Así intimidan… Desde Madrid

Parece que la prensa de Madrid está encantada con la sucesión de noticias que genera Bilbao últimamente. Forma parte de su cultura: si algo va bien y de pronto, no, hacen leña. Esa evidencia (resulta pasmosa la ignorancia con la que hablan del sistema vasco en Telecinco, por ejemplo) no resta gravedad al asunto (de hecho, se la añade): el vídeo de los navajeros en el metro de Bilbao es preocupante porque existe, no porque lo publiquen también en el digital de Pedro J. Ramírez.

Así intimidan… Lo que van de buenos

Un problema no hay que esconderlo ni agrandarlo: hay que afrontarlo. Ni son hurtos menores los robos de móviles de varios cientos de euros que unos menores sustraían a otros mucho antes de que el tema saltara a los medios y en el centro de Bilbao, ni una representante pública, como la secretaria general del PP vasco puede ir a Otxarkoaga para recomendar a mujeres mayores que no salgan con oro a la calle. Lo de Amaya Fernández es falta de compromiso social.

¿Quieren anonimato sí o no?

Al parecer, uno de los azotes de la derecha a la izquierda en Twitter ha dejado de ser anónimo gracias a las propias pistas que ha ido dejando en otras redes sociales. Gabriel Rufián lanzó la piedra y alguien salió corriendo a hacerle el trabajito para que no tuviera ni que esconder la mano. Pastrana (así se llama el antihéroe) podría ser un alcalde de un pueblo, del PP. Ojalá se confirme aunque solo sea para que “uno de pueblo” haya tenido firmes a todos los progres interneteroscapitalinos, urbanos y cosmopolitas.

No es un tema menor

Yo lo tengo claro: no hay un solo argumento con el que esté de acuerdo para afirmar que el anonimato en Internet es bueno. Y no hablo de tener nicks, como ha habido siempre, sino de esconderte. El tema no es menor porque muchos de los que celebraban conocer la identidad de Pastrana lo hacían, ridículamente, desde el anonimato y clamando contra los globos sonda del gobierno para obligar a todo el mundo a estar debidamente identificado en las redes sociales digitales.

Un eventazo instagramer

Me he enterado tarde y mal. Mal porque estoy con gripe y no voy a poder acudir: pero la oportunidad de conocer a Phil González hoy (12:00) en la Torre Iberdrola es estupenda. No se trata del inventor de Instagram, pero sí de la comunidad más relevante de usuarios dentro de esta red social, los “igers”. Quienes se manejen en esta aplicación ya sabrán de sobra de lo que les hablo. El francés tiene nuevo libro y está hoy en Bilbao para presentarlo de la mano, claro, de Igersbilbao.

Un país que quiere venganza

Nadie se erigirá como responsable de esta consecuencia, así que es obligación de los demás tener vergüenza y recordar a quienes han empujado a la sociedad española al ánimo de venganza y a de la aplicación del rodillo para sepultar sus preocupaciones. Según El Nacional, que cita a El Español, más de la mitad de los españoles encuestados quiere a Junqueras en la cárcel. ¿Por qué? ¿Les hace sentirse más seguros? ¿Quién les ha impulsado a pensar así? Que salga y dé la cara.

Una sociedad que quiere carnaza

Jorge Bustos, recordaba en Twitter que además de meternos con los medios que dan carnaza no podemos olvidar a los espectadores que la demandan. ¿Se la damos porque la piden o la piden porque se la damos? Responde Begoña Beristain en su blog de DEIA y retrata perfectamente a esos periodistas carroñeros y protagonistas en el caso de Diana Quer. También sugiere una preocupación sobre el mensaje a las mujeres: si se resisten, las matan. Si no lo hacen parece que lo buscan.

Machismo para los más jóvenes

Intento por todos los medios no ser alarmista, desmontar los bulos que circulan por Internet y explicar las situaciones con calma para que nadie piense que en las redes sociales habita el demonio. Pero si saben que sus hijos e hijas siguen al youtuber Dalas tienen un motivo de preocupación. El escritor Juan Gómez-Jurado se quedaba a gusto insultándole en Twitter por su machismo, pero el tema es bastante serio: una estrella de las redes pone en duda la violencia machista.

Roncero, no entiendes nada

Tomás Roncero es incapaz de entender lo más básico, tal vez por eso se atrevió a soltar que tendría que ser un orgullo para los aficionados del Athletic Club que el Real Madrid vaya a llevarse a Kepa Arrizabalaga. La respuesta de Miguel Ángel Puente en Twitter me parece acertadísima en fondo y forma: “El verdadero orgullo de todo aficionado del Athletic, Tomas Roncero, es que vengan a por nuestros jugadores y decidan quedarse en Bilbao. Un poco de respeto”.

Los ordenadores, en peligro

Todo empezó con Intel, el principal fabricante de procesadores, pero otros componentes también tienen un “bug” de seguridad cuyo arreglo ralentizará nuestros ordenadores. El “fallo” es de diseño (los procesadores de AMD, con otra arquitectura, de momento están a salvo) y afectaría a todos los instalados desde hace diez años, tanto en equipos domésticos como en máquinas que gestionan grandes cantidades de contraseñas. Aún así nos empeñamos en dejarlo todo en manos de chips y código.

“Si gana Inés”

Cada uno con su dinero hace lo que le da la gana. Miren, los hay que hasta invierten en monedas que no existen. Y cada uno ata su futuro a lo que le parece. Algunos hasta tenemos hijos. Así que si el de la Bruja de Oro condiciona a la victoria electoral de Inés Arrimadas sus futuras inversiones en Catalunya, allá él. La de Xavier Gabriel es una decisión arbitraria, como otra cualquiera y, al final, lleva años viviendo de la superstición y las probabilidades matemáticas muy reducidas.

La foto más machista

La denuncia es de esta misma semana pero la foto es de hace seis meses: el 19 de julio pasado la Federación Española de Baloncesto presentó el mundial femenino de 2018 que se celebrará en Tenerife con once hombres y una sola mujer. Así de sangrante era la foto. La denuncia actual la ha lanzado Doce Miradas, y la han recogido algunas blogueras como Begoña Beristain, y han hecho bien porque estos excesos no tienen caducidad como no tienen justificación.

La inflación que nos ahoga

Hay noticias que siguen sorprendiéndome aunque sé que no debería hacerlo ya a estas alturas, como la foto de la que acabo de hablarles, o que Leo Messi haya firmado un supercontrato: 70 millones brutos, 35 netos, para un jugador de 30 años. Esta decisión llevará a otros clubes a mover ficha porque sus estrellas (Cristiano Ronado, Neymar) no querrán quedarse atrás, y la estela de esta inflación llegará al fútbol vasco, no lo duden. Así es como el grande empequeñece al resto.

Y el teléfono más caro arrasa

Mi primer smartphone fue una BlackBerry. Tuve dos. Después, durante un verano sufrí un Sony con Android. Y finalmente pasé a iPhone (también tuve dos). Este año me he negado a pagar el dineral que pedía Apple por el siguiente modelo (el mío estaba ya para el arrastre), y me he pasado a Samsung. No va mal, pero no es un iPhone, definitivamente. Lo que me sorprende es la cantidad de personas que sí han soltado esos más de mil euros por dispositivo y han hecho que el nuevo también “arrase”.

Pero para despilfarro…

Termino ya con la colección de despilfarros: Letizia Ortiz se gastó el año pasado 70.000 euros solo en dos escopetas. Al parecer, es una gran aficionada a la caza y, por supuesto, esta pareja de armas tan cara no supone todo su arsenal: tiene un pedido a medida en Eibar (que costará otro pastón) y, al parecer, otro par de escopetas más. Además, ha regalado a su marido un arma de las buenas, que vaya usted a saber cuánto ha costado. ¿Y usted cuánto gasta en su afición?

¡Qué barbaridad!

No sé cómo definir el hecho de que la Audiencia Nacional haya decidido meter a la cárcel, aunque sea de un modo preventivo, a la parte del gobierno catalán que han pillado. El resto, no lo duden, entrarán también por culpa de una justicia que parece capaz de prestarse a disfrazar las injusticias o de ponerse al servicio del cálculo político de quien mira ya a las próximas elecciones generales. ¿Hay motivación política? En mi opinión, eso es indiscutible.

¿Quién da la razón a Lamela?

He hecho varias búsquedas en Twitter sobre todo para buscar opiniones de todo tipo y ofrecérselas en esta columna. Sobre el tema económico hay cierto consenso: el mal dato de desempleo en Catalunya les afecta directa y negativamente. Pero en el tema judicial, también: es muy difícil encontrar a quien avale a la jueza Carmen Lamela desde su propio sector, y las duras críticas de juristas, sin embargo, abundan. Solo “opinadores” de la derecha aplauden sus decisiones.

Lapitz se lo cuenta mejor

Como siempre, Xabier Lapitz lo expresa mejor que yo: él también ha buscado fuentes que avalen esta prisión preventiva y tampoco ha encontrado quien dé la razón a Lamela. Además, muestra su preocupación por la actitud del gobierno español, que opta por comportarse como un estado represor dictatorial, con un fiscal y una jueza que coinciden excesivamente, y periodistas y ex miembros del gobierno que sugieren la necesidad de trucar el resultado electoral en Catalunya.

No necesitamos credenciales

Cierro el bloque catalán de esta columna con lo que no necesitamos: ni nosotros ni mucho menos quienes están en la cárcel o pueden entrar queremos a personajes como Abel Riu que reparten en Twitter carnés de buenos y malos, que miden si apoyas suficiente o no a los presos y al pueblo de Catalunya. Según él, mi titular: “Qué barbaridad” es típico de equidistante. Cuando toda la energía tiene que centrarse en defender la legitimidad algunos prefieren perderla.

#GoazenBeGo

Mi amiga y compañera del Grupo Noticias, Bego Beristain, va a cumplir el sueño de muchas personas (en este caso, no me incluyo): correr el maratón de New York. Y hacerlo, además, como exige la propia organización: con capacidad para competir. Un logro que es el resultado de muchas horas de esfuerzo y trabajo. Otro “runner”, desde Andalucía, me sugería usar el hashtag #GoazenBeGo para animarle este fin de semana. Mañana Bego cumple un sueño y estará bien acompañada.

Si el Reino Unido nos invade…

20170405_invade

Antes lo tenía muy claro: mejor British por obligación (aunque no es oro todo lo que reluce en su cultura y tradiciones) que español. Pero ahora van a dejar de ser europeos y, oigan, por ahí no paso. ¿Por qué les cuento esto? Porque la posible confrontación armada por Gibraltar entre España y el Reino Unido ha caído en Twitter como bomba de racimo de bromas. Mejores, incluso, que las de Perejil. El póster del The Sun con el lema “nuestra roca no se toca”, ya, ha sido el despiporre.

¿Y si se quedan con Murcia?

Entre las ráfagas de chistes en ambiente prebélico de sainete, más de uno sugirió una permuta para evitar la guerra: Murcia por Gibraltar. Pero me temo que no colaría. Y menos aún cuando Pedro Antonio Sánchez, finalmente, ha dimitido mucho después de estar imputado (él dijo que lo haría en cuanto alcanzara esa condición). Me pongo serio: en el PP hay antecedentes de sobra para que la sombra de la sospecha se extienda, pero los juicios rápidos no son los que se hacen en Internet.

El Príncipe de Asturias, para el desguace

Tengo que confesar que les traigo esta noticia solo por el placer de hacer ese titular. Porque a mí, que un portaaviones del ejército español acabe en la chatarra turca a cambio de 2,3 millones de euros porque, al final, nadie lo quiso comprar de segunda mano y el precio del acero se ha devaluado, me importa más bien poco. ¿Sirve para abrir un debate sobre la necesidad del gasto en armamento? Creo que hay noticias más importantes para lograrlo.

Mafia calabresa y fútbol español modesto

La mezcla resulta mucho más rentable de lo que podría parecer. Según el relato en El Confidencial, opera así: un par de italianos ofrecen una solución económica a equipos españoles con apuros (habrían picado el Jumilla y el Eldense), y les anuncian fichajes. Efectivamente, los jugadores llegan… Pero pagando por una oportunidad. Esos mismos jugadores, claro, después necesitan dinero, así que les ofrecen amañar resultados para ganar apuestas en Asia.

Una buena noticia (para variar)

Gracias a Begoña Beristain me entero de que en la Itzulia han decidido no contar con mujeres que besen a los ciclistas ganadores de las etapas. La noticia, como les digo, me parece estupenda, porque una vez más en Euskadi nos ponemos a la cabeza, esta vez, en cuestiones de igualdad. Porque la de las “chicas-florero” es una tradición a erradicar sin que nos tiemble el pulso. La noticia, lo sé, llega con la vuelta al País Vasco empezada, pero nunca es tarde para celebrarla.