En Bruselas para ir a misa

20140512_bruselas

Después de recibir un premio “por su trabajo en el Parlamento Europeo al servicio de la Iglesia católica”, según ‘El Plural’, “Mayor Oreja rechazó dar consejos a los candidatos al Parlamento Europeo y mucho menos a su sucesor como cabeza de lista, Miguel Arias Cañete, pero sí definió las ‘cualidades’ que según él debe tener un eurodiputado: ser cristiano y defender los valores de la Iglesia (católica). Es más, según el ex político del PP, la defensa del cristianismo será el gran debate de la próxima década”. Así que Mayor Oreja ha estado 10 años en Bruselas, básicamente, para ir a misa y defender en el Parlamento europeo los postulados del cristianismo. Todo un currazo.

El pabellón de caza del Rey

En su momento ya hablamos del pabellón de caza privado que el Rey había mandado construir en 2007 y que había sido terminado en 2009, con un coste de 3,2 millones de euros… a cargo del Estado, por supuesto. Este pabellón de caza, privado y para uso exclusivo del Rey, ha suscitado una pregunta al Gobierno español por parte del diputado Alberto Garzón, como cuentan en ‘Vozpópuli’. Pues bien, esta ha sido la respuesta: “La política presupuestaria se sustenta en el interés general”. Que al Rey de España le guste cazar es de interés general tanto como satisfacer sus gustos y aficiones con nuestros impuestos. Luego dirán que la monarquía no es anacrónica.

Esto sí es cosa de todos

Me parece perfectamente comprensible que el populismo de derechas considere carísima la democracia. Va en sus genes políticos. Pero no alcanzo a entender la denuncia en medios que van de “progres”… A no ser que lo que interese a unos y a otros por igual es atraer la atención sin importarles las mentiras en las que caigan. Luis Díez se queja en ‘Cuarto Poder’ del gasto que supone esta campaña electoral omitiendo la realidad: la cantidad de empresas que son contratadas, y la cantidad de gente que trabaja en ellas. La democracia es un sistema caro, eso es cierto. Pero que es el dinero mejor invertido es igual de cierto. Pero claro, ahora está de moda decir lo contrario y vale más un lector que una verdad, al parecer.

Twitter como fin

No lo entiendo. No entiendo qué puede aportar a los estudiantes de biomecánica librarse del examen en esta materia solo por conseguir que un tweet suyo sea retweeteado 10.000 veces. No consigo adivinar qué lección de la biomecánica se aprende con este hecho, capaz de suplir la evaluación correspondiente. Y ese es el riesgo que corremos si aceptamos la imbecilización que Twitter nos ofrece: tomar la herramienta como fin en vez de como medio para transmitir información, conocimiento o sencillo entretenimiento.

Lo que cuenta es lo positivo

Les traigo un tema del que ya hablamos el jueves pasado en la tertulia sobre Internet y nuevas tecnologías de ‘La Tarde en Euskadi’. Y lo hago porque me gustaron mucho las opiniones de Erika González y Gaizka Manero, dos de nuestros contertulios habituales. La cuestión que tratábamos era la que nos ofrecía ‘Puro Marketing’. “Los clientes publican más comentarios positivos que críticas en las redes sociales”. González opinaba que eso era porque las marcas en redes confían cada vez más en profesionales que tratan con el cliente mejor. Y Manero, que también se debía a que, con la crisis, las empresas cuidaban mejor del cliente porque este era un bien escaso. El resultado de esta suma, en cualquier caso, es positivo.

Un mundo para los ricos

20140413_ricos

A veces parece que, aunque habitemos el mismo planeta, vivimos en mundos diferentes. Mundos alejados por miles de kilómetros, en los que podemos encontrar vida inteligente, o simplemente vida, y con grandes diferencias: en algunos las condiciones de vida son mejores, y en otros son realmente complicadas. Para empezar, está el mundo de Luis Bárcenas y su mujer, que acude al juzgado a llorar porque con los 300 € que le ha asignado el juez no llega al fin de mes… pero lo hace en coche con cristales tintados y chófer, como acertadamente señalan en ‘Vozpópuli’.

Un mundo para los reyes

Sin duda, el mundo en el que mejor se vive es en el de los reyes, la nobleza y los cortesanos. Las condiciones de vida son las más deseables: dinero, ocio y buenas relaciones personales que nos permitan lograr más dinero y más ocio. Una habitante tipo de este mundo es Iñaki Urdangarín, por ejemplo, que como describen en ‘El Confidencial’, en pleno auge de su fundación, habría disfrutado de cacerías de lujo organizadas por Corina, la amiga del Rey de España, para entablar buenas relaciones profesionales. Y donde pone profesionales pueden poner lo que piensan y describen en el medio: “el yerno del Rey quería una remuneración mucho más alta de la que le ofrecían”.

Un mundo para pobres

Nos vamos acercando al mundo que habitamos la mayoría, y lo hacemos de la peor manera posible: “Concisos pero detallados textos con encabezamientos que aluden directamente a la principal transacción –sexo a cambio de una habitación, generalmente con los gastos ya incluidos− pueblan las webs de anuncios por palabras más visitadas de España, y cualquiera puede encontrarlos fácilmente sin más que un par de pulsaciones sobre el ratón” (‘Vice.com’). Un sitio en el que vivir a cambio de relaciones sexuales. Ese es el intercambio que, de un tiempo a esta parte, se está poniendo de moda, y que Internet facilita.

Un mundo para idiotas

En ‘Hoja de Router’ han enfocado la noticia acertadamente, a mi juicio: ¿de qué sirve leer más rápido si no te enteras de nada? ¿Dónde quedó el disfrute de la lectura? ¿Para qué te sirve leerte novelas de muchas páginas en un tiempo récord si, al final, es como si no lo hubieras hecho? ¿Por qué se han dedicado recursos a esa aplicación de “speed reading” que no aporta nada? Pero existe y es real: una app que pasa las letras rápidamente para que puedas leerlas. Sin embargo, el recuerdo que queda de la historia es nulo. Esto es tecnología al servicio de la idiotez, tecnología inútil, tecnología para quienes endiosan la tecnología.

Un mundo para adolescentes

Este es el más natural de todos los mundos de los que hemos hablado hoy: el de los adolescentes que se preocupan de lo liviano mientras exploran el mundo real y se acercan a la vida adulta. Y en este cambio de paso, también descubren Internet, los smartphones, y las redes sociales. El resultado, no obstante, nos ha sorprendido: la red social preferida es Instagram. Tuenti quedó muy lejos, Twitter pierde terreno y Facebook sigue siendo la de “los viejos”. Así que Instagram se corona como reina, según leemos en ‘Puro Marketing’.

Objetivo, Esperanza Aguirre

20140405_objetivo

Esperanza Aguirre se lo ha buscado, y lo que ha hecho, incluso en la mejor de las versiones (la suya, que la veremos a continuación), es absolutamente injustificable. Si a eso le sumamos que ha ido de espíritu puro, y no se ha cortado a la hora de repartir lecciones con una soberbia moral que causaba risa, su error, grave, le está pasando factura. En las redes sociales digitales nadie la defendía (hecho más relevante de lo que parece) y muchos, muchísimos la atacaban. El ejemplo de los clics de Playmobil que difundió Millán Berzosa (más de 18.000 seguidores en Twitter) es solo uno de los más “soft” que hemos encontrado.

Injustificable

Incluso la mejor versión de los hechos, la que ofrece Esperanza Aguirre en su Facebook bajo una fotografía en la que recuerda que es una tigresa con capacidad de influencia en el PP, resulta injustificable. Es injustificable que una ex presidenta de la Comunidad de Madrid deje su coche en el carril bus de la Gran Vía de la capital, por mucho que ponga las luces de emergencia y fuera solo un minuto, según ella. Y es injustificable que ella decida, unilateralmente, marcharse si los agentes requerían su presencia, porque todo el mundo espera a la multa y a lo que necesite/quiera un agente de la autoridad. Y esto solo siguiendo su relato.

Un mal día para el PP

Pero el jarro de Aguirre caía sobre otro, el de Ana Mato: la ministra de Sanidad “indigna a los internautas por achacar la malnutrición infantil a dietas poco equilibradas y no a la pobreza”, según ‘El Boletín’. Con este argumento pretendía desmontar las acusaciones de varias asociaciones de ayuda al necesitado que denunciaban las situaciones que observan e intentan paliar cada día. Pero entre el despropósito político hay otro que llama mi atención: ¿los internautas? Digo yo que los internautas se manifestarán en Twitter pero la indignación será mayor. En este caso, la limitación la pone quien mira. Quien mira solo a Twitter, quiero decir.

La crisis es para los pobres

Aunque los datos macroeconómicos sean tan positivos como nos aseguran, el fin de la crisis tardará en llegarnos, y no veremos una mejora sustancial de las condiciones de vida, empleo y fiscales draconianas que nos imponen. A menos que jueguen en bolsa, especulen, compran y vendan y, en definitiva, hagan todo eso que nos ha llevado a la crisis, curiosamente: la bolsa española “se mantiene en niveles de 2011” (‘Te Interesa’), y aún así “era la plaza europea que peor comportamiento mostraba en comparación con Londres (+0,42%), Francfort (+0,38%) y París (+0,21%)”.

Todo es mentira

Así se defiende la Zarzuela ante lo que desliza Pilar Urbano en su último libro: una “pura ficción imposible de creer” (‘Diario Crítico’). Y a partir de aquí, los cortesanos son los que tienen que defender este axioma. Algunos, como podemos ver los últimos días, ya se han puesto manos a la obra. No podía ser de otra manera. Y tampoco me parece criticable, si les digo la verdad. Eso sí, si uno decide sacarse esa foto (como todos los que decidimos sacarnos alguna en algún momento), luego tiene que saber cargar con ella. No vale defender a la monarquía, pese a todas las sospechas y velos rasgados últimamente, y luego querer pasar por neutral, templado o republicano.

Pilar Urbano sobre el Rey

20140403_urbano

“Yo estoy aquí porque me ha puesto la Historia, con setecientos y pico años. Soy el heredero de 17 reyes de mi propia familia. La cosa está clara: uno de los dos sobra en este país. Y, como comprenderás, yo no pienso abdicar”. El entrecomillado corresponde a palabras del Rey que se recogen en el libro de Pilar Urbano, y que han destacado en ‘Vozpópuli’. Y sigue: “Suárez: ‘Nos la has metido doblada, alentando a Armada y a tantos otros, jaleándolos, dándoles la razón en sus críticas, diciéndoles lo que querían oír de boca del Rey, tú mismo alimentaste el malestar militar. Esta situación la has provocado tú’. El Rey: ‘¿De qué me hablas? Me estás amenazando, so cabrón. Tú no puedes retirar tu dimisión como presidente. ¿Todavía no te has enterado de que ha sido a ti a quien han dado el golpe? Políticamente estás muerto’”.

La cara mala, ¿de Internet?

Sabíamos que existían, pero no habíamos encontrado una explicación mejor que la que da María González en ‘Genbeta’. Se trata de diferentes modos de extorsión en Internet, tan legales que asustan. Por ejemplo, ‘Revenge Porn’, donde las ex parejas suben las fotos eróticas que las entonces novias o novios les enviaban, junto al nombre y apellido de la víctima. Legalmente, no se puede hacer nada contra el sitio ni el contenido. O ‘JustMugshots’, donde subían las fotos de las personas detenidas y solo las retiraban si éstas pagaban. Luchar contra estos sitios es un proceso duro, largo y agotador. Esta es la cara mala de Internet, ¿o de nosotros mismos?

Y la cara… ¿buena?

Internet también tiene una cara buena, que hace que recuperemos contenido que se va perdiendo irremediablemente. Así, gracias a Rank-es, un agregador que mide cuántas veces se comparten los enlaces en Facebook y Twitter, he llegado a la historia de Ross Capicchioni que han redifundido en ‘UPSOCL’. El vídeo original es de 2011, pero lo que cuenta este chico, impresionante: cómo se recuperó física y mentalmente de un intento de asesinato… al azar. Simplemente, le tocó a él, y podía haberse hundido. Una historia que te pega a la pantalla durante los 14 minutos que dura, y que muestra lo peor y lo mejor de las personas.

Así somos

Esta acumulación de historias que, casualmente, he encontrado en Internet, seguramente haya sido lo que me ha invitado a pensar de un modo diferente mientras leía la noticia sobre “la nave interplanetaria que se negaba a morir” (‘Naukas’). Aunque suene a nombre de novela de ciencia ficción, la historia es real como la vida misma (y nunca mejor utilizado, ahora verán por qué): la ICE fue lanzada al espacio en 1978, y después de cumplir todos sus hitos, alguno sobrevenido como estudiar la estela del cometa Halley, regresa a la Tierra, donde la NASA no puede recuperarla porque todos los mecanismos de contacto son obsoletos. Ahora un grupo de radioaficionados están intentando conectar con el aparato y dirigir su regreso.

Termina ‘Cómo conocí a vuestra madre’

Vuelvo a la realidad con una noticia poco relevante pero que, seguramente, a muchos interesará: el final de la serie ‘Cómo conocí a vuestra madre’. En EE.UU. ya han visto el último capítulo, y conocen la identidad de la madre de Ted y Penny Mosby, y algunos blogueros se han apresurado a contarlo. La mayoría de los posts, como el de ‘Vaya Tele’ tienen “spoilers” o, lo que es lo mismo: cuentan el final. Si son de los que no pueden resistir a la tentación, láncense a devorarlos. Si son de los que pueden esperar, háganlo y déjense sorprender.

José Luis Moreno a la valenciana

20140402_moreno

José Luis Moreno es un empresario que tiene todo el derecho del mundo a presentarse e incluso ganar un concurso público. Los problemas empiezan si gana la gestión de un teatro en Valencia y su primera decisión es contratar a “Toti Corbín Barberá, sobrina de la alcaldesa Rita Barberá, (…) el primer fichaje de Moreno para el equipo gestor del espacio”, según ‘Público’. Y se agrava “no porque la zarzuela, el teatro en valenciano o los conciertos de bandas de música prometidos no fueran del agrado del público, sino porque estos espectáculos tampoco llegaron a componer el núcleo de la programación. Sólo programa compañías y cómicos amateurs, y espectáculos infantiles; nada serio que se quede más de dos días”.

Más políticos (del PP) millonarios

Desde esta columna apoyo la cruzada de ‘El Plural’ contra los receptores de sobresueldos en el PP. En este digital no tienen reparos en señalar a los receptores de sobres con billetes y su actividad en el partido de Quiroga y Rajoy. El último caso, el de Rafael Hernando, que se habría sacado 267.000 eurazos solo de los complementos, según el citado medio. Pero Hernando es conocido por sus salidas de tono: se encaró con Rubalcaba cuando éste era ministro al chulesco grito de “eso no me lo dices a la cara”, calificó al juez Pedraz de “pijo ácrata”, acusó a la Junta de Andalucía de querer que España pareciese Etiopía cuando empezó a dar de comer gratis a los hijos de familias sin recursos, y espetó “algunos se han acordado de su padre cuando había subvenciones para encontrarle” sobre la ley de memoria histórica.

Titular mal por interés

Mal que PSOE y PP quieran proteger al rey de los españoles incluso de una investigación que lo libraría para siempre de la sospecha de su papel en el golpe de estado. Pero peor que, a cuenta de este asunto, en ‘Vozpópuli’ titulen: “La clase política mira hacia otro lado ante las revelaciones que implican al Rey en el 23-F”. ¡Pero qué “clase política”! ¿Acaso PP y PSOE nos representan a todos los sujetos políticos que votamos a nuestros representantes en el Congreso? ¿Acaso no son partidos minotitarios en Euskadi o Catalunya?

El socialismo de Maduro

En el ‘Clarín’ alucinan y no les falta razón: Nicolás Maduro obliga a los propietarios de los inmuebles a venderlos a quienes lleven 20 o más años alquilados. Y además, a hacerlo inmediatamente: si no resuelven la compra-venta en 60 días, los dueños serán multados cada cinco días, hasta que serán finalmente expropiados y entregados. Esa es la última medida de Maduro, ¿para qué? Porque esa decisión no soluciona el problema de quien no tiene una vivienda, solo contenta a quien ya la tiene, que pasa de inquilino a propietario. Y de ese modo, Maduro sigue comprando votos y favores por medio de la legislación.

Podrán decir que lo leyeron en DEIA

No siempre les hablamos de política, y no les negaré que cambiar de área, me alivia. Sobre todo cuando escribimos sobre cuestiones tan prácticas como el retrovisor del coche. Llevamos tiempo viendo la noticia en blogs y webs de automoción, hasta que hemos topado con esta noticia de ‘Gizmodo’ en la que lo cuentan muy bien: EE.UU. obligará a los fabricantes a sustituir el espejo retrovisor interior por un monitor en el que veremos lo que nos enseñará la cámara posterior, y que ampliará notablemente nuestro campo de visión. Así quieren ahorrarse en EE.UU. las 15 muertes y más de 15.000 heridos anuales en atropellos en los que el vehículo circulaba marcha atrás.