Por qué es importante la libertad de expresión

Gracias a la libertad de expresión y a la de prensa podemos saber y decir que Arcadi Espada siempre fue tan imbécil como ahora se muestra aunque, durante mucho tiempo, fue uno de los autores de cabecera de la derecha (también de la derecha que se vestía de izquierda) y, como tal, fue defendido, ensalzado y sobrevalorado. Que escriba frases completas y con todas las tildes nunca le convirtió en dueño de una opinión que merezca el más mínimo respeto, y su ataque homófobo a Rufián, absolutamente injustificable, aprovechando que Aznar pasaba por Madrid, le retrata.

Aznar marcó el nivel

Estoy seguro de que José María Aznar regresó a su casa eufórico, convencido de que había aplastado a cada uno de sus rivales, seguro de que su plan había salido a la perfección y sus respuestas preparadas a Rufián y Matute habían funcionado. Luego leyó a Arcadi Espada y, seguramente, le entraron ganas de que alguien le hiciera lo que el columnista de El Mundo describía así: “Rufián, la polla, mariconazo, cómo prefieres comérmela: de un golpe o por tiempos”. Pero la realidad es que Aznar marcó el nivel y Rufián solo lo subrayó: un nivel mínimo por lo poco que aportaron todos.

Entonces, ¿para qué le llamaron?

Aznar compareció en una comisión del Congreso para que Gabriel Rufián, Pablo Iglesias o Toni Cantó pudieran enfrentarse dialécticamente con él. Los tres estaban a otras cosas cuando mandaba el del PP, convertido hoy en un icono de la derecha de la pulserita, el Macallan y los contactos de papá que me harán ganar dinero hasta tener mi propio velero. Pero la realidad es que de la colección de intentos de lucimiento a la que asistimos no hemos sacado nada como sociedad. Javi Vizcaíno lo tuiteó mejor que nadie: “¿Hace falta una comparecencia para certificar que Aznar se la pela todo?”.

Los medios que no controlan

Teresa Rodríguez se ha metido en un buen jardín con su crítica a Canal Sur que, está claro, no le gusta. Pero tampoco le gusta El País que, según ella, no ha plasmado correctamente el sentido de su respuesta. Así que, ni públicos ni privados, todos los medios sobran hasta que difundan los contenidos como le gustan a Rodríguez. No exagero: son muchas las quejas de Podemos porque las cosas no aparecen tal y como les gustaría, pese a que sin la televisión hoy los de Pablo Iglesias no serían nada. Me da en la nariz que no es el modelo, en definitiva, es el control. Allí y aquí.

Los fascistas, a la calle

Angela Merkel es un personaje que siempre me ha generado frialdad. Ni siquiera su imagen de mujer fuerte ha conseguido que genere algo de simpatía hacia ella. Solo aquella foto en la que parecía poner firme a un Trump infantilizado consiguió ablandarme un poco. Hasta hoy, que me cae notablemente mejor porque, según El Confidencial, ha cesado a Hans-Georg Maassen por su proximidad a la ultraderecha alemana, aunque seguirá en el gobierno. Maassen había intentado quitar hierro a una cacería de extranjeros que la propia Merkel había condenado públicamente. Lo del fascismo ya no es ninguna broma.

Siempre hay que leer a Luis Arroyo

En días como estos, en los que la puesta en escena es tan importante lo que escriba Luis Arroyo, que sabe mucho de lo que importan las palabras y las imágenes, importa: cree que el acto de Kanbo (en una mansión, con señal realizada y lleno de hombres con traje y corbata), “tratará de dar algo más de lustre a la humillante espantada”. Y añade: “Resultan tan extemporáneos y tan inverosímiles sus eufemismos y tan ridículas sus justificaciones, que lo mejor que podríamos hacer los demás es sencillamente ignorarlos”.

Y escuchar a Javi Vizcaíno

Estos días también vamos a asistir a una sobreexposición de personas que viven muy alejadas de la realidad: esas personas que mataron en nombre de ETA, y esas personas que les justificaron entonces y hoy intentan poner en valor que ETA desaparezca. Así que, aunque solo sea para compensar, les recomiendo escuchar a personas que ponen voz a los pensamientos de la mayoría: “Me mola más bien poco convertir en épico lo patético”, tuiteaba Javi Vizcaíno leyéndonos el pensamiento a muchos.

ETA ya no vale nada

Disfruto comprobando que ETA es carne de chiste y de “meme” en Internet. Por ejemplo, la cuenta de los Especialistas Secundarios (58.000 seguidores) usaba una imagen recurrente en Twitter para hacer chanzas, la de un señor mayor pesado siendo apartado por un insolente ejecutivo, con el relato habitual de ETA, sugiriendo que es ya cansino. Otro usuario, Serthand (23.000 seguidores) concluía: “Oye, ETA, una cosa te digo: eso de no acabar de despedirse nunca es algo muy español”.

Para viejos con batallitas…

Podríamos usar el mismo “meme” para el “raca-raca” de Jaime Mayor Oreja, que en El Español (Pedro J. Ramírez es de los pocos que aún le da cancha) asegura que: “El proyecto de ruptura de ETA está más desarrollado que nunca en Cataluña”. Y así, de un plumazo y porque sí, une a todos los enemigos de su España. ¿Seguirá echando de menos la buena vida que dio Franco al que fuera ministro de Interior y gran paladín para librar a Euskadi del yugo abertzale (y pacífico)?

Rajoy podría hacerlo peor

Luis Arroyo, al que cito al principio de la columna, recomendaba a Rajoy hacer lo que mejor se le da: nada, respecto al fin de ETA, para no dar alas a quienes intentan poner en valor a los terroristas. Y creo que el presidente español le hace caso: sus declaraciones son bastante templadas, para regocijo de la derecha más rancia, que desea crucificarle por blando y alzar a Albert Rivera como líder supremo, aunque nunca se haya enfrentado a ETA. Rajoy dice lo que le toca. Y punto.

Nada claro

Como mi compañero Javi Vizcaíno, envidio a todos los que tienen las cosas tan claras sobre la información que recibieron (o no) los Mosso de la CIA (o no). Personalmente, no sé qué creerme, pero me sorprende muchísimo que haya tanta gente con cuenta en Twitter que sepa que es mentira lo que publica El Periódico, que el ya famoso Josep Lluís Trapero miente, que Enric Hernández debe dimitir y que Julian Assange dice la verdad sin más información que la publicada.

¿Y qué pinta Assange?

No seré yo quien reste mérito al trabajo de Wikileaks, aunque sí creo que, al final, su montaña de filtraciones genera poco más que un puñado de anécdotas a primera página. Más recelos me genera Julian Assange y su imagen de Gandalf contemporáneo. La valoración que hacen ambos de lo publicado por El Periódico es bastante negativa, y la hacen bien porque la supuesta nota de la CIA era una infografía y el medio no lo advirtió, cometiendo el error más grave.

El famoso Trapero

Hace tres semanas no le conocíamos, hace dos lo convertimos en un héroe y esta semana toca apedrearle. Quien se sume a las corrientes con facilidad (y son muchísimos los que lo hacen en Twitter) creo que, por lo menos, debería de conocer al protagonista de las últimas: Josep Lluís Trapero es el máximos responsable de los Mossos d’Esquadra, donde acumula 23 años de experiencia, siempre en sentido ascendente, y lleva poco más de cuatro meses en el cargo con alguna sombra.

No, no exagero

No me atrevo a señalar como montaje o mentira lo que publica El Periódico porque no sé si lo es. Menos dudas tengo sobre la campaña política y mediática contra el “procés”, básicamente porque conozco de primera mano la que se realizó contra el lehendakari Ibarretxe. Así que, si los Mossos actuaron como un cuerpo autónomo y capaz, ahora toca atizar a los Mossos. No sé si con información falsa, pero sí con enfoques intencionados como el de Vozpópuli, entre muchos otros.

Expertos en todo

No sé por qué los de Pantomima Full (una serie que está teniendo gran éxito en YouTube, Facebook y Twitter) no han dedicado aún uno de sus sketchs al típico tuitero que sabe absolutamente de todo. Esta semana muchos han sido expertos en la trama Gürtel y el mecanismo del Congreso, en cómo calcular el cambio de los bolívares y en cómo descifrar la autenticidad de las comunicaciones de la CIA (insisto en el error mayúsculo de generar esa nota).

El negocio de la guerra

20150907_negocio

Millones de personas huyen de la guerra pagando altas sumas de dinero y, en ocasiones, hasta con su propia vida o la de sus seres más queridos, mientras quienes crean estos conflictos se lucran directamente con ellos. Lo del Estado Islámico nos deja sin calificativos: “Los servicios de inteligencia europeos estiman que en 2015 el EI obtendrá un mínimo de 500 millones de euros por controlar el tráfico de refugiados, bien a través de redes propias o por prestar protección a grupos franquiciados. El tráfico de personas es un capítulo más de Las diferentes formas de financiación del Estado Islámico” (‘Mil21.es’).

Más problemas en las listas de Podemos

Estoy absolutamente seguro de que Podemos se repondrá y de que hará una gran campaña. Pero de momento, todo son problemas: la candidatura “Justizia Social y Participación Ciudadana” denuncia una “purga oficialista” después de ver su candidatura invalidada “por ‘supuestos defectos de forma’, explican los afectados, a la hora de presentar el aval requerido (en este caso, del Círculo de Bilbao Sur)”. Y acusan: “La casta de Podemos se ha olvidado de los orígenes ciudadanos” (‘Vozpópuli’).

La policía tiene 8 community managers

Y me parece bien, pero para mí esto es lo más interesante de la pieza que hemos leído en ‘El Semanal Digital’ sobre la nueva responsable de la comunicación de la policía nacional española en redes sociales digitales. La marcha de Carlos Fernández a Iberdrola había dejado una bacante que, en esta ocasión, recae en una agente y no en un experto de marketing: “La dirección general ha nombrado a la inspectora Carolina González (…)tiene más de diez años de experiencia en comunicación y redes sociales de la Policía y liderará el equipo de ocho personas que gestiona los perfiles de la Policía en Twitter, Facebook, Instagram o Youtube”.

Menos demagogia y más desarrollo

Aplaudo el texto de Carlos Zahumenszky sobre los fondos destinados a la investigación espacial. El autor no solo compara en ‘Gizmodo’ la inversión pública (muy por debajo que la que destinan a gasto armamentístico los principales países de la carrera espacial), también recuerda qué debemos a éste área: los escáneres de resonancia magnética, la tomografía de rayos X, la mamografía, mejores marcapasos, los termómetros de oído, la telemedicina, miembros artificiales y cirugía ocular, seguridad en la carretera y alimentaria u otros inventos cotidianos.

Hoy arranca la nueva temporada en Onda Vasca

He elegido el blog de Begoña Beristain para ilustrar este párrafo, pero podía haber elegido el Twitter de Javi Vizcaíno o el Facebook de José Manuel Monje para señalar solo una parte de las muchas novedades que, a partir de hoy, vamos a escuchar en ‘Onda Vasca’. La radio que cuenta (me encanta el “claim”) se reinventa de la mañana a la tarde, de lunes a viernes y los fines de semana, para seguir ofreciendo cercanía, información, entretenimiento y deporte.

El independentismo es el síntoma

20150906_sintoma

Miquel Iceta ha resbalado, una vez más, a la hora de intentar atacar el independentismo que le rodea, como secretario general del PSC que es. Lo califica como “el principal problema de España” (‘República.com’) pero está evidentemente equivocado. Los problemas de España son el paro, el propio gobierno español, las servidumbres del Estado… El independentismo es un síntoma de que el país está resfriado y una parte de la ciudadanía se anima a abandonarlo antes de que sea irremediable.

El nuevo principio de Arquímedes

También podía haber titulado este párrafo: “De López a Rajoy pasando por Arquímedes”, como me sugería un buen amigo, para ilustrar un desastre similar al del ex lehendakari. Diego Crespo ha reparado en una frase de Mariano Rajoy durante su discurso de Pontevedra y ha conseguido 4.000 retuits: “Esto no es como el agua cae del cielo sin que se sepa exactamente por qué”. El presidente del gobierno español debería conocer el origen de la lluvia antes de proponer metáforas.

Son 25 millones en Defensa

El texto que hemos encontrado en ‘Nueva Tribuna’ es imprescindible: no solo destacan que el gasto militar del Estado español es de casi 25 millones de euros en vez de casi seis, también explican cómo se tapan esos 20 millones. Lo esconden en otros ministerios, en los sobregastos tras el presupuesto, en gastos extraordinarios y fondos de contingencia y, por supuesto, ocultando la deuda militar.

¿Quién es De Gea?

Por supuesto que sé que David de Gea es un portero que estuvo a punto de fichar por el Real Madrid pero que no pudo hacerlo porque la documentación llegó media hora tarde. Lo que me pregunto es quién es este tío para ocupar tanto o más espacio en las portadas digitales que el drama de los refugiados. Aunque el jugador, una vez más, es la marioneta de Florentino Pérez, que es quien fue entrevistado. El superempresario obtuvo el eco que sus palabras pretendían.

Todos con Onda Vasca

Mañana arranca una nueva temporada en ‘Onda Vasca’, y periodistas, colaboradores y oyentes estamos rebosantes de ganas. Las redes sociales digitales nos han servido para hablar de las novedades antes de escucharlas, y en Facebook, en un diálogo entre Javi Vizcaíno y Bego Beristain (ambos llevarán las mañanas), se ha “colado” Xabier Lapitz para animar a sus compañeros (lo ha hecho siempre que ha tenido ocasión) y, de paso, anunciar un próximo trabajo.