Los que faltaban

20140825_faltaban

El referéndum escocés está siendo modélico desde el principio, cuando fue el propio Cameron el que tomó la iniciativa comprometiéndose a admitir el resultado que se diese. Desde entonces, la campaña a favor del “sí” a Escocia y la de los unionistas pueden subir de intensidad, pero están siendo notablemente correctas. La ausencia de violencia (IRA, ETA, Franco…) se ve que ayuda. Con estos ingredientes, si algo sobra es el anuncio de una marcha orangista (unionista) en las jornadas previas a la votación, según el ‘Belfast Telegraph’. ¿Qué aportan? ¿Qué van a lograr además de enrarecer el ambiente.

Sus negocios

Son protagonistas y tiempos diferentes, lo sé. Pero no he podido evitar relacionar estas dos noticias sobre “negocios” de ricos que he leído en ‘El Confidencial’. Por un lado, la que protagoniza el actual rey de España: Felipe VI habría mediado entre Urdangarín y Gwyneth Paltrow (con la que se le relacionó cuando era “solo” príncipe) para que el primero pudiera sacar tajada de una producción de la actriz en España. La segunda noticia la protagoniza otro Felipe: Felipe González habría vendido a la familia real de Arabia Saudí un terreno frente al mar en Tánger. Por cierto, que la noticia tiene otra vertiente: el príncipe Salman abandona Marbella y Marruecos sale beneficiado.

Podemos se pasa de frenada

Me temo que lo que ha sucedido con Podemos en Benicàssim no es una excepción (‘El Confidencial Autonómico’). En el municipio de Castellón, propios (Cáritas y el propio ayuntamiento) y extraños (cualquiera que conozca la realidad del pueblo) se han sorprendido ante la reclamación de un comedor social por parte de los de Pablo Iglesias. Las necesidades al respecto parecen sobradamente cubiertas ya, por lo que la indignación de Podemos carece de base. E insisto, me da que esto no es una excepción: aún sabiendo que no todo se ha hecho bien, especialmente en España, no es menos cierto que es mejor fijarse en los problemas que existen antes de crear unos nuevos e innecesarios.

Porque no todo lo “colaborativo” funciona

Literalmente: no todo lo que surge de la colaboración desinteresada funciona. Por ejemplo, el reloj “inteligente” Kreyos. La empresa que iba a desarrollarlo pidió aportaciones por valor de 100.000 € y acabaron recaudando 1,5 millones… y desarrollando un reloj que, según ‘Xataka’, ni siquiera da la hora bien. En esta publicación citan otros ejemplos de fraude por medio de “crowdfunding”. Fraude, sí, basado en la moda de lo “colaborativo”: uno de los fundadores de Kreyos se “funde” su parte de los 1,5 millones en Ferraris y tiendas de lujo… y lo comparte en las redes sociales digitales.

Enésimo experimento de Twitter

Me ha gustado la conclusión que han sacado en ‘Marketing Actual’ después del último experimento de Twitter. Lo que ha molestado a sus seguidores no ha sido tanto su último experimento (que los tweets que marcas como favoritos se conviertan en retweets y queden, así, “al descubierto”), como que la red social no deje de hacer pruebas sin avisar. “Twitter realiza este tipo de experimentos escogiendo algunas cuentas para comprobar las reacciones que provoca antes de lanzarlo a sus más de 200 millones de usuarios”.

Ni becas… ni créditos

20140310_becas

La España del ladrillo, las burbujas, el turismo y el folclore de folclórica, se disuelve. Y la alternativa es más ladrillo, más burbuja, más turismo y más folclóricas, porque de momento no han planteado otra. Más bien, todo lo contrario. No solo este gobierno del PP, el de los recortes sociales, las tasas judiciales y el aborto pecaminoso, quitó las becas para postgrados y doctorandos, ahora no les da ni los créditos comprometidos. Sin embargo, sí que los hay para los vehículos, que es de lo que se quejan, sobre todo y con razón, en ‘La Celosía’. La España de los operarios gana a la de los investigadores, y el futuro sigue siendo muy negro.

UPyD y la democracia… interna

“Rosa Díez no puede imponer su criterio por un lado mientras que habla de libertad de elección y de voto por otro. Y es que ni Facebook ni Twitter tienen el peso que tienen las urnas”, afirma José María Guillén en ‘El Semanal Digital’, cuando escribe sobre la última estratagema de UPyD para conseguir que en los procesos internos salgan vencedores las apuestas de la dirección nacional. El último ejemplo, el de Murcia, donde han impulsado una repetición del proceso, sencillamente, porque el candidato oficialista y coordinador hasta ese momento, no había ganado.

Otra cultura es posible

El editor Mario Muchnik parece bastante acertado cuando define “panorama literario como un lugar lleno de “horteras” en el que ni los propios editores leen sus libros”, según ‘Vozpópuli’. De hecho, él mismo reconoce que no repetiría. La pieza sirve para repasar sus aciertos y sus errores profesionales, con la mirada de quien, a sus 83 años, está de vuelta de todo y comprueba que la que ha sido su profesión hoy se ha convertido, básicamente, en un colector. De hecho, él mismo reconoce que hoy se dedicaría a la fotografía, y que admira a algunos jóvenes editores, honestos, que son los que más trabas tienen.

Mourinho ficha… por Yahoo!

El movimiento es más significativo de lo que parece: José Mourinho, que tiene una relación especial con la prensa, ha fichado por la megaempresa estadounidense para hacer una valoración diaria on-line sobre el mundial de fútbol de Brasil, según ‘TICBeat’. ¿Qué supone esto? Por un lado, que ya no hay miedo a perder la referencia de los medios tradicionales. Por otro, que Yahoo! apuesta decididamente por generar contenidos y difundirlos, dando un salto cualitativo claro.

Los misterios de los bitcoins

Yo no sé si el de la foto es Satoshi Nakamoto, como afirman en ‘Newsweek’ y recogen en ‘Xataka’, ni me importa, en realidad. Lo que me sorprende es que nadie conozca al creador de los bitcoins, que responde al nombre japonés que les he mencionado, y aún así esta moneda virtual haya atraído la inversión de millones y millones de euros. Ahora, las últimas noticias, negativas todas, vinculadas al robo de inversiones, y extraños decesos de comercialidadores, han puesto el foco sobre un constructo que, a su vez, pone de manifiesto otra evidencia: qué mal lo han hecho los bancos para que esta moneda inexistente resulta atractiva.