En El Sadar, Simón y los suplentes

Una de las cosas que más me gustó del partido del domingo del Athletic en Pamplona, además de la victoria, fue que mucho del protagonismo recayó en los suplentes, además de en Unai Simón, que cada vez es más grande.

Paradón de Unai (Foto: Deia)

Empiezo a hablar de Oihan Sancet, el esperado. Todo el mundo habla maravillas de él y a pesar de sus 19 años, por fin, Garitano le dio su primer partido se titular. Bien para todos, salvo para el Bilbao Athletic que supongo que le echó de menos en su derrota contra el Guijuelo de este fin de semana. A los demás nos encantó. No dio la sensación en ningún momento de ser su primer partido como titular. Más bien al contrario, jugó tranquilo y con mucho criterio. Seguramente fue una de las balas que más desconcertó a Jagoba Arrasate y a su equipo, que durante casi todo el primer tiempo, no supieron por donde les daba el aire. Se ha tenido que lesionar Muniain para verlo. Bueno. No hay mal que por bien no venga. Un Athletic valiente y mandón impuso su criterio atacante y pudo conseguir más de lo que consiguió en ese primer tiempo de mucha calidad. Oihan se compenetró bien con todos sus compañeros de delante, pero también con Unai López y Dani García, a los que se ofrecía para hacer fluido el juego. Tiene una vena y una visión ofensiva que me encantó. Me sorprendió su cambio en el segundo tiempo, pero él mismo ha dicho que estaba cansado así que… bien.

Unai Simón nos mantuvo en el partido en esos 3 minutos tontos del final del primer tiempo, en el que nos podían haber caído dos goles como 2 soles. Pero ahí estaba él para hacer dos muy buenas paradas. Incluso buenísimas. En el segundo tiempo también sacó otro remate a bocajarro, cuando Osasuna estaba mandando. Unai da puntos, y por lo visto hasta ahora, da muchos puntos. ¡Enhorabuena!

Otro de los suplentes fue Kenan Kodro, que es un jugador que casi no sabíamos que estaba en el equipo. Solo había disputado hasta ese momento un minuto. Pero de nuevo, por un detalle de mala suerte, la lesión de Raúl García, Gaizka le dio 45 minutos de juego. ¡Qué mejor forma de aprovecharlos que meter el gol de la victoria! Pues así lo hizo. Aprovechó, como delantero centro puro, un balón que le puso Íñigo Lekue (otro de los suplentes, por medio de un sombrerito al defensa). Kenan controló y de un toque rápido envió al fondo de la red. Perfecto. Me alegro infinito por él. Tanto como me alegré la semana anterior de los minutitos de los que dispuso Villalibre. Espero que sigan contando, y que puedan aportar. Aprovecho para hacer una pregunta a los periodistas para que se la hagan a Gaizka Garitano, que después del partido, en rueda de prensa dijo que Kodro era un profesional excelente y que lo había tenido muy difícil por el hecho de no proceder de la cantera. ¿?¿? ¿Qué quieres decir Gaizka? ¿Que es más fácil para los canteranos jugar? No lo entiendo, porque el que juegue o no es una cosa que depende única y exclusivamente de Gaizka como entrenador. A ver si alguno se anima y se lo pregunta.

Otro suplente, San José, que cumplió su partido 300, (zorionak, Mikel!), también participó en el gol de la victoria, alargando el balón de cabeza, para que le llegase a Íñigo Lekue. Conclusión, los 3 suplentes participaron en el gol. ¡Vaya ojo, Gaizka!

Del segundo tiempo destacar que tras 30 minutos casi desaparecidos, en los que se veía que el gol de Osasuna iba a llegar, como así fue, fueron capaces de pegar el último zarpazo 3 minutos después del gol rojillo, lo que hundió a los contrarios y permitió llevarnos los 3 puntos. Importantísimos, porque rompemos una racha horrible de 7 meses sin ganar fuera de casa. Y porque el feudo no era el más indicado, o eso decía la estadística, de 31 partidos sin perder los contrarios en su casa. Algo habrán hecho bien nuestros chicos.

Así las cosas, llevamos 4 partidos seguidos y 10 puntos. Quinta posición pero, a no dormirse… porque la Liga está súper reñida y tan pronto estás arriba como estás abajo. Así nos lo han demostrado las rachas anteriores. Que pase el siguiente y …

¡Aúpa Athletic!

Ibai tiene sitio

Mi titular en este comentario está puesto en contraposición a uno que leí la semana pasada, algo así como, Ibai sin sitio en el Athletic.

Ibai protagonista positivo (Foto: AFP)

Cuando lo leí ya estaba en desacuerdo, y el domingo en el partido el mismo jugador demostró que ese titular no tenía validez. Si Muniain la semana pasada se enfadó con El Correo y un titular similar, no creo que el de Santutxu estuviese tampoco muy contento. Así que su partido yo lo tomé como un zasca en toda la boca para el que escribió el artículo.

El del domingo fue su primer partido de titular en la temporada. Partido que jugó completo, algo que ocurre por primera vez desde que vino el año pasado del Alavés. Jugar contra sus ex compañeros también le puede dar quizá un valor añadido al hecho de haber jugado bien, porque podía haber estado más nervioso. Ibai tuvo que salir presionado, ya que al no haber jugado más que 17 minutos hasta ese momento, podía dar la sensación de que tenía que demostrar más que el resto de jugadores. Él mismo comentaba esta semana que estaba esperando su oportunidad para demostrar que tenía sitio. Presión propia y presión del público que parece que a otros jugadores les perdona más si fallan.

Jugó todo el primer tiempo por la banda izquierda. Pero curiosamente en los primeros 30 minutos casi todo el juego del Athletic estaba pasando precisamente por la banda contraria. Eso sí, juego sin casi peligro. Lo que son las cosas, la primera jugada que se hace por la izquierda y Yuri ve muy bien el desmarque de Ibai, que se interna hasta la línea de córner, y le hace un pase atrás perfecto a Williams, al que hacen penalti. Genial. Además, en ese primer tiempo, puso algún saque de esquina complicado para Pacheco, el portero del Alavés.

En el segundo tiempo Garitano le cambio de banda y le puso por la derecha, intercambiando su puesto con Muniain. Desde aquí puso un par de balones buenísimos que a punto estuvieron de rematar, uno Williams y otro Iker. También participó en la jugada del segundo gol, ya que su fortísima volea fue rechazada por Pacheco, cosa que aprovechó Iker para empujar a la red. Así mismo, y como nos tiene acostumbrados Ibai tiro dos veces a puerta, algo que les está pidiendo el entrenador , pero que pocos jugadores del Athletic hacen.

Conclusión: buen partido del de Santutxu, que espero le sirva para coger confianza y para que Gaizka le dé más minutos. Cuanto más difícil lo tenga Gaizka para elegir a los jugadores, mejor para el Athletic. Y está claro, que Ibai SÍ TIENE SITIO.

También me alegro por la vuelta de Íñigo Lekue a los terrenos de juego. Jugó los últimos minutos del partido, reapareciendo tras una sucesión de lesiones que lo han maltratado. Esperemos que hayan sido las últimas, y que pueda volver a disfrutar en el campo y a demostrar lo que puede dar. ¡Suerte, Iñigo!

Por último, y que no menos importante, recordar que estamos líderes. ¡LÍDERES! Ahí es nada. Ni más ni menos. Líderes. ¡Enhorabuena! A disfrutarlo. Pero también… a seguir peleándolo mañana en Leganés. Y… por supuesto…

¡Aúpa Athletic!

Triunfo soporífero del Athletic en Butarque

«Clasificación, amigo» que diría el bueno de Caparrós.

Reaparición de Rico (Foto: EFE)

El Athletic ha conseguido traerse los tres puntos en su enfrentamiento con el Leganés en Madrid, en un campo en el que en esta Liga todavía no había ganado ninguno de los seis primeros clasificados. Por algo será y está claro que Garitano lo sabía, por eso cementó todavía más de lo normal el equipo, poniendo una defensa de tres centrales. Visto el resultado como si llega a poner ocho. Tres puntos como tres soles, que nos acercan al objetivo. Eso sí, jugar, jugar, lo que se dice jugar al fútbol, no es que se hiciese mucho. Me da igual porque el partido fue muy parecido al que jugamos contra el Getafe y de allí volvimos con cara de tontos porque los también madrileños, sin hacer prácticamente nada, se llevaron los tres puntos. Pues esta vez nos ha tocado a nosotros.

Y venimos con los tres puntos curiosamente gracias a un golazo de cabeza de En-Nesyri, el delantero centro del Leganés, que estoy convencida que se confundió de portería, porque lo hizo todo perfecto: desmarque, salto, giro de cabeza y balón a la escuadra. Golazo. Pero… en su propia puerta. Inexplicable. Se tuvo que confundir. El remate fue tras saque se córner de Lekue, que no era el primero que ponía y muy bien los dos. El anterior lo remató Íñigo Martínez pero al centro de la portería.

A destacar, por novedad, la reaparición de Mikel Rico en detrimento de Beñat que ni siquiera estaba en el banquillo. Enorme trabajo del de Arrigorriaga, pero destruyendo, no creando. También lo tenía difícil para crear porque los balones le pasaban por encima de la cabeza, ya que el juego de su equipo, fundamentalmente era en largo. Bueno juego, juego no. Lo que hacían, fuese lo que fuese, era en largo. Pero insisto, en que me da igual, porque nos hemos venido con los tres puntos.

Aduriz jugó casi todo el partido aunque estaba pidiendo el cambio a gritos. ¿Igual hubiese sido mejor partido para Kodro? Da igual, hecho está. ¡Como para ponerle pegas a Garitano! ¡Chapeau el trabajo que está haciendo!

Y ahora el sábado contra el Alavés, al que también hay que ganar, con juego, sin juego, con gol de Abelardo en propia o como sea pero… todo sea por el objetivo. Y encima, es que los resultados de los rivales directos están acompañando. ¡A por el Alavés! Y…

¡Aúpa Athletic!

Athletic, de desastre en desastre

He dejado pasar más tiempo de lo normal para escribir sobre el partido del sábado del Athletic, con el fin de que se me pasase este enfado e intentar ser más objetiva en el comentario.

El Sevilla se paseó sin oposición (Foto: La Liga)
A partir del partido he leído a un montón de periodistas y cada cual escribía la barbaridad mayor, pero lo más grave es que todos tenían razón.
Normalmente suelo terminar mis opiniones asegurando que el equipo va a mejorar y que las posibilidades de ir para arriba son muy grandes, seguramente fruto de las ganas de que así sea y también de mi optimismo. Pero me están quitando ambas a base de sopapos de realidad. Mi optimismo es absurdo porque se vuelven a cometer los mismos errores por parte de Cuco, o porque los jugadores se empeñan en tirar a la basura todas las oportunidades que les da el entrenador. Es desesperante. Porque de acuerdo en que el entrenador se confunde repitiendo cosas que no funcionan, pero también me reconoceréis que lo de algunos jugadores es terrorífico. Ellos son los que con sus calamitosas actuaciones hacen que Ziganda fracase estrepitosamente. Si muchos no le dan un balde, da igual lo que haga, planifique o piense el entrenador.
Con semejante panorama no sé ni qué pensar sobre el partido del jueves en Marsella. Ziganda intentó el sábado que descansasen Raúl García, Aritz Aduriz y Beñat pero con el desaguisado que hubo en el primer tiempo, tuvo que sacar a jugar a los tres tras el descanso, reconociendo implícitamente su error en la alineación inicial. Y encima arriesgándose a que se lesionase alguien y a jugar parte del partido con menos jugadores. En fin,…
¿Os acordáis de la serie de humor «Enredo»? Pues así es como veo yo el panorama… Tararear la música de la serie mientras leeis las siguientes preguntas: ¿estarán cansados estos 3 jugadores para Francia?, ¿qué medio centros elegirá el entrenador?, ¿seguirá Lekue sufriendo de lateral?, ¿continuará Williams rematando al muñeco? ¿nos volveremos a avergonzar del juego del equipo?… En fin,… lo siento, pero no consigo poner ninguna pregunta positiva u optimista… Se me ha acabado el optimismo y la paciencia. Y lo peor de todo es que… ¿vamos a seguir así, igual de mal, hasta el final de temporada?
Para acabar, decir que ojalá los jugadores y el entrenador con su próximo partido me den un zasca en toda la boca. ¡Ojalá!
¡Aúpa Athletic!

Este Athletic está para el desguace

Yo pensaba que había sido muy dura hablando del Athletic en las pocas líneas rápidas mías que publicó en el Desmarque Bizkaia nada más acabar el partido Asís Martín. ¡Qué va!

Impotencia (Foto: Borja Guerrero)

Leyendo el comentario Un monumento a la estupidez de Juan Carlos Latxaga en su blog Juego de cabeza, veo que me he quedado corta. Tiene mucha razón, es real lo que dice, pero al leerlo suena fortísimo. Estando de acuerdo con su final en el que dice que el problema del Athletic no obedece a ausencias y presencias puntuales yo añadiría que el problema básicamente es de creación. Nuestro centro de mandos del equipo está para el desguace. El entrenador no hace mas que probaturas cambiando, poniendo, defenestrando, sustituyendo, volviendo a dar la titularidad… a los jugadores que tiene para esos puestos centrales. Y de muy pocas formas le ha funcionado, porque los jugadores lo están haciendo realmente mal, salvo por momentos  y con nombres puntuales. Iturraspe algo (no ayer, desde luego)… Rico más tiempo, y… nada más. Vesga, San José, buf… vaya añito llevan. Beñat mal, pero es que está saliendo de una lesión. Pero a los demás… ¿qué les pasa? Para el desguace. Muchos llevan pidiendo la cabeza de Ziganda hace mucho tiempo. Pero yo pregunto… ¿Qué entrenador sería capaz de sacar algo del equipo tal y como están los jugadores del centro del campo? La creación de cualquier jugada e incluso pase con sentido es una quimera… y de eso la culpa la tienen los que están en el cesped. No el del banquillo.

Además si lo comentado fuese poco problema, tampoco nos podemos olvidar de la falta de gol tan increíble que tenemos. Aritz Aduriz nos está salvando de muchas pero… ¿qué más tenemos? Sabín Merino… no hace otra cosa que desaprovechar oportunidades. Iñaki lo juega todo pero… su efectividad de cara a puerta  es bajísima,… aportar este año más bien poco… Kike Sola… entró ayer en convocatoria porque no había más. Así muy lejos no se puede llegar.

Y los laterales también tienen lo suyo… Saborit… ni carne ni pescado. También da la sensación que está desaprovechando la temporada. Lekue… está fallando mucho defensivamente… y claro si le ponen de lateral basicamente lo que tiene que hacer es defender…

Dependemos de Raúl y Aduriz, que entre los dos tienen 70 años. Y claro… de vez en cuando se nota. Y que no nos falten porque… madre mía lo que los necesitamos.

Si os dais cuenta he repartido estopa a saco… pero… es lo que hay. ¿Otro entrenador?… ¿qué queréis que os diga? No creo que es el problema. El problema es mucho más profundo y ya pueden empezar a solucionarlo en despachos y con dinero porque… mala pinta tiene.

Ayer Itu y San José se convirtieron en protagonistas negativos al perpetrar esa jugada de tebeo, que fue el inicio del fin… el inicio del primer gol. ¡Qué horror! ¡Qué despropósito! Ayer ellos, pero en otros partidos han sido otros. No creo que haya otro equipo en Primera División que pierda el balón tan a lo tonto como lo hacen nuestros jugadores. Pases a un metro o a dos… ¡ala!… al contrario… o a banda directamente, como ayer un montón. En fin… malos tiempos para la lírica.

Y ¿positivo? Pues sí. Algo hay. Los porteros, Kepa y Iago, ambos lo están haciendo muy bien. También los centrales, ayer el mejor fue Íñigo Martínez y el segundo mejor… a pesar del borrón del segundo gol, fue Unai Núñez. Xabi Etxeita lo que está jugando lo está haciendo bastante bien. Yeray se está reincorporando y contra el Spartak lo bordo. Susaeta, aunque ayer no estuvo bien, está siendo de lo mejorcito del equipo esta temporada. Óscar De Marcos saliendo de distintas lesiones se nota lo que aporta el equipo. Córdoba fue como un rayo de luz en la penumbra y esperamos buenas cosas de él. A ver si juega más.

Vamos… qué cosas buenas sí que tenemos. Y la más importante es que a bastantes de los jugadores que lo están haciendo mal este año les hemos visto jugar bien otras temporadas… así que… confiemos, mientras llegan los refuerzos el año que viene.

Y el jueves toca competir en la Europa League. Y como en todos los partidos anteriores quiero acabar deseando que nuestros chicos empiecen a jugar a algo, al fútbol quizá. ¡Vamos Athletic que lo sabéis y podéis hacer mejor!

¡Aupa Athletic!