¡Tres puntos contra el Geta que van por usted, Sr. Azkuna!

Lo primero que quiso decir Valverde al llegar a la sala de prensa después de obtener los tres puntos, fue que aunque seguramente era poco para lo que se merecía, los puntos eran para Iñaki Azkuna. Por supuesto me uno a esa dedicatoria de parte del Club. Hubiese sido una pena que no se hubiese podido hacer. Azkuna, bilbaino de pro (a pesar de no ser de Bilbao, ya se sabe que el de Bilbao nace donde quiere…), se merecía eso y mucho más.

¡Va por ti, Iñaki! (Foto: El Correo)
¡Va por ti, Iñaki! (Foto: El Correo)

Los que no se merecen ni eso, ni nada, salvo el mayor de mis desprecios son los … que silbaron durante el minuto de silencio que se guardó antes del partido. Hay que decir que fueron pocos, muy pocos, ¿cinco, seis, siete… o diez? De todas formas los suficientes para agarrarme un cabreo de los sordos. Bueno sordo no, y mudo menos, porque cuando acabó el minuto y tras los respetuosos aplausos ofrecidos a nuestro alcalde, me levanté a chillar a los 4 ó 10 impresentables. Y me alegré infinito cuando comprobé que no me quedé sola, ya que el concierto de viento hacia ellos era generalizado. Hoy al leer la prensa, de todas formas, he sabido algo que ayer desconocía al estar en San Mamés, y era que uno de los grupos de la grada de animación había recomendado respetar el minuto de silencio. También que otros (no sé si los mismos, no lo especificaba el periódico) habían decidido no estar presentes y entrar en la grada una vez acabado el mismo. En ese periódico decían también que cuando entraron, el público les dedicó una sonora pitada. Como tengo posibilidad de explicarlo aquí, yo que quede claro que a ellos no les silbaba. Silbaba o chillaba contra los irrespetuosos que no son capaces de mantener el silencio, durante dicho minuto. Ni idea de sus motivos, de hecho me dan igual (a pesar de la curiosidad), pero me demuestran que son de lo peor. Por otro lado, los que no quieren escucharlo y entran después, me parece que son muy libres de hacerlo, esa es una opción, pero no es irrespetuosa. No quieren verlo y no lo hacen. Perfecto. Aunque no lo comparta, ellos sabrán. Yo a ellos no les chillo. Yo critico a los que en contra del sentimiento de 35.000 personas no son capaces de entender su dolor o simplemente su respeto hacia un hombre importante para la ciudad, y al que tras irse se le quiere hacer un pequeño homenaje. De hecho, pequeño para lo que se hubiese merecido. Se les debería caer la cara de vergüenza, aunque supongo que eso, la vergüenza, no saben ni lo que es. Ni vergüenza, ni educación. Vuelvo a decir, ellos sabrán, pero que se enteren que La Catedral les demostró el mayor de sus desagrados. No son ni queridos, ni bienvenidos si su comportamiento es el demostrado el sábado.

Sobre el partido en sí decir que el Athletic va firme y brillante (coincido con Txingurri) hacia su objetivo. El resultado es engañoso. Los rojiblancos tuvieron oportunidades a mansalva, incluso en ese primer tiempo que fue muy trabado y farragoso porque así lo planteó el Getafe. Muralla, autobús ante la puerta y si suena la flauta de la contra (que precisamente eso era lo que quería Contra, su entrenador), mejor que mejor. También en esa situación se podía haber metido algún gol más además de la maravilla que obtuvo Markel Susaeta. En el segundo tiempo, otras y mejores oportunidades, pero… o el último pase o la definición, eran defectuosas, lo que hizo que el Getafe estuviese vivo todo el partido a pesar de su propia inoperancia. Incapacidad sobre todo motivada por el trabajo de nuestros jugadores que presionan muchísimo y siguen yendo a por el gol con insistencia y trabajo espartanos. Eso sí, si llega a meter el gol en el minuto 87 Ciprián, en su oportunidad desde el borde del área, se nos hubiese quedado cara de tontos. Se puede, pero… no se debe fallar tanto. Y si tengo que elegir el mejor o los mejores de ayer, decir que me pareció un muy buen partido de Rico, desde el minuto uno al último. Así como de Iturraspe. Ambos más terrenales en los últimos partidos, en los que se les vio menos (bajaron prestaciones), volvieron ayer a un nivel sobresaliente. Laporte también muy bien, y Herrera y Susaeta, a los que critico bastante (porque espero mucho de ellos), también estuvieron bien.

Sobre los equipos tras nuestra estela, el Sevilla, a falta de lo que haga la Real en Almería, es el más cercano, está a 8 puntos. El Villarreal ha vuelto a perder, por lo que se retrasa a 10 puntos. Ya veremos la Real.

Y ya, mañana mismo, a jugárnosla con el Elche allí. ¡A por ellos, Athletic! Y así el buen resultado se lo volvemos a dedicar a Azkuna, que como ya dijo Valverde, se merece eso y mucho más. ¡Va por ti, Iñaki!

Punto agrio el de Villarreal

Agrio porque parecía que podíamos haber obtenido los 3 puntos. Agrio porque no se debe fallar un penalti, se puede sí, claro que se puede fallar, pero… que se tire tan mal es lo que no debería ser (Aritz, hijo). Agrio porque me hubiese gustado que el Athletic le hubiese dado en los morros a ese entrenador (Marcelino García Toral) que le tiene un odio especial a nuestro equipo y él sabrá por qué. Agrio porque se le podía haber apartado al Villarreal nada menos que a 10 puntos. Agrio porque el Villarreal se quedó ayer con un jugador menos y el equipo no fue capaz de combinar y crear un poco de peligro. Agrio porque seguimos viendo a los jugadores desaprovechar posibilidades de contraataques, con decisiones o pases horrorosos (mención especial para Iker Muniain y Susaeta). Agrio, en conclusión, porque es una pena que se pierdan estas oportunidades.

Con esta cara nos hemos quedado
Con esta cara nos hemos quedado

Y el cabreo que tenía Valverde al final del primer tiempo era similar o quizá inferior al que tenía yo. El fallar el penalti ya me parece mal pero la jugada anterior a pitar el árbitro el descanso es para que se lo hagan mirar. Tienes una falta a favor en el borde del área y se supone que algún jugador de calidad tienes para poder incluso meter un gol. Puede acabar el primer tiempo con esa misma jugada y vas… y haces el ridículo haciendo (Ander Herrera) un pase ¡a nadie!, rápido, que lo que consigue es que el Villarreal te monte un contraataque y casi te meta un gol. ¡El colmo del despropósito! ¡Mal no, PEOR!

Por supuesto un punto sobre el papel está fenomenal, pero el partido ha sido mucho más flojo que contra el Valencia. El Villarreal ha achuchado muchísimo desde el minuto uno y los nuestros no podían sacar el juego o construir como querían, se daban pérdidas y de ahí surgían las contras de los valencianos que, como todo el mundo sabe, es una de sus virtudes. A pesar de eso hemos tenido dos oportunidades claras antes de acabar el primer tiempo.

El segundo tiempo ha empezado con la caraja que sacan alguna vez después de pasar por el vestuario. Dan ganas a veces que jueguen los dos tiempos seguidos sin descanso. Caraja y fallo de Balenziaga que se acompaña de una bajada a defender del resto de jugadores como si fuese un partido de solteros contra casados. (O eso o que los del Villarreal iban en moto). Los dos atacantes que entraban a rematar entraban los dos, antes que y sin ninguna oposición de nuestros jugadores. Contra de ellos perfecta pero… buf… por nuestra parte…

A partir de la expulsión el «submarino amarillo» se ha dedicado a perder el tiempo de una manera escandalosa, permitido por el árbitro e incluso en el cambio de Iraola, no sólo permitido, sino que además alentado, siendo protagonista de la pérdida de tiempo el cuarto árbitro, ya que no deja hacer dos cambios a la vez. Ya me explicará alguien por qué. Increíble.

Y sobre Marcelino García Toral, quizá mejor no hablar, pero… Vaya rueda de prensa… Y Sí, tienes razón, tu equipo ha jugado el final de los dos partidos de este año contra el Athletic con 10 jugadores. Sí, pero no por los árbitros sino porque tus jugadores, Bruno en San Mamés y Gabriel ayer, han sido unos amigos con los rojiblancos. Gracias, Bruno, en su día y gracias Gabriel ayer. Gracias,  por tu penalti absurdo, tarjeta clara, y segunda tarjeta por codazo clarísimo (aunque también absurdo). Así que, Marcelino, habla con tus jugadores y no del Athletic y los árbitros, porque no es sólo que hagas el ridículo, es que también que mientes. Olvídate de nosotros y céntrate en corregir los errores de los tuyos. O mejor, no lo hagas para que así sigáis perdiendo puntos de manera absurda.

Para acabar quiero decir que no todo ayer fue negativo, además del punto, está clarísimo que los jugadores han dado todo lo que tenían, sin escatimar ni una sola gota de esfuerzo, haciendo honor a su nombre de leones. Los rivales siguen a 6 y 7 puntos (más golaveraje en el caso de los amarillos). Así que ahora a hacer buenos estos dos empates, cosechados seguidos fuera de casa, contra grandes rivales, con un triunfo en la Catedral contra el Getafe. ¡A por ellos!

Gran Gorka Iraizoz en Getafe

Gorka Iraizoz. Teniendo en cuenta que desde la Liga pasada le he dado hasta en el carné de identidad, he de decir que no puedo menos que alabar su actuación. Y no tanto por ser su buen estado de forma cosa de un sólo día, sino más bien porque es algo que lo está alargando en el tiempo. Ya lleva cinco partidos seguidos en los que hay alguna parada de mérito, o incluso es el más destacado del partido.

Gran parada
Gran parada

Ayer aunque empezó con una pifia de las suyas, después ya realizó una parada de mérito que en caso contrario nos hubiese supuesto un jarro de agua fría en los primeros minutos… Luego fue bien al suelo para detener otra ocasión propiciada por una entrada hasta la cocina del jugador del Getafe con pase atrás incluido. Ahí se topó con Balenziaga, que sin querer le pegó un fuerte golpe en su pierna derecha, encima de la rodilla . A pesar de seguir cojeando durante todo el primer tiempo  fue capaz de continuar y llegó su momento de la noche. Parar un penalti. No sólo eso. Parar el penalti a un gran especialista como Diego Castro, que llevaba 15 de 15 metidos . Ahí es nada. Encima el especialista lo tiró bastante bien, raso y cerca del palo. Pero… para sorpresa de todos, ahí mismo estaba la mano de Gorka, para rechazarlo y encima no dejarlo de nuevo para el posible remate facilón. En este caso, sí creo que podemos decir que Gorka nos ha dado estos puntos que tan bien saben. Esperemos que la lesión no sea grave, tiene pinta de no ser más que un bocadillo. De todas formas en el caso de que no esté para este jueves, que lo tenemos encima, Iago Herrerín ayer volvió a demostrar que está preparado para sustituirle. El trabajo que tuvo lo solucionó con solvencia y dio también tranquilidad a la defensa. Bien. No hay cosa mejor que la competencia por un puesto. Cosa que suele mejorar las prestaciones del titular, que… por si acaso… tiene que dejarse todo lo que tiene para no perder el puesto ¿Esto le ha ocurrido a Gorka? Ni idea, pero, bienvenido sea.

Si seguimos hablamos de lesiones no me puedo olvidar de la de Iñigo Ruiz de Galarreta. ¡Qué mala suerte ha tenido el pobre chaval! Dos años seguidos, dos octubres negros y sendas roturas de ligamentos cruzados. Mierda. Teniendo en cuenta cómo ha conseguido salir de la primera lesión, demostrando el nivel que estaba teniendo ahora en el Mirandés, no dudo que con la segunda lesión va a hacer lo mismo. Todo el ánimo del mundo, Iñigo. Y que sepas, que en el Athletic te esperamos.

Tampoco me quiero olvidar de Iturraspe, que lleva dos partidos seguidos a un nivel muy alto. De hecho, lo considero uno de los culpables de que ahora tengamos 6 puntos más en el casillero. Ayer fue un imán para los balones, y creo que consiguió sacar muchos más en defensa que los mismísimos centrales. Muy bien, Ander, sigue así.

Cosa que me encantaría decir del otro Ander, de Herrera, pero… ni de lejos. ¡Qué flojo está! A ver si «vuelve» de allá donde esté.

¡Athletic, así sí, pero a domicilio también!

Otros 3 puntos más que saben a gloria, sobre todo porque han sido obtenidos contra un equipo, el Villarreal, que está en la cuarta posición, cosa a la que no nos tienen acostumbrados nuestros chicos.

Alegría de Aduriz aún no siendo su gol
Alegría de Aduriz aún no siendo su gol

 

Cuando se gana un partido siempre te queda la duda de si el equipo contrario lo ha hecho bien o no, o si el mérito ha sido tuyo por jugar mejor. En este caso creo que es lo segundo. De hecho el Villarreal comenzó el partido diciendo aquí estoy yo y dominando el juego. Me recordaron un poco al Barça porque parecía que sin despeinarse controlaban y llegaban. Esto duró entre 10 y 15 minutos. A partir de ahí fue el Athletic el que adquirió el control, y todo gracias a uno de los planes B del entrenador, que parece que es el que puede carburar, tras las enésimas combinaciones que ha hecho Valverde en el centro del campo para ver si daba con la tecla. Y digo plan B, porque contra el Valencia fue el equipo que sacó adelante el puntito conseguido en última instancia, partiendo desde el banquillo y con un cambio de posiciones en los hombres. Contra el Valencia se quitó a Beñat y a Herrera, y se colocaron Iturraspe, Rico y De Marcos. Plan B, que surtió efecto y que visto lo visto parece que el entrenador los ha convertido en plan A. Y sí. De nuevo en San Mamés le han dado resultado. Itu organizando la salida de balón desde la defensa, muchas veces incrustado en ella como un central más, yéndose Laporte al lateral y Balenciaga hacia arriba por banda. Rico, por delante de Ander barriendo en el centro todo lo que se cruzaba en su camino, que era mucho por la capacidad de trabajo que tiene, y De Marcos más arriba, dando posibilidades a los ataques, haciendo desmarques, y también trabajando sin parar. Rico tiene que pulir esa pérdida de balones tan peligrosa y repetida pero… lo demás no le puedo poner ni un pero. Y encima, vaya golazo que metió, porque sí, el pase está bien, pero lo convierte él en bueno tirándose en plancha y haciendo lo que hace, cambiar con el giro de cabeza la trayectoria del balón y llevarlo al palo contrario. ¡TOMA! Remate de delantero centro puro. ¡Qué gozada! A destacar en la foto superior la celebración de Aduriz, que parece que el gol lo ha metido él.

Conclusión a lo comentado, este centro del campo funciona. Ahora sólo hace falta, la prueba de fuego, que también lo haga fuera de casa. El escenario es complicado y encima por historia no nos viene nada bien. El Coliseum Alfonso Pérez no es precisamente sencillo y menos ahora. LLeva el Geta 4 partidos seguidos ganados y está empatado a puntos con nosotros. A ver si definitivamente ha dado Txingurri con la tecla y éste es nuestro centro del campo. Y de paso, así algunos jugadores, léase Herrera, ven las orejas al lobo e igual empiezan a jugar algo porque… ¡qué mal está! Que no se puede vivir sólo de nombre y lleva mucho tiempo haciéndolo. Menos hablar y convencernos en las ruedas de prensa (a mí ni me convenció ni le creí) y más jugar a algo. Sobre todo ahora que por fin sabemos el pastizal que pagamos por él. Ese regalo de pocos millones de la estupenda gestión del señor García Macua y su amigo Arrinda, tan alabada por algún periódico… y que se han convertido, por arte de (incentivos) magia  en 11 y medio. Ahí es nada. 

Y para que nadie se sepa titular, se duerma y se apoltrone en su alineación segura, tampoco estaría mal que sentaran algún partido a Susaeta (la cantidad de posibles ataques buenos que estropea con su último pase, o su último no pase, muchas veces por no levantar la cabeza). Eso sí, falla pero trabaja muchísimo, e igual por ello sigue de titular. Pero… a mejorar tú también Markel. Y si lo haces en Getafe mejor que mejor, y si ya os traéis algo positivo…. buf… el éxtasis.