La EITB de los vascos

Un estudio encargado por la comisión parlamentaria “para la reforma integral de EITB” avala el modelo actual, bien valorado por la ciudadanía que la ve y la disfruta. Esto último ha tenido que ser algo muy difícil de encajar para los partidos que quieren cargarse un modelo televisivo con la excusa de “salvarlo”. La percepción sobre la radio, tele y web públicas vascas, comparada con la valoración que tienen los europeos de sus propios medios, también es positiva: por encima de la media europea y mucho más arriba que la percepción que tienen los españoles de su dieta mediática.

En números, también

¿Hay que cambiar el modelo? La tecnología obliga, es evidente, pero la ciudadanía también avala: el Teleberri de ETB2 es líder en informativos, Radio Euskadi compiten siempre por el liderazgo en la CAV con el principal grupo privado español, Gaztea es la preferida de los jóvenes, la página web del ente es una referencia que no deja de crecer, y reconozco el valor de hitos como “El Conquis” aunque nunca haya comprendido el fenómeno. EITB está arraigada y, además, sigue apostando y aportando con programas que sacan audiencias notables ante un consumo muy fragmentado.

Que alguien pare esto

Justicia y Legislativo tienen que dejar de pasarse la pelota: es evidente que las decisiones que han tomado algunos jueces ante condenados por abusos que salen a la calle han generado un efecto muy peligroso. Tanto que cuatro “hombres” (iba a escribir un insulto, lo confieso) que se hacen llamar “la nueva manada” habrían drogado y violado a una mujer en Gran Canaria, y lo habrían grabado en vídeo, según Eldiario.es. Es evidente que el nombre elegido no es casual, y que ver a los de la original “manada” en sus casas y con posibles ofertas televisivas no es hoy coercitivo, precisamente.

El fútbol es emoción

Estoy aprovechando este Mundial para enseñarle a mi hija que “nos gusta” el fútbol porque es emocionante. Y si hay unos futbolistas y aficionados que viven este deporte con más emoción que nadie, son los argentinos, aunque la moda de los insultos gruesos a los jugadores en redes sociales me parece horrorosa, precisamente, porque el fútbol para mí es algo familiar. Dicho esto, me meto en lo fregado: Sampaoli tiene que ser despedido cuanto antes, porque sería injusto que figure como el seleccionador que ganó el tercer Mundial para la albiceleste cuando las decisiones las toman otros.

Dejad al Diego que se emborrache

El martes descubrí que en este Mundial iba con Argentina: la imagen de todos los jugadores abrazados tras el gol de Marcos Rojo (mientras Sampaoli lo celebraba solo) me hizo saltar del sofá. Y aunque sigo pensando que el fútbol es un deporte que se vive en familia o no se vive del todo, creo que tiene que haber espacio para dejarnos llevar: el cómico Álvaro Velasco ha tuiteado un hilo divertidísimo sobre el desparrame de Maradona durante el Argentina-Nigeria. Pero lo mejor es que sus chistes no llevan ninguna moralina. ¿Que Maradona se emborrachó en el palco? Tan esperado como el gol de Messi.

Mejor muertos que informados

Lo que ha escrito Cecilia Guzmán en El Plural me parece de lo más deplorable que he leído después del atentado yihadista en Barcelona (pero sigue ganando la nauseabunda columna de Arcadi Espada). Guzmán viene a decir que la presencia de la Ertzaintza en la Europol es una indebida cesión de la soberanía nacional, y que la ausencia de los Mossos, pese a que ello conlleva la ausencia de información que ha costado vidas, es el modo correcto de actuar de España.

El “modelo” brasileño

Brasil puede ser la marca que más marketing a favor ha desplegado en lo que llevamos de siglo: desde su crecimiento económico basado en una economía progresista al idílico país que había que visitar más allá del mundial de fútbol. Pese al dineral y la colaboración internacional, la corrupción y la violencia emergieron irremediablemente. Ahora sumamos las agresiones contra las mujeres: se disparan las violaciones múltiples mientras reconocen que siguen ocultos muchos más casos.

La luz volverá a subir

No es una noticia a estas alturas que se prevea que la luz vaya a subir. Y el motivo, del mismo modo, ya ha dejado de importar porque cualquiera vale para encarecer la factura. En cualquier caso, según Vozpópuli esta vez será por la sequía. Ante la ausencia de noticia e interés por el desencadenante, me limito a hacer una reflexión en voz alta sobre lo “pardillos” que debemos parecer a los dueños de las eléctricas, de algunas entidades bancarias o empresas tecnológicas.

Nuestro trabajo es comunicar el horror

No me ha quedado otro remedio que leer varias opiniones sobre la conveniencia o no de mostrar el horror (sangre, muertos, vísceras) después del atentado en Barcelona, y he llegado a una conclusión: para mí no hay debate. Nuestro trabajo, como recuerda Iker Morán en Photolari, es retratar y comunicar el horror. Sacar las fotos, verlas, seleccionarlas, editarlas y colocarlas en portada. Sí, en portada. Para buscar una reacción, la sensibilización y recordar que así es la realidad.

Cuando todo te da igual

Igual cuando lean esta columna Leo Messi ya no es jugador del FC Barcelona y Mansour bin Zayed ha pagado la cláusula de rescisión para llevárselo al Manchester City. Todo es posible en un fútbol moderno en el que los valores son ahora las valoraciones de jugadores, plantillas y clubes. Si Messi tuviera cierta garra y aprecio real por el club catalán no habría publicado en Instagram una foto sonriente junto al traidor Neymar y Suárez con el mensaje “volvió”. Sí, pero de visita.

La foto del «no»

20140920_guardian_scottish

La foto del “no” la sacó la agencia ‘France-Presse’, y la vimos en el ‘The Guardian’, el ‘Financial Times’, el estadounidense ‘The New York Times’, los franceses ‘Le Figaro’ y ‘Sud Ouest’, y el catalán ‘Ara’. No fue la única que se repitió, pero sí la más significativa porque expresaba una explosión de júbilo contenido y, lo que es más relevante, mostraba por fin alegría en las filas del “no”. Medios en papel y on-line han tenido que esperar a la madrugada siguiente a la gran jornada del 18 de septiembre de 2014 para mostrar la negación como algo positivo.

Con esa imagen o con otras, la mayoría de medios internacionales recogieron en sus portadas digitales el resultado del referéndum. El sistema de recuento escocés, sometido gustosamente a la burocracia y las formas, como explicaba Oier Llinás en ‘Onda Vasca’, impidió que viéramos cómo grafistas y diseñadores intentaban sorprendernos con las primeras en papel. Un ejercicio que, previendo esta circunstancia, abordaron en el Reino Unido el mismo jueves. La recopilación de portadas que difundió Juan Antonio Giner esa misma mañana por medio de Twitter fue, sencillamente, espectacular.

En el contenido, sin embargo, no hubo muchas diferencias. La mayor parte de la prensa mundial, no podía ser de otra manera, estaba con el imperio y la metrópoli londinense. Algunos no han cambiado demasiado desde que, en 1707, Escocia accediera a unirse al Reino Unido agobiada por sus problemas económicos. Ayer, en la “home” de ‘The Guardian’ no hicieron diferencias entre las ediciones escocesa y “no escocesa”. Con algunos mensajes sibilinos hacia Cameron, el módulo principal mostraba el éxito unionista. Para ‘The Scotsman’, lo importante era que los propios escoceses habían apostado por el “no”. ‘The Times’ ponía el foco en lo mismo: que el resultado de la votación lo habían decidido los propios escoceses, y que esa era su voluntad frente al “sueño” de Salmond. ‘Financial Times’ era el único que llevaba a portada las reacciones de las redes sociales digitales, pero su preocupación central eran los cambios que afrontará el Prime Minister en cumplimiento de su promesa, y sus consecuencias. Finalmente, entre los grandes medios británicos, la portada de la ‘BBC’, muy criticada por su clara posición unionista, reflejaba fielmente el alivio que generaba el resultado: la foto de una mujer entre el llanto y la alegría incontenibles, junto a otras personas con los brazos en alto, resultaba de una honestidad atronadora. Al mismo tiempo, la web de la radiotelevisión pública británica parecía deseosa de pasar esta angustiosa página: noticias ajenas al referéndum iban ocupando los espacios de privilegio.

Por su parte, el ‘Herald Scotland’, uno de los pocos que se mostraron abiertamente favorables al “sí”, anuncio que ha generado un incremento en sus ventas, recogía en primer lugar el dato de participación (un 84%), y después el resultado del referéndum. En este medio, los dardos apuntaban al ministro principal de Escocia: “¿Hemos visto lo último de Salmond?”, se preguntaban con evidente intención.

El principal medio de los vecinos de Irlanda del Norte, el unionista ‘Belfast Telegraph’, daba carpetazo al asunto, y la única noticia destacada añadida al “no” escocés era la promesa de Cameron. Las cuestiones de transferencias y reformas, en el norte de Irlanda, siempre generan cierto interés por la parte que les puede tocar. Si atravesamos el “peace line” vemos que el ‘Irish News’, que no destaca por su capacidad de reacción, seguía centrado en la controvertida figura de Ian Paesley junto a sucesos locales.

Pese a la diferencia horaria, al otro lado del charco, sobre todo en EE.UU., el asunto no pasó de largo. La ‘CNN’ hacía un juego de palabras con “un reino unido”, ‘The New York Times’ hablaba de “jornada histórica”, y ‘USA Today’ era, posiblemente, el que más jugaba con la emoción. En concreto, con la de Cameron y su “corazón roto” si Escocia se hubiera independizado. Sin embargo, en el ‘Washington Post’ hablaban del corazón roto del nacionalismo escocés. En una ciudad habitada por descendientes de emigrantes irlandeses y escoceses, ‘The Boston Globe’ también celebraba el unionismo. En estos medios, por un lado, era posible leer con naturalidad la palabra “rechazo” para referirse a la independencia, y por otro lado, en todos ellos el análisis y la contextualización estaban presentes: el nacionalismo como palanca de la independencia es un fenómeno que, por incomprendido, les fascina.

La noticia también llegó al primer puesto del principal agregador de noticias en inglés, ‘Reddit’, y a la portada de la versión inglesa de ‘Al Jazeera’, que incluía dos despieces: uno sobre el voto joven (independentista), y otro sobre lo que ellos llamaban el “efecto Québec”. Precisamente en ‘Le Journal de Québec’ eran muy escuetos: “Victoria del ‘no’ en Escocia”. Junto a esta información, otra que versaba sobre la presencia de Pierre Karl Péladeau, hombre del negocio informativo y miembro del partido “québécois” que afirmaba que se había trasladado hasta Escocia para aprender.

En la América castellanoparlante, ‘Clarín’ ubicaba la noticia por detrás del déficit fiscal y la victoria de Boca Juniors, con un tono muy aséptico, y destacaban más las ausencias (como la de ‘Venezolana de Televisión’) que las presencias. Y en el resto de Europa, ‘Le Figaro’ conjugaba el rechazo escocés con la mano tendida de Cameron, cuestión que ‘Libération’ llevaba como tema principal. Para ‘Le Monde’ la noticia era que Escocia “no será un país independiente”, con un enfoque similar al del ‘Sud Ouest’. También, el catalán ‘Ara’ y el italiano ‘Corriere della Sera’ llevaban ese “no” en portada, pero en el diario romano el tema quedaba relegado después de uno más local. En cualquier caso, ninguno de estos medios hacía mención a una posible salida de los escoceses de la Unión Europea.

José Luis Moreno a la valenciana

20140402_moreno

José Luis Moreno es un empresario que tiene todo el derecho del mundo a presentarse e incluso ganar un concurso público. Los problemas empiezan si gana la gestión de un teatro en Valencia y su primera decisión es contratar a “Toti Corbín Barberá, sobrina de la alcaldesa Rita Barberá, (…) el primer fichaje de Moreno para el equipo gestor del espacio”, según ‘Público’. Y se agrava “no porque la zarzuela, el teatro en valenciano o los conciertos de bandas de música prometidos no fueran del agrado del público, sino porque estos espectáculos tampoco llegaron a componer el núcleo de la programación. Sólo programa compañías y cómicos amateurs, y espectáculos infantiles; nada serio que se quede más de dos días”.

Más políticos (del PP) millonarios

Desde esta columna apoyo la cruzada de ‘El Plural’ contra los receptores de sobresueldos en el PP. En este digital no tienen reparos en señalar a los receptores de sobres con billetes y su actividad en el partido de Quiroga y Rajoy. El último caso, el de Rafael Hernando, que se habría sacado 267.000 eurazos solo de los complementos, según el citado medio. Pero Hernando es conocido por sus salidas de tono: se encaró con Rubalcaba cuando éste era ministro al chulesco grito de “eso no me lo dices a la cara”, calificó al juez Pedraz de “pijo ácrata”, acusó a la Junta de Andalucía de querer que España pareciese Etiopía cuando empezó a dar de comer gratis a los hijos de familias sin recursos, y espetó “algunos se han acordado de su padre cuando había subvenciones para encontrarle” sobre la ley de memoria histórica.

Titular mal por interés

Mal que PSOE y PP quieran proteger al rey de los españoles incluso de una investigación que lo libraría para siempre de la sospecha de su papel en el golpe de estado. Pero peor que, a cuenta de este asunto, en ‘Vozpópuli’ titulen: “La clase política mira hacia otro lado ante las revelaciones que implican al Rey en el 23-F”. ¡Pero qué “clase política”! ¿Acaso PP y PSOE nos representan a todos los sujetos políticos que votamos a nuestros representantes en el Congreso? ¿Acaso no son partidos minotitarios en Euskadi o Catalunya?

El socialismo de Maduro

En el ‘Clarín’ alucinan y no les falta razón: Nicolás Maduro obliga a los propietarios de los inmuebles a venderlos a quienes lleven 20 o más años alquilados. Y además, a hacerlo inmediatamente: si no resuelven la compra-venta en 60 días, los dueños serán multados cada cinco días, hasta que serán finalmente expropiados y entregados. Esa es la última medida de Maduro, ¿para qué? Porque esa decisión no soluciona el problema de quien no tiene una vivienda, solo contenta a quien ya la tiene, que pasa de inquilino a propietario. Y de ese modo, Maduro sigue comprando votos y favores por medio de la legislación.

Podrán decir que lo leyeron en DEIA

No siempre les hablamos de política, y no les negaré que cambiar de área, me alivia. Sobre todo cuando escribimos sobre cuestiones tan prácticas como el retrovisor del coche. Llevamos tiempo viendo la noticia en blogs y webs de automoción, hasta que hemos topado con esta noticia de ‘Gizmodo’ en la que lo cuentan muy bien: EE.UU. obligará a los fabricantes a sustituir el espejo retrovisor interior por un monitor en el que veremos lo que nos enseñará la cámara posterior, y que ampliará notablemente nuestro campo de visión. Así quieren ahorrarse en EE.UU. las 15 muertes y más de 15.000 heridos anuales en atropellos en los que el vehículo circulaba marcha atrás.