La falta de gol impide al Athletic ganar al Celta

Si el resultado del partido se decidiese a los puntos el Athletic contra el Celta ayer, hubiese salido claro vencedor de San Mamés.

Raúl celebra el penalti transformado (Foto: Deia)

Pero los goles son los que cuentan y el Athletic tiene un grave problema en esta faceta. Tenemos que crear muchas oportunidades para conseguir el gol y anoche ni así lo logramos. El partido de los rojiblancos no fue nada malo pero sin gol no hay paraíso. Se generaron muchas ocasiones pero la definición este año no es lo nuestro. Ni Raúl, ni Íñigo Martínez, ni Yeray, ni Muniain, ni Yuri,… en el primer tiempo, no hubo manera. Y en el segundo, más de lo mismo… sobre todo Iñaki, ¡qué dos ocasiones tuvo! Pero, tampoco. Nada, que no hubo manera. Para colmo de males se adelantó el Celta en el marcador, lo que multiplicó por 8 sus perdidas de tiempo, eso sí, con la connivencia del árbitro. ¡Cómo le tomaron el pelo! Nuestro gol del empate tuvo que venir de penalti (gracias a una mano de un defensor celtiña). Raúl se encargó de meterlo. Se siguió intentando los últimos 15 minutos, pero cuando es que no, es que no.

Otra ocasión desaprovechada de encaramarnos en la clasificación. Con esos dos puntos estaríamos en puestos europeos y cerca de la Champions, pero sin gol… nada que hacer, salvo meter a Williams triple ración de remates a puerta en los entrenamientos, y clases particulares de Aduriz a todos.. A Aritz parece que le queda poco para poder reincorporarse. ¡Cómo echamos de menos sus goles!

La semana que viene nos toca contra el renacido Espaynol, que ha sido capaz de ganar al Villarreal en su feudo. A ver… si no le seguimos dando alas. ¡A por el Espaynol! Y…

¡Aúpa Athletic!

P.d.: Aprovecho para despedir desde estas líneas a un gran Athleticzale y mejor persona, al que gracias al Athletic conocí hace muchos años, y del que puedo decir que era mi amigo. Pako, el gran Pistongorri, que estará ahora viendo desde ahí arriba, cómo le lloramos, pero también cómo le queremos. Y supongo que aprovechará el tiempo para acabar de escribir su crónica inconclusa de El gran gol de Uriarte. Ten por seguro que todos tus amigos la esperamos impacientes porque era un placer leerte. Y si alguien tiene curiosidad por ver cómo escribías no tiene más que entrar en el blog el Ambigú Zurigorri y releer tus entradas antiguas; o simplemente leer lo que escribiste, con el corazón, este pasado abril cuando otro zurigorri, amigo común (el Tron) falleció, también muy prematuramente. Os pongo el enlace. Él escribe, el primer comentario de la entrada Va por ti Tron, de este mismo blog.

El gran Zar de Guriezo que nos abría siempre, y de par en par, las puertas de su casa (gracias a ti también, Begoña), incluso cuando la enfermedad le tenía muy mermado, dándolo todo, dándonoslo todo con una generosidad y una fortaleza encomiables, y siempre, con una sonrisa en los labios. Un abrazo enorme a Begoña, a Fran y a Sara y, por supuesto, al resto de familiares y amigos, a los que seguro les cuesta llenar este enorme hueco que nos deja a todos en el corazón. Y para acabar, Piston, debo decirte, como siempre… ¡ A sus órdenes mi Almirante!

Goian bego!

¡Ozú, Joaquín!

Me caía mejor Joaquín cuando no se dedicaba a meternos tres goles (es broma), pero… la vida es así.

Joaquín en modo arte (Foto: Deia)

El Athletic también es así, y de todos es sabido el afán o la suerte que nos acompaña de dar datos impactantes en el fútbol, como que un jugador que lleva mil años en activo y jamás ha metido un gol, nos lo meta a nosotros, o que venga el jugador más pequeñito de la Liga y el gol te lo meta de cabeza (su primer gol de ese modo), o un equipo que nunca gana fuera de casa y lo hace en San Mamés, o… o… o… podía seguir, pero prefiero ahorraros el trago… Fue así, ha sido así y lo seguirá siendo. Aunque todo hay que decirlo, también tenemos estadísticas de las buenas, si no que se lo pregunten a Osasuna, que el otro día les fastidiamos un récord histórico, 31 partidos seguidos sin perder en el Sadar (1 a 2), habiendo sido también los que hace mil años (en 1979, con un 1 a 8) les rompimos también el anterior mismo récord. No todo va a ser malo, jejeje… y menos con el Athletic.

La verdad es que el domingo a mí me extrañó que Joaquín no hubiese conseguido nunca un hat trick. Y aunque me da rabia que sea contra nosotros, tengo que decir que siempre me ha caído fenomenal, y me sigue cayendo. Es más, hasta creo que a él le encantará que su éxito haya sido contra nosotros y no contra otro equipo, por lo del nombre y eso. Además, hay que ver los goles… la verdad, muy muy buenos. El primero, parar con el pecho y voleón inapelable. El segundo, con una rosca perfecta para salvar a Unai y tirar a la cepa del poste, y el tercero, con velocidad y tranquilidad absoluta para tirar a donde no llega el arquero. Vamos, lo que viene siendo un máster en finalización. Menos mal que el cuarto no lo consiguió, y no llegó poker porque Unai le hizo un paradón en el segundo tiempo. Durante todo el partido estuvo de diez. Retuvo el balón lo necesario para dar pausa en los momentos finales de agobio. No había forma de quitarle el balón. Supongo que para nuestros chicos no sería «agradable» tenerle delante, porque varias veces les dejó en evidencia. Buenillo que es. Por cierto, he leído en las redes sociales que los aficionados del Athletic, que estuvieron en el campo, con su tercer gol se pusieron de pie y aplaudieron, lo que a los aficionados béticos les encantó y lo agradecieron allí, y en las redes. A lo que yo digo… ¡Cómo para no aplaudirle! Yo también le hubiese aplaudido, como creo recordar que se la aplaudido en La Catedral alguna vez al ser sustituido. Algo tendrá. Y no me refiero solo a los 38 añitos que tiene el prenda. También a que como es un buen tipo (o eso le parece a todo el mundo), tras el partido tuvo un recuerdo para nuestro crack, Aduriz, que es cinco meses mayor que el bético, al que dijo que quería mucho porque coincidieron en el Valencia (dos lujos de jugadores). ¡Felicidades, mi «arma»! o como diríamos por aquí… Zorionak, txo!

Sobre el resto del partido, decir que es muy difícil que regalando 20 minutos y 3 goles en ese tiempo, puedas llevarte algo positivo. 20 minutos horribles nuestros, pero también 20 minutos increíbles de ellos. El rival también juega y lo bordó. No supimos pararles. Pero… después, nuestros chicos estuvieron a punto de lograr la machada, lo que ya tiene mérito. El cambio de sistema en el segundo tiempo ayudó. El jugar con 3 centrales y dejar a los carrileros subir más libremente, hizo que el Betis pasase momentos de agobio. Sobre todo, con el 3 a 2. Hubo ahí una jugada definitiva que corta el árbitro (que no me gustó nada), que podía haber supuesto el empate. Me refiero a ese balón que se lleva Williams, desde mi punto de vista no era plancha, y que había dejado a Yuri solo encarando área. Una pena. Una pena de arbitraje. ¿Fue penalti a Iñaki el del minuto 5? Ahí dejo la pregunta. Vuelvo al juego. Mejoró, lo cual no era difícil, pero bien Gaizka por el cambio de sistema. Pena que nos faltasen unos minutillos para conseguir algo. Dejadme que me quede con lo bueno, con la reacción del equipo y ahora… ¡A por el Eibar! Eso sí, a otra hora distinta… ¿sabrán jugar los chicos si no es al mediodía? Y como siempre…

¡Aúpa Athletic!

Pena de penalti en Mallorca

No recuerdo muchas críticas mías a Aritz Aduriz. Quizá alguna por alguna tarjeta que le sacaron debido a sus protestas. No mucho más.

Penalti y homenaje (Foto: Marca)

Pero si alguien piensa que este comentario es para criticarle que deje de leer porque no es así. En realidad esto va a ser una reflexión en alto. Creo que Aritz no debió tirar el penalti. Quizá alguno consideréis ventajista la frase, pero en me descargo diré, que la dije en cuanto el árbitro pitó la pena máxima. » Por favor, que no lo tiré Aduriz, que lo tiré Rulo. Por favor, por favor…»

Me encanta Aritz, como seguro a todos vosotros, tira los penaltis muy bien y el tanto por ciento de acierto es muy elevado. A pesar de eso, considero que ayer no era el día más apropiado. En San Mamés mucha parte del público, sobre todo los que llevamos yendo muchos años, tenemos la creencia de que cuando en los prolegómenos del partido hay algún homenaje, siempre acabamos palmando. No sé si la creencia tiene mucha base científica, si está apoyada en datos, pero es algo que siempre comentamos. ¡No, un homenaje no! Por algo será. Quizá, por esto mismo, creo que Raúl García debería haber sido el que lo lanzase. En Mallorca a nuestro delantero centro se le quiere con locura. De hecho, al empezar el partido le hicieron un homenaje. Simplemente ese detalle pienso que podía hacer que el «Zorro» emocionalmente no estuviese igual que en otra situación. Solo por eso. Lo falló, pero soy consciente que también lo podía haber metido… y aunque lo hubiese hecho, yo me quedaría con la misma sensación de que no debería haber tirado él el penalti.

Pero que quede claro que no es una crítica. No tengo ninguna duda que Aritz estaba convencido que él era el más indicado para tirarlo. Que lo iba a meter. Pero como es normal, el que lo tira es el que tiene posibilidad de fallarlo y así fue. Una pena. Por supuesto, el jugador al acabar el partido se sintió dolido y apenado por sus compañeros, y por los aficionados que fueron hasta allí, a los que pidió disculpas, ya que él había fallado.

Dos preguntas que dejó en el aire. ¿La decisión está en manos del jugador o podía haber sido el entrenador el que dijese quién lo tiraba? ¿La llamada jerarquía es la que hace que quizá Garitano ayer no tuviese nada que decir?

Para acabar decir que había que haber repetido el penalti porque un jugador mallorquín estaba casi a la altura del punto de penalti cuando Aritz chutó. Pero ya era demasiado pedirle al árbitro…

Y así, el Athletic está con un punto más y gracias, porque también podíamos haber perdido. De hecho, durante todo el segundo tiempo estuve con la sensación de que lo íbamos a perder. Así que… bienvenido sea el punto y…

¡Aúpa Athletic!

Mateu,… ¡¡¡jubílate, por favor!!!

Cada vez que escucho que un partido del Athletic va a ser arbitrado por Mateu Lahoz, como diría el gran Forges, se me abren las carnes.

Mateu, protagonista (Foto: Pere Punti)

Las estadísticas que tenemos con este colegiado son aterradoras. En 30 partidos de Liga 20 derrotas, más del 66%, y sólo 6 victorias, el 20%. Un desastre se mire por donde se mire. Y cada año que pasa, aunque parezca imposible, las estadísticas se van empeorando.

Contra el Getafe el sábado, como es normal y era previsible, nos volvió a perjudicar. Son tantos los detalles que es descarado.

Nada más comenzar el partido le sacó una tarjeta amarilla a Capa, que si bien es tarjeta porque es un agarrón, la jugada viene precedida de un agarrón inicial de Cucurella, que por supuesto no pitó. En un par de jugadas dudosas sobre si eran córner o saque de puerta, él no dudó en ningún momento. Como era en el área del Athletic, por supuesto decretó córner. Y la jugada que fue en el área del Getafe, por supuesto designó saque de puerta. Sin dudarlo. Claro, luego ves las repeticiones y, casualidad, son al revés.

Al final del primer tiempo los jugadores del Athletic pidieron penalti por mano. Lahoz, no dudó. Ni siquiera consultó con el VAR. Mateu nunca duda con nosotros. De nuevo, las repeticiones demuestraron que el remate de cabeza de Unai Núñez que va hacia puerta es cortado por el brazo del defensor que está totalmente separado del cuerpo. Si hubiese sido en el área contraria, sin duda, hubiese consultado con la sala de máquinas , y hubiese sido penalti, pero en el área del Getafe no, ¿para qué va a consultar?… déjate… no vaya a tener que pitar penalti a nuestro favor y le salga un sarpullido…

En el segundo tiempo tras un salto Williams queda doliéndose en el suelo, Mateo pasa por al lado de él, le mira, pero no detiene el partido porque el que estaba atacando era el equipo contrario. Cuando se detiene el juego no pasa absolutamente nada. La repetición nos muestra como el jugador azulón, después de saltar, en el aire, mete una coz en las costillas a Iñaki. El VAR no lo revisa, o si lo revisa, le da igual. Os recuerdo que el año pasado en un partido nuestro el VAR revisó una jugada que el árbitro no había visto y sacaron una tarjeta amarilla a Unai Núñez. El sábado tuvo que ser roja, pero, ¡qué va!… no se quiso sacar.

Seguro que se me está olvidando alguna jugada, pero lo dejo ya. Esto es para demostrar que lo de este árbitro con el Athletic no es casualidad. NO. NO ES CASUALIDAD. IMPOSIBLE

Así que, si el año pasado una de las mayores alegrías de toda la liga y para TODOS los aficionados rojiblancos fue la jubilación de Undiano Mallenco (otro árbitro absolutamente nefasto para nuestros intereses), ahora rogamos, todos juntos… por favor, Mateu,… POR FAVOR ¡¡JUBÍLATE YA!!

El VAR mal utilizado

Pensaba haber titulado este comentario como El maldito VAR, pero considerándolo mejor he decidido que el problema no es del VAR en sí, sino de la aplicación que de él se está haciendo.

El VAR en el mundial fue mejor (Foto: FIFA.com)

Este fin de semana en el partido Valencia – Athletic hubo dos jugadas que fueron revisadas y que de nuevo nos demuestran que hay cosas inexplicables. Nada más comenzar el partido Raúl García es derribado en el área y el árbitro hace caso omiso. En pocos segundos le avisan y el VAR revisa la jugada. Poco más tarde, segundos más tarde, rapidísimo, deciden que no hay nada, que no es penalti. Las repeticiones de la televisión no dejan duda, el defensa no toca el balón sino que impacta en el tobillo de Raúl García derribándolo. Penalti. ¿Por qué no lo concedieron? Ni idea.

En el segundo tiempo, De Marcos en un despeje de balón derriba a un contrario también en el área. Se revisa la jugada y se tardan más de 5 minutos en sacar una conclusión. Mientras, se ven repetidas las imágenes y se ve un fuera de juego clarísimo previo a la jugada del derribo. ¿Por qué tardaron tanto en decidir no pitar nada, si era un fuera de juego previo de un metro? Ni idea. ¿O es que quizá querían pitar penalti?

A pesar de que todas las semanas hay alguna jugada, como las de arriba, que son un desastre, nadie me quita de la cabeza que la idea es buena. Los equipos grandes siempre han sido favorecidos por los árbitros. Y cuando hablo de equipos grandes no me refiero al Athletic, que para mí es el más grande, sino al Madrid y al Barcelona. Yo suponía que el VAR debía erradicar esto entre otras cosas. El problema de este nuevo sistema de ayuda con las jugadas polémicas es que quién lo tiene que utilizar es el mismo árbitro que se confundía, se confunde, y se volverá a confundir, y casualmente siempre en una misma dirección. Los árbitros históricamente han demostrado una tendencia clara a favorecer a los mismos. El VAR me parecía una de las mejores formas para que esto dejase de ocurrir. En parte así ha sido, pero no del todo. En demasiadas jugadas pitan o resuelven algo que sólo ellos ven. Siguen siendo personas los que toman la última decisión. No sólo eso, siguen siendo árbitros los que toman la última decisión. Y a veces, ya sabemos lo que quieren ver en las jugadas. Es increíble, pero es así. El VAR sigue muchas veces ayudando a los mismos y perjudicando a los mismos.

Por otro lado, al ser un árbitro el que revisa la jugada, y como siempre se ha dicho que entre bomberos no se pisan la manguera, ha quedado demostrado que entre colegiados tampoco. A veces da la sensación de que se cubren los unos a los otros. Quizá una de las maneras de solucionar esto es que los controles del VAR estuviesen en manos de otro tipo de profesionales, quizá ex-jugadores, entrenadores, o ex-entrenadores… no sé. Como ejemplo, a mí que pongan a Undiano Mallenco en el VAR me pone los pelos de punta. Es un árbitro que nos lleva machacando muchísimos años, que gracias a Dios se retira esta temporada, pero que quizá nos siga masacrando desde el interior. Por favor,… NO.

Para acabar repito que aunque el VAR se confunde, lo sigo considerando necesario para evitar tantas y tantas injusticias. En teoría es un buen sistema, lo que ocurre es que hay que mejorar en bastantes aspectos. Unificar criterios, que no sean árbitros los encargados, que enseñen al publico las mismas imágenes que se ven en el interior, incluso te diría que se escuche por megafonía las decisiones que se toman, como en el fútbol americano,… Todo lo que sea para mejorar. A seguir trabajando en ello.

Y sobre el Athletic en Valencia… un desastre a olvidar (podía haber sido distinto si llegan a sancionar ese penalti en el minuto 4 pero…). Mal, pero… fue coyuntural, y el viernes contra el Espaynol, se va a dar otra imagen totalmente distinta. ¡A por el Espaynol! Y…

¡Aúpa Athletic!