El humor es machirulo

¡Acabáramos! Al final, pensar como el ministro de Cultura, el astronauta Pedro Duque, que son aberrantes las amenazas de muerte que está recibiendo Rober Bodegas por su monólogo de 2013 con chistes de gitanos, es tener una opinión machista si antes durante, después y con cada tuit no has denunciado también las amenazas que reciben dos de las principales tuitstars femeninas: Cristina Fallarás (que sí las he denunciado personalmente en Twitter) y Barbijaputa (de la que paso por completo pero condeno tanto sus amenazas como las que recibe), según otra tuitstar, La Magdaleno.

La respuesta es sencilla

Con muchos miles de seguidores menos que estas tres mujeres líderes de opinión en Twitter, Yodddio responde a todos los que mean fuera del tiesto, o aprovechando que llueve, sobre el tema de Rober Bodegas: “Los más viejos del lugar conocimos una época en la que si no te hacía gracia un chiste simplemente no te reías. Pero eran otros tiempos, no teníamos los medios de hoy para hacer llegar nuestras estúpidas, ignorantes y egocéntricas opiniones a miles de personas con un solo ‘clic’”. Se le olvida el interés de muchas y muchos, puramente económico, generado por la burbuja “social”.

No es un mal plan

Aunque me temo que los que quieren sacar tajada aprovechando los ataques a Rober Bodegas seguirán tuiteando y dándonos motivos para ciscarnos en las redes sociales, vamos a abrir un paréntesis para otros temas, como la opinión de José Manuel Soto: “Este es el plan: exhumar a Franco, luego volar la cruz, santificar al Frente Popular, demonizar a la Iglesia, debilitar al Ejército, disolver la Guardia Civil, prohibir los toros, abolir la Monarquía, deslegitimar la Transición, trocear España… No pararán hasta conseguirlo”. Pues una vez leído, más que una advertencia parece una buena hoja de ruta.

¿A quién le interesa?

Ahora que conocen un poco cómo está abonada la tierra de Twitter, con miles de personas esperando al próximo linchamiento y líderes de opinión entre la derecha y la pared, pueden entender un poco mejor que en esta red se apoyen, por ejemplo, los de la nueva política. En Podemos y Ciudadanos son muy aficionados a Twitter y necesitan de toda esa masa acrítica y de gustos extremos para hacer correr noticias falsas, como la agresión a un hombre de 75 años por parte de los independentistas catalanes que hasta El País ha desmentido. Pero el bulo ya ha corrido y el abono, echado.

Agur, Agirretxe

Sé que me quedo solo cuando opino que si queremos que el Athletic siga siendo un club diferente debería de dejar de pescar en el estanque del vecino a golpe de cláusula de rescisión. O somos, o no somos. Pero el único jugador de la Real Sociedad por el que sí hubiera animado al Athletic Club a negociar, sin duda, es Imanol Agirretxe, sobre todo desde la espantada de Fernando Llorente. Ayer, el delantero txuriurdin anunció que deja el fútbol por culpa de las lesiones. Una mala noticia para el deporte en Euskadi. Eskerrik asko, gracias por tus casi 400 partidos y más de 100 goles para el fútbol vasco, Imanol.

El odio

No tiene nada de malo que un presidente elegido por su parlamento democráticamente participe en una campaña para visibilizar una dolencia como la esclerosis. Lo único “malo” es que el político y quienes le acompañan enseñan sus vergüenzas en forma de flacidez, michelines, una piel pálida o bañadores que te quedaban mejor el año pasado. Pero en el caso de Quim Torra, esa acción solidaria se convierte en una oportunidad para el linchamiento, producto de un odio provocado, generado, dirigido desde España y del que nadie se hará responsable.

El morbo

El acercamiento a cárceles próximas a sus lugares de origen de los políticos catalanes que siguen presos habrá aliviado en parte el injusto sufrimiento tanto de ellos como de sus familias. En los medios españoles no se percibe mucha sensibilidad hacia esa situación injustificable y dolorosa, pero sobra el morbo por el día a día de estos líderes sociales y políticos: que hayan pasado de un menú de 4 a 12 euros por persona porque en Catalunya la concesión a la empresa de catering en las cárceles es mejor da para un reportaje de quince párrafos en El Confidencial.

La ignorancia

El pianista y escritor James Rhodes ha sido protagonista de una polémica reciente en Twitter tan tonta como resultan los generadores de la propia polémica. El guionista vasco Raúl Díaz la resume y zanja bastante bien en un puñado de caracteres: “Sólo con un par de tuits, James Rhodes ya se ha esforzado por el gallego, y lo ha respetado, más que muchos españoles que conozco… Algunos de ellos hasta gallegos”. En efecto, el problema es que Rhodes, inglés afincado en Madrid, había tuiteado en gallego y respondido como merecen a los mentecatos que le criticaban.

La distancia

Las noticias que llegan sobre el rescate a los niños tailandeses atrapados en una cueva junto a su entrenador son confusas, y eso que varios medios nos invitan a seguirlo en directo en sus webs. Pero, ¿cuántos y en qué condiciones quedan dentro? ¿Cómo están saliendo? ¿Por qué se quedaron atrapados? ¿No era el buceo la peor opción? ¿Por qué es la elegida? ¿Qué pinta Elon Musk haciéndose una campañita de imagen? Lo único que me queda claro es que en este mundo globalizado sigue siendo difícil recibir informaciones precisas y que la batalla por el clic solo contribuye al ruido, y no a la información.

Las dudas

En lo personal deseo lo mejor a Pablo Iglesias. En lo político, mucho de lo que ha dejado escrito en Twitter o dicho en su televisión digital le está pasando factura actualmente: “Los favores se pagan con sillones en consejos de administración. La corrupción como forma de gobierno de este país”, tuiteaba el líder de Podemos en 2014. Hoy su partido coloca a consejeras en el Consejo de RTVE como parte de un pacto con el partido del gobierno. Realmente nunca hubo nada de malo en ello, pero ellos extendieron la sombra de la duda sobre muchas actividades políticas que ahora les resultan legítimas.

PP: Lo Peor de lo Peor

20160711_peor

El relato en la versión web de Diario16 es espeluznante: “Ni Las Vegas ni Tarantino: el PP en Baleares. Cocaína, palizas a prostitutas, sobornos, sesiones en clubes de putas solo para políticos y agentes de policía… El sumario del juez Penalva no tiene desperdicio, y lo del Partido Popular con las putas ya huele a infección. No hay trama de corrupción que salpique al PP donde no aparezcan cuerpos de mujer usados a cambio de unos euros. A veces ni euros. Fue un tal Alejandro Halffter, siendo viceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, de la panda de Esperanza Aguirre y Francisco Granados –qué gran pareja perdió el género chico cuando lo encerraron–, quien soltó aquello de: ‘Hay que celebrarlo con un volquete de putas’”.

Y aún hay más

Después de saber que los diputados del PP, Gustavo de Arístegui y Pedro Gómez de la Serna usaban sus influencias para cobrar por trabajos ficticios y, después, movían el dinero para no pagar a Hacienda, parece un pecado menor que el propio De Arístegui, diputado y ex embajador en India con el PP, cobrara con normalidad sus trabajos de “asesor” por medio de una cuenta en Marruecos. El “figura” ya había tenido problemas con Hacienda, así que, en vez de regularizar la situación, emigró la entrada del dinero (El Español).

La telebasura funciona… por nuestra culpa

No se lleve las manos a la cabeza: es así de simple. Si la telebasura es una mina de oro es porque tiene espectadores y atrae a publicistas. Tampoco vale señalar a España: en Euskadi este tipo de programación triunfa. Woody Allen ya decía que en Hollywood no sacaban la basura a la calle, que le emitían por la tele, y aquella ironía sigue estando vigente. Uno de los mejores en este “arte” es Paolo Vasile, al que en La Voz de Galicia dedican una columna deliciosa: puede parecer que le defenestran, pero no, reconocen su mérito de hacer una telebasura cada vez mejor.

No hay mito, solo trabajo

Observo que las cifras de altas de autónomos no dejan de crecer: cada vez son más los que quieren creerse que hay una recuperación económica y que el modo más ágil de intentar aprovecharla es como trabajador autónomo. Así que celebro el post en el blog Pymes y Autónomos que, precisamente, desmonta el mito del trabajador superior. Al contrario: derechos laborales rebajados sin que (añado yo) los sindicatos hagan algo realmente útil por nosotros.

Una declaración muy bonita

Bonita… Y poco más. No sirve de absolutamente nada que “The International Consumer Protection and Enforcement Network” (pueden pronunciarlo exagerando el acento inglés para que tenga algo de gracia) haya publicado una normativa que “impide” que los que nos colocan publicidad encubierta desde las redes sociales sigan haciéndolo. El texto es muy bonito, y pide, claro, que se especifique que estamos viendo publicidad. Pero no hay sanciones ni forma de obligar a que dejen de intentar engañarnos. Así que, como declaración, preciosa. Pero inútil.