Este Athletic está para el desguace

Yo pensaba que había sido muy dura hablando del Athletic en las pocas líneas rápidas mías que publicó en el Desmarque Bizkaia nada más acabar el partido Asís Martín. ¡Qué va!

Impotencia (Foto: Borja Guerrero)

Leyendo el comentario Un monumento a la estupidez de Juan Carlos Latxaga en su blog Juego de cabeza, veo que me he quedado corta. Tiene mucha razón, es real lo que dice, pero al leerlo suena fortísimo. Estando de acuerdo con su final en el que dice que el problema del Athletic no obedece a ausencias y presencias puntuales yo añadiría que el problema básicamente es de creación. Nuestro centro de mandos del equipo está para el desguace. El entrenador no hace mas que probaturas cambiando, poniendo, defenestrando, sustituyendo, volviendo a dar la titularidad… a los jugadores que tiene para esos puestos centrales. Y de muy pocas formas le ha funcionado, porque los jugadores lo están haciendo realmente mal, salvo por momentos  y con nombres puntuales. Iturraspe algo (no ayer, desde luego)… Rico más tiempo, y… nada más. Vesga, San José, buf… vaya añito llevan. Beñat mal, pero es que está saliendo de una lesión. Pero a los demás… ¿qué les pasa? Para el desguace. Muchos llevan pidiendo la cabeza de Ziganda hace mucho tiempo. Pero yo pregunto… ¿Qué entrenador sería capaz de sacar algo del equipo tal y como están los jugadores del centro del campo? La creación de cualquier jugada e incluso pase con sentido es una quimera… y de eso la culpa la tienen los que están en el cesped. No el del banquillo.

Además si lo comentado fuese poco problema, tampoco nos podemos olvidar de la falta de gol tan increíble que tenemos. Aritz Aduriz nos está salvando de muchas pero… ¿qué más tenemos? Sabín Merino… no hace otra cosa que desaprovechar oportunidades. Iñaki lo juega todo pero… su efectividad de cara a puerta  es bajísima,… aportar este año más bien poco… Kike Sola… entró ayer en convocatoria porque no había más. Así muy lejos no se puede llegar.

Y los laterales también tienen lo suyo… Saborit… ni carne ni pescado. También da la sensación que está desaprovechando la temporada. Lekue… está fallando mucho defensivamente… y claro si le ponen de lateral basicamente lo que tiene que hacer es defender…

Dependemos de Raúl y Aduriz, que entre los dos tienen 70 años. Y claro… de vez en cuando se nota. Y que no nos falten porque… madre mía lo que los necesitamos.

Si os dais cuenta he repartido estopa a saco… pero… es lo que hay. ¿Otro entrenador?… ¿qué queréis que os diga? No creo que es el problema. El problema es mucho más profundo y ya pueden empezar a solucionarlo en despachos y con dinero porque… mala pinta tiene.

Ayer Itu y San José se convirtieron en protagonistas negativos al perpetrar esa jugada de tebeo, que fue el inicio del fin… el inicio del primer gol. ¡Qué horror! ¡Qué despropósito! Ayer ellos, pero en otros partidos han sido otros. No creo que haya otro equipo en Primera División que pierda el balón tan a lo tonto como lo hacen nuestros jugadores. Pases a un metro o a dos… ¡ala!… al contrario… o a banda directamente, como ayer un montón. En fin… malos tiempos para la lírica.

Y ¿positivo? Pues sí. Algo hay. Los porteros, Kepa y Iago, ambos lo están haciendo muy bien. También los centrales, ayer el mejor fue Íñigo Martínez y el segundo mejor… a pesar del borrón del segundo gol, fue Unai Núñez. Xabi Etxeita lo que está jugando lo está haciendo bastante bien. Yeray se está reincorporando y contra el Spartak lo bordo. Susaeta, aunque ayer no estuvo bien, está siendo de lo mejorcito del equipo esta temporada. Óscar De Marcos saliendo de distintas lesiones se nota lo que aporta el equipo. Córdoba fue como un rayo de luz en la penumbra y esperamos buenas cosas de él. A ver si juega más.

Vamos… qué cosas buenas sí que tenemos. Y la más importante es que a bastantes de los jugadores que lo están haciendo mal este año les hemos visto jugar bien otras temporadas… así que… confiemos, mientras llegan los refuerzos el año que viene.

Y el jueves toca competir en la Europa League. Y como en todos los partidos anteriores quiero acabar deseando que nuestros chicos empiecen a jugar a algo, al fútbol quizá. ¡Vamos Athletic que lo sabéis y podéis hacer mejor!

¡Aupa Athletic!

Muy mala pinta tiene este Athletic

El Athletic llevaba 10 partidos sin perder pero desarrollando un juego más bien escaso.

Yeray la mejor noticia (Foto: Pablo Viñas)

Ayer se perdió contra el Girona 2 a 0 acabando con esa racha de imbatibilidad. Racha que tampoco era para echar cohetes porque la mayoría de los resultados habían sido empates. No sólo poco juego, también pocos puntos.

Ziganda, según ha comentado en la rueda de prensa, decidió cambiar ayer el sistema de juego poniendo tres centrales y dos carrileros ya que lo anterior parecía que últimamente no estaba funcionando. Tampoco esto funcionó ayer, pero la duda que me vuelve a asaltar es que quizá no funcionó porque otra vez muchos jugadores estuvieron bastante mal y así es imposible que nada, que ningún plan pueda ser llevado adelante. No sé la cantidad exacta de balones que se entregaron al contrario, pero sí sé que fueron muchísimos. Iturraspe, Iñigo Lekue, Unai Núñez… regalaron mucho. Nos empeñamos en poner fácil las cosas al rival. De todas formas sobre el cambio de sistema quizá sólo comentar que además vino acompañado de demasiadas novedades: reaparición de Yeray, debut de un cachorro, Andoni López y debut, así mismo, de Íñigo Martínez, la vuelta a la titularidad de Beñat,… No sé si demasiados cosas todas a la vez. Quizá sí.

Mala suerte para el debutante Andoni, al cometer ese penalti nada mas comenzar,  que marcó ya todo el partido. Los minutos siguientes al mismo, estuvo muy nervioso pero luego poco a poco se fue entonando.

La mejor noticia de ayer fue la vuelta a la competición de Yeray, un auténtico león, que sólo sabe él, lo que ha tenido que luchar para estar otra vez en el césped cómo titular. ¡Enhorabuena!

El otro debutante fue Íñigo Martínez que hizo la única jugada de peligro de su equipo,  una chilena preciosa que fue al travesaño. Pena que no entrase. Creo, bueno, mas bien, estoy segura que nos va a dar muchas alegrías.

Todo lo demás un desastre del que no merece la pena seguir hablando. Ahora a intentar volver a jugar a algo el próximo viernes contra la Unión Deportiva La Palmas, en La Catedral.

¡A por Las Palmas y aúpa Athletic!

Lamentable eliminación copera ante el Formentera

Penoso, patético,… hay más adjetivos, muchos más, pero sólo voy a añadir  TRISTE, que es con el que me quedo.

Zorionak Formentera (Foto: EFE)

Triste porque  cuándo metió  el gol el Formentera  lo primero que pensé fue que me alegraba enormemente por ellos  y que quizá  es el mal menor para nuestro equipo tal y como se encuentra en estos momentos. No creo que estamos para nada  y mucho menos para seguir jugando dos partidos a la semana. Asi que… no voy a decir que qué bien, pero… ¡qué disfruten los isleños el regalo!, que a nosotros parece que nos queda grande.

Y puestos a criticar de Ziganda criticaría su insistencia en sacar a una pareja de mediocentros como Vesga y San José, que no crean absolutamente nada. Bueno, miento. San José le ha dado dos pases buenos a Williams,  pero ya se ha encargado el delantero de desaprovecharlos. Nada más. Cuco, Vesga y San José no están. No. No están.
Y por no centrarme sólo en ellos también decir que Iñaki tampoco… ¿qué le pasa? Está … no está. Las que falló ayer… madre mia, y es que ni siquiera pasa bien… nada. No es de recibo todo lo que falla. No. Tampoco son aceptables las dos últimas jugadas del partido. Iñigo Lekue… ¿en qué estabas pensando en la jugada antes de córner? Buf…

¡Qué mal cuerpo se me ha quedado! Y no sólo por el frío que pasé… sino por la sensación de impotencia. Dentro de unos años recordaré y podré decir esa frase  que nos gustan tanto de «yo estuve ahí», pero no refiriéndome a Manchester, sino a La Catedral en este famoso «Formenterazo». Ah… y que quede claro que no me arrepiento de haber ido. Con mi equipo a las duras y a las maduras. Y aunque quedan pocas fuerzas… ¡ánimo a todos los que ayer estuvieron tan mal! La próxima mejor. Y por supuesto…

¡Aúpa Athletic!

 

Triunfo del Athletic, pero… ¿y el fútbol?

Soy la primera que salió ayer encantada de La Catedral. Encantada, claro, por el resultado única y exclusivamente, porque si pienso en todo lo demás me preocupo.

Alegría por el milagro consumado (Foto: EFE)

Ganamos 3 a 2 contra el Hertha de Berlin y no solo seguimos vivos en la Europa League sino que encima podemos, incluso, quedar primeros de grupo. Alucinante. Increíble, sobre todo visto un primer tiempo lamentable en el que los alemanes nos volvieron a dar un baño total y absoluto, en el que el único tiro a puerta de nuestro equipo fue el de Aduriz gracias al penalti. No se puede jugar menos, no se puede hacer peor,… Porque… ¿a que no queréis que os comente nada sobre el segundo gol del Hertha… 30 segundos después del milagroso empate de los nuestros?

El segundo tiempo mejoro un poco pero eso, sólo un poco,  como muy bien reconoció Aritz al acabar el partido en una entrevista. Menos mal que lo ve igual que nosotros porque sino es cuando nos cabreamos más. En la txiki mejoría tuvieron que ver los cambios que introdujo Ziganda sacando al campo a Iturraspe, el cual debió jugar de inicio, y a Susaeta. Ambos, le metieron un poco de vida al equipo, ya que con San José estaba muerto. También ayudó el Hertha, que se echó hacia atrás, quizá pensando en pillar otra vez al equipo en algún contraataque. Este segundo tiempo, tampoco es que fuese como para echar cohetes pero ante el desierto inicial… De todas formas, el triunfo no nos debe cegar porque no siempre es posible ganar a base de arreones, a base de hígados, a base de empuje… Todo esto se agradece, por supuesto, pero se necesita mucho más.

Por sacar cosas positivas quiero volver a destacar a Rico; a Balenziaga, que es incansable; a Aritz y a su efectividad goleadora (en este caso con los dos penaltis); a Lekue que jugó mucho partido con un golpe enorme en el pie y a ver cómo está hoy; a Córdoba, que no deja de intentarlo; a Raúl, por lo listísimo que es y su manera de iniciar el contraataque del tercer gol con un saque de falta rapidísimo; a Balenziaga por contraatacar y hacerlo tan perfecto; y, sobre todo, a un extraordinario Iago Herrerín, que nos volvió a mantener vivos en el partido, haciendo tres paradones ya para el minuto 13, y una parada en el último minuto del descuento ( cómo es posible que se les deje rematar a los alemanes en ese último minuto, ¡qué horror, cómo estamos!).

Conclusión: contenta, pero con reservas porque los milagros no tienen lugar muchas veces en un mismo año, y ya es probable que hayamos cubierto el cupo. Hay que mejorar, hay que jugar algo al fútbol, hay que recuperar a muchos jugadores que están en el campo, pero no están… Se puede Athletic, se puede.

Y el domingo, sin tiempo para descansar, nos toca jugar otra final, contra el Deportivo de la Coruña, que tal y como estamos ahora, es un equipo de nuestra Liga. Hay que ganar sí o sí. Y como se puede y porque se puede… ¡a por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

P.d.: Permitidme que introduzca un comentario muy personal, que con mucha diferencia ha sido lo mejor del partido: Mi ama de 88 años me ha acompañado a San Mamés, y en el primer tiempo, que estábamos jugando horriblemente mal, ella estaba encantada de la vida, simplemente por el hecho de estar allí, estaba súper emocionada, y me lo decía. Eso es el Athletic, este sentimiento, da igual que se haga mal o bien, somos de unos colores y los queremos. Y no os voy a decir lo contenta que se ha ido a la cama con los tres puntos en el bolsillo,… porque ya lo sabéis.

¡Gracias Athletic por hacernos sentir esto!

Jugando así, sí, Athletic

Curiosamente los aficionados del Athletic estamos mucho más contentos después de perder 0 a 2 en la Catedral contra el Barcelona que habiendo empatado contra el Östersunds en Suecia.

Buen tandem por la izquierda (Foto: Athletic Club)

Parece un contrasentido pero no es así porque en lo que nos estamos fijando es en el juego. Contra el Barça a pesar de perder se compitió, incluso dio la sensación de que el Athletic era superior a los culés, en determinados momentos. Nos volvió a penalizar la falta de puntería o de calidad, en dos o tres situaciones, mientras que ellos se apoyaron en un Messi que apareció un par de veces, para apuntillar a los rojiblancos. Otro partido se hubiese dado si Aritz acierta con alguna de las que tuvo en el primer tiempo. Sobre todo en el mano a mano. Tampoco estuvo acertado en el pase e incluso por un error suyo vino el segundo gol de los catalanes en el descuento, que dejó un marcador cruel, que para nada merecieron nuestros jugadores. Una pena.

Pero lo dicho, nos quedamos con las cosas positivas, entre las que habría que destacar la pareja que formaron Lekue y Córdoba en la banda izquierda. Estuvo muy incisiva todo el partido poniendo en continuos aprietos a la defensa barcelonista. Le vendrá muy bien al lateral porque en los partidos anteriores no estuvo tan afortunado y éste puede ser un buen empujoncito para su moral. Córdoba por su parte, siguió en su línea de todos los minutos que lleva jugando desde su début. Da gusto verle. A veces, da sensación incluso de ser él el veterano, que se intenta echar el equipo a la espalda. ¡Que siga así! Porque ya vemos lo difícil que es mantenerse o mantener el nivel, una vez que se entra en el primer equipo. Si no que le pregunten a Iñaki Williams que no está pasando por su mejor temporada, lo que nos lleva a todos a preguntarnos que qué le está ocurriendo.

Otro de los debutantes del año Nuñez estuvo también francamente bien, adelantándose a los delanteros en la mayoría de los lances. A seguir así.

Y ya este jueves en Europa League, en la final ante los suecos,  a demostrar que son capaces de jugar como el sábado, sea quien sea el rival. ¡A por el Östersunds! y…

¡AÚPA ATHLETIC!