpiar nuestros muros para volver a ganarse a la comunidad, pero el contenido de las empresas volverá porque también necesita su (nuestra) confianza. De momento, esto es lo que cambia: veremos más actualizaciones de amigos y muchas menos de marcas que no paguen.

Bea Talegón, ahora en Euskadi

Cuando vi que la periodista Beatriz Talegón iba a leer el texto al finalizar la manifestación en Bilbao por las personas presas no pude evitar este pensamiento: ERC se la quiere quitar de en medio y necesita que la periodista se entretenga ahora con lo que para ella es una nueva causa a varios cientos de kilómetros de distancia. Los que han permitido que se convierta en su portavoz sabrán a qué juegan, pero hay personajes que no suman nada más que para su propia causa.

¿Preferirías vivir engañado?

Puedo llegar a entender a todos esos catalanes independentistas y personas de fuera de Catalunya que simpatizan con la causa que prefieren vivir engañados antes de admitir que, efectivamente, les han engañado, pero no sería mi opción. Junqueras no es el héroe que nos quieren colocar: Elsa Artadi, mano derecha de Puigdemont, lo sabe bien porque el propio Junqueras intentó que no se enterase de que por parte de ERC no había plan secesionista, sino electoralista.

El fascismo avanza

El fascismo avanza sin que nos demos cuenta: ya no se trata de tuiteros de extrema derecha, ni de partidos que claramente hablan de recortes (lo de Arenas asegurando este fin de semana que la prisión permanente es una conquista social es de juzgado de guardia), lo grave es que son muchos, también “de izquierdas”, los que defienden la laminación de garantías democráticas y jurídicas, incluso de derechos fundamentales como el de expresión, dependiendo de lo que les guste.

Fraga, el ídolo

Es comprensible que en el PP estén orgullosos de fundador y que, ayer, “celebrasen” el sexto aniversario del fallecimiento de Manuel Fraga algunos de su partido, como Juan Manuel Barreiro, senador del PP por Galiza, con hagiografías. Pero por mucho que lo intenten no van a lograr que veamos con sus ojos al que fue ministro, embajador, procurador en cortes, consejero nacional del movimiento y secretario del consejo de Educación durante el franquismo.

Buenos propósitos para 2018

El tuit de Juanan Salmerón: “Como propósito para 2018 podríamos plantearnos dar menos relevancia a lo que puedan decir políticos de la talla de Monedero, Rufián o Talegón. Nos irá mejor a todos”, me dio una idea. Podría traerles unas cuantas ideas para que 2018 fuera un año mejor haciendo caso a unos propósitos tan buenos como sencillos. El primero, obviar a los políticos que son hábiles en esto de amaestrar masas en Twitter pero no valen para mucho más, como los citados.

Tonterías, tampoco

Junto a políticos cutres que se manejan mejor en redes sociales que en política, podemos citar a los periodistas cutres que hacen exactamente lo mismo. Son unos cuantos, y esta semana los que cumplen con el requisito de mediocridad en España están pasándoselo muy bien con la chorrada de Tabarnia, repitiendo que han tenido una magnífica idea para ver si, de tanto decirlo, se convierte en verdad. Yo me quedo con la llamada a la cordura de Lucía Méndez y la hago extensiva a todo el año.

Igual en 2018…

A Julian Assange le han bloqueado su cuenta en Twitter esta semana, pero ya ha abierto otra y sigue con sus mensajes latosos y recuperando poco a poco su masa de seguidores. No le pido a 2018 que se la bloqueen definitivamente, lo que le pido es que deje de importarnos ese canal de comunicación que un portavoz de la realidad sesgada (Assange o cualquier otro) usa como luz y guía. Ya saben que a mis ojos su actitud hacia Catalunya, favorable al procés, no le indulta de su soberbia anterior.

El año de la Identidad Digital aseada

Ojalá 2018 sea el año en el que todos, sin excepción, tomemos conciencia de lo importante que es nuestra identidad digital y nuestro rastro en Internet. Sobre todo, aquellos autónomos o propietarios de pequeñas empresas que salen de un cursillo de marketing digital con el Twitter de su marca y empiezan a cometer errores que se pueden ahorrar si siguen recomendaciones básicas. En Trecebits han recopilado cinco consejos que para este sector son imprescindibles.

Ni una foto sin su autor

¿Saben qué mejoraría sustancialmente Internet si todos los que usamos redes sociales cumpliéramos con el mismo propósito? Citar a los autores de las fotos. Podríamos empezar por dejar de seguir esas cuentas de imágenes fascinantes y que, literalmente, roban el trabajo a otros. Recientemente, ha aparecido una en Euskadi. Estoy seguro de que si empezamos por citar a los autores de fotos que nos gustan acabaríamos el año entendiendo muchas otras cosas que hacemos mal en Internet.

Qué gran error

Entiendo que el PSE quiera marcar perfil propio pese a compartir gobiernos con el PNV, y entiendo que a sindicatos o asociaciones de su órbita la confirmación de que, sí, se ha torturado, no les viene bien. Puedo entender muchas cosas, pero no alcanzo a comprender la negación de un conflicto que, a todas luces, existió. Si no, no habría leyes ad hoc para los miembros de ETA. Si no, hablemos claro, no habría habido un GAL que nació durante un gobierno socialista en España.

Uno menos

Sin duda es una buena noticia que a solo unos días de las elecciones catalanas parezca resuelto el caso de las tarjetas censales falsas. Las denuncias que aparecieron en Twitter y que no pocos se apresuraron a compartir, al final, han tenido explicación e incluso los tuits han sido retirados, según Maldito Bulo. La campaña catalana ha nacido, que nadie lo olvide, con los líderes nacionalistas presos o en el extranjero (para no ser detenidos), pero el recuento lo sigue haciendo la ciudadanía.

“Talegòn”

Beatriz Talegón fue una de las que amplificaron esa denuncia de fraude electoral, y aseguró que estaba realizando una investigación que sonrojaría a más de uno. Parece que los de Maldito Bulo se le han adelantado… O le han reventado el tema. Pero a la Talegón ya le da igual todo porque ha sido elevada a los altares políticos: ha catalanizado su apellido (se lo juro) y ha recabado apoyos internacionales por las presiones que recibe de una banda de chalados (algunos peligrosos) en Twitter.

Otro bulo que nos coloca Girauta

En el otro rincón, el de las estrellas consagradas del anticatalanismo, Juan Carlos Girauta insiste con las obsesiones de su partido en la recta final de la campaña: las escuelas catalanas, según Rivera, Arrimadas y el propio Girauta, han sido fábricas de adoctrinamiento, hasta el punto de que esta semana unos niños han dibujado un lazo amarillo con sus cuerpos. Y adjunta foto. Pero le han pillado: la imagen es vieja, es de Zaragoza, y la reclamación era una mayor cobertura oncopediátrica.

Wyoming, ser valiente es otra cosa

El autor del poema que ha salido publicado en una revista de jueces y del que hablaron en El Intermedio debería cumplir condena, sí, pero por pésimo gusto. Sin embargo en el programa de La Sexta decidieron comprar la versión de Irene Montero: que era machista y ella, claro, la víctima. Lo que es machista sin ninguna duda es que el mismo jefe que aseguraba que eres la mejor cuando era tu pareja te relegue a la última fila cuando tiene novia nueva. Esa también es la denuncia valiente.

¡Venga ya!

Después de Albano Dante Fachin, que va a un acto de ERC como a uno de la CUP con la misma tranquilidad con la que fue secretario general de Podemos en Catalunya, los de Junqueras y Rovira mueven el listón (todavía no sé si hacia arriba o hacia abajo) con Beatriz Talegón, que rompió a llorar durante un mitin por la presión que sufre como la española que apoya el procés. Oigan, que la Talegón en España no tiene recorrido, ¿qué hace elevada a los altares en Catalunya?

Izaskun Bilbao lo deja claro

Acostumbrada a un trabajo intenso (y más en su caso, ya que ha sido reconocida como la europarlamentaria de España más activa) y a debates en los que tiene que sobresalir en un minuto ante una inmensidad de opiniones, Izaskun Bilbao se ha curtido y ha sabido callar en Twitter a una de esas cuentas troll que atacan al nacionalismo vasco con ideas vagas y lagunas de ignorancia, dejando claro que por lo menos su partido ha aportado mucho a la construcción Europea.

El euskera crece

Si las trece nominaciones de Handia suponen, entre otras cosas, un impulso en España a la obviedad de que el euskera es útil para la Cultura, que por desgracia hay que recordar cada vez que se puede. Su difusión en versión original subtitulada en Francia es una grandísima noticia en el mismo sentido: el idioma de los vascos se oirá en las salas de cine como un protagonista más de una película reconocida. El euskera será vehículo, en definitiva, de una sensibilidad y una expresión cultural.

Sí, es una amenaza

Creo que Internet, como cualquier sistema, tiene que estar regulado. Y no, no es suficiente la “autorregulación” que solo beneficia a los gallos del corral (en su mayoría, grandes tecnológicas). Pero esa regulación necesaria no tiene nada que ver con la amenaza que se nos plantea: el control al acceso de ciertas informaciones que pretenden algunos gobiernos con la excusa de las noticias falsas pone abiertamente en riesgo la libertad a informar y a informarse.

Hasta las narices del “purismo”

En Internet es bastante probable que se encuentren, en redes sociales, en foros o en webs como la de Público (visto lo visto) a personas que claman por las libertades, así, en general, y al mismo tiempo quieran decirles qué ropa tienen derecho a usar. La peligrosa moda de señalar a quien lleva prendas con dibujos cuyo significado no conoce suficientemente bien (en opinión del que señala) me parece preocupante, y la siguen, ya lo saben, quienes luego tuiterán por la libertad.

«A quien corresponda»

No negaré la gravedad de un fraude electoral en Catalunya para dejar sin efecto votos independentistas aumentando el censo en circunscripciones concretas. Pero la suma de los que lideran la denuncia vía Twitter me tira para atrás: Anonymous y Beatriz Talegón, que a su vez llama la atención a Rufián, Colau, Cotarelo, Albano Dante, la CUP… ¡Uf! El independentismo está cargando con personajes que ponen peso en la mochila en vez de ayudar a llevarla.

Anda que los “amigos” de dentro…

Me ha sorprendido la cantidad de estrellas en Twitter que ha generado este procés: líderes de opinión que lanzan mensajes a favor de la república catalana que sus miles de seguidores retuitean. Pero generar ese ecosistema tiene sus riesgos, porque te aparecen tipos como Jordi Borrell. Este profesor universitario ha acabado borrando su cuenta en Twitter después de arremeter contra Miquel Iceta con “gracietas” homófobas. Por supuesto, el unionismo lo ha aprovechado, pero el pecado es de Borrell.

La munición no se regala

La campaña en Catalunya ha arrancado mal desde el independentismo: mensajes homófobos, los que quieren meter con calzador a las víctimas de los atentados en Barcelona y, ahora, la banda que hace un “escrache” a Andrea Levy como si esta no fuera a usarlo a favor del PP en Catalunya… Y España. Si el primer mandamiento es que en campaña no vale todo, el segundo es que la munición al enemigo no se regala. Las energías tienen que concentrarse en empujar lo propio.

Que ya se la regalan otros…

Ada Colau acudió a un programa de máxima audiencia en Telecinco un sábado lluvioso por la noche pero seguro, seguro, que no tuvo nada que ver con la campaña catalana porque, claro, ella es la alcaldesa de Barcelona y estas elecciones no van con los municipios. Y todos nos lo tenemos que creer. Si el nacionalismo español tiene a favor a medios y palmeros (oigan, que la Colau tuvo una novia, ¡qué moderna, qué cercana!, aseguran algunos), el catalán tiene que cuidarse especialmente.

Guardiola lució un lazo amarillo… Y ganó

Pep Guardiola es un ejemplo de comportamiento, valores, compromiso y profesionalidad. También es un ejemplo, para su desgracia, de cómo se las gasta el nacionalismo catalán: el entrenador del City lució un lazo amarillo en solidaridad con los presos catalanes que no pasan por el aro (¡qué vergüenza, España!), y también ganó al United de Mourinho. Lo primero ha sido noticia en mayor medida que su temporada extraordinaria, que está siendo silenciada en la prensa española.