Ninguneo al Athletic

El pasado fin de semana tuve la suerte de no ver el partido del Athletic. Suerte por el truño que fue, suerte por lo mal que lo pasó todo el mundo hasta que acabó el partido y suerte porque estoy segura que ver algo así no es bueno para la salud. Como dice una amiga fijo que todos estos finales de partido (sufrientes) los vamos a pagar de alguna forma en el futuro, si es que no los estamos pagando ya. Así que como no lo vi, esta semana os he ahorrado comentarios sobre él. Eso sí…  dejadme que diga sólo que estoy encantada con los 3 puntos. ¡Viva el juego horroroso! … y los 3 puntos al zurrón. Yo no quiero jugar bien y luego palmar. Quiero puntos. Y sobre todo quiero… ¡QUÉ ACABE LA TEMPORADA DE UNA SANTA VEZ!

¡Qué malo eres, chiquitín!

Pero antes del partido de mañana os quiero a hablar de otra cosa, que me parece sangrante: los Comités varios que rodean al fútbol y que no tengo muy claro en base a qué toman las decisiones cuando algún equipo pone recurso contra alguna tarjeta o alguna sanción. No responden a ninguna lógica que se pueda entender fácilmente. Por lo menos yo. Sólo voy a poner 3 ejemplos. A Iago Aspas del Celta Apelación le quitó la tarjeta que el árbitro le sacó supuestamente por tirarse en el área no siendo penalti. Casualmente, Iago Aspas no debería haber jugado contra nosotros por ser esa su quinta tarjeta pero… se la quitaron, jugó y encima nos metió el gol del empate. A pesar de esto último considero que está bien quitada, porque a mí la tarjeta me pareció absurda. A Iturraspe le sacaron una por una falta que no existió y que las imágenes así comprobaron clarísimamente. A pesar de la solicitud del Club, Iturraspe siguió con su tarjeta porque en el comité les debió parecer tarjeta, eso sí, a pesar de no ser falta ¿?. Iturraspe no pudo jugar el siguiente partido por haber cumplido ciclo. Último ejemplo, en el partido Valencia-Osasuna expulsan a Arribas por cometer una falta clarísima que era ocasión manifiesta de gol. Bien, Osasuna reclama ¡Y le quitan la tarjeta! ¡Un agarrón clarísimo por la espalda!

No pongo más ejemplos porque no creo que merece la pena. Además los ejemplos que he puesto han sido con equipos del montón, como el Athletic, (no me crujáis…), quiero decir que no eran ni el Madrid ni el Barça. A pesar de eso se ve que aceptan la queja del Celta y del Osasuna, y se las retiran, para mí increíble e inexplicable en el caso navarro. Pero la del Athletic, que ni siquiera era falta, la ignoran completamente.

Triste conclusión a la que llego… (y a la que había llegado hace mucho, pero pareciéndome dramático que así sea): El Athletic no pinta absolutamente nada en los despachos de la Liga, de la Federación, de los árbitros, del Comité de Apelación… Nos toman por el pito de un sereno y cada vez es más sangrante.  ¿No hay nadie en nuestro club que pueda poner el grito en el cielo? ¿Hasta cuando nos van a seguir mangoneando? Señor Urrutia, Junta Directiva ¿el trabajo de despachos se está haciendo? Si se hace… teniendo en cuenta el poco resultado que está dando ¿no se puede cambiar de táctica? ¿O es que nuestros abogados son los más torpes del mundo mundial? Y si es así… ¿no podrían copiar las reclamaciones de otros clubs a los que sí se las aceptan? Y vuelvo a recordar que no he puesto ejemplos de Barcelona ni Madrid, sino de otros «mindundis» como nosotros, pero a los que, curiosamente, sí hacen caso.

Somos los educados más gilipollas de la Liga. Y lo peor de todo es que alguno encima estará orgulloso.

El Athletic lo merecía de verdad

Estaba jugando bien los últimos partidos a pesar de no obtener buenos resultados, y de nuevo, contra el Barcelona iba a ocurrir lo mismo, muy buen juego pero… derrota, dejando a los aficionados y a los jugadores inmersos en una nueva depresión, a pesar de que la derrota a priori, era más que previsible.

¡Por fin, Ander!

Pero lo que son las cosas, cuando ya estaba acabado casi, de hecho más de uno ni siquiera vio el gol, un jugador, Ander Herrera, que seguramente es uno de los que más ha rematado a puerta este año, sin ningún resultado positivo, curiosamente, pega mal a la pelota y se cuela en la red por donde parecía que no había hueco. Primer gol de Ander en esta Liga y respiro, y satisfacción, porque jugar bien y perder es una mierda. El Athletic no merecía la derrota y San Mamés nos devolvió lo que debía ser nuestro: un punto, que es más que un punto. Es un pasito nuevo hacia la salvación, es moral de cara a los últimos partidos y es impedir que el Barça se vuelva a llevar los 3 puntos. Devolverles a los catalanes la tristeza que nos supuso el empate que el año pasado consiguió in extremis Messi. También a ellos les puede pasar lo mismo. No era suficiente su 1-2 y quizá esa soberbia de mover el baloncito después de verse triunfadores, les ha hecho perder esos dos puntos. En este campo, San Mamés, que por cierto, no le dice nada a Iniesta, también los partidos duran 90 ó 94 minutos y hay que ser más humilde. ¡Qué alegría de gol!

Además como parte del público participé de abuchear a Iniesta. San Mamés no olvida y lo demostró también el sábado. Grandes rivales pueden salir ovacionados, como Xavi, o silbados como Cristiano e Iniesta. No nos gustan ni los chulos prepotentes ni los que se tiran para forzar una expulsión de un jugador nuestro. Eso ocurrió hace dos años y por eso se ganó el abucheo el año anterior. Tú eres rencoroso y dices que San Mamés es como otro campo cualquiera. Nos da igual tu opinión y te seguimos silbando pero no por tu opinión, sino por forzar aquella expulsión de Amorebieta. Curiosamente ayer un iluminado en Estudio Estadio dijo que San Mamés le silba a Iniesta por el gol que marcó en la final del Mundial. ¿? Increíble. ¡Y yo sin saberlo! Pena que en su sesudo análisis no añadió el motivo por el que el mismo público aplaude a Xabi… ¡Qué curiosidad!

Hablando de comentarios jocosos, decir también que algún periodista en la previa titulaba un artículo  mencionando la «crisis» de Messi. Un visionario, vamos.

Por último, alegrarme de que San Mamés estuviese prácticamente lleno, siendo la inmensa mayoría aficionados del Athletic. No como en años anteriores, en los que los precios de las entradas eran mucho más altos y cuando metían ellos goles tenías que aguantar como más de medio estadio se levantaba a aplaudir como loco. Algo enormemente desagradable y doloroso. Y con el Madrid lo mismo. Así que desde aquí mi agradecimiento a la directiva por volver a sacar el bono que nos ha hecho más asequible la entrada y, añadido a ello, que menos culés y madridistas entren en San Mamés. Perfecto.

¡Qué vergüenza de arbitrajes le hacen al Athletic!

Llevo varios partidos que a los árbitros los menciono poco, para que no se diga que les culpo a ellos de la situación que está pasando este año el Athletic, pero ya se me ha hinchado la vena y no lo aguanto más. La semana pasada mencioné a Teixeira, de refilón, quejándome de que encima ¡son dos!. Malos y repetidos. Y además, he oído por ahí, que incluso tuvimos suerte porque contra el Madrid nos arbitró, de los hermanos, el malo, que si nos llega a pillar el peor…

Pérez Montero otro artista

Bueno… dejando las bromas a parte, comentar que el de esta semana era uno de los nuevos, Pérez Montero. Aunque francamente ya da igual que sea viejo, nuevo o medio pensionista, todos nos arbitran igual de mal. Éste, por supuesto tampoco pitó el enésimo penalti que se le hizo a LLorente. Falta clarísima cuya única duda es si es dentro o fuera del área. ¿Y La barrida de Dani Aranzubia a Muniain? Sí, Iker ya había chutado pero la entrada del portero es de cortar la respiración… ¿penalti, tarjeta,… ? No señores, no, dejen jugar. Igual igual que dejó jugar Teixeira la semana pasada en el minuto uno cuando Ander ¿toca? a Cristiano y se va éste al suelo. Venga… vamos a comparar entradas. ¿Es falta la de Herrera? Si la respuesta es que sí, supongo que a Dani por hacerle eso a Iker habría que llevarlo a la cárcel…

En el primer tiempo hay otra jugada también con Llorente  en un balón que llega por abajo y el defensa lo tiene abrazado (salvo nuestro público, todos le quieren muchísimo). El balón sale y Fernando protesta al ver lo que decide el trencilla. Pero no porque no le piten penalti, que creo que él ya tiene clarísimo que no le van a pitar ninguno, sino que lo que pide es corner. Pero, que va, ni siquiera eso. Ya no nos conceden ni los corners.

La tarjeta de la expulsión de Iturraspe el Club la ha recurrido. Normal, porque da al balón y al jugador ni lo toca, de hecho, las piernas de Itu están más adelantadas que las del deportivista. Pero no. Es tan fácil expulsar a los jugadores del Athletic. Eso sí, tirón de orejas para Ander por ir así teniendo ya otra tarjeta, que es ponerle los dientes largos al de negro y a las pruebas me remito, pocos se pueden resistir. Venga, otro del Athletic expulsado. Sobre todo después de llevar toda la semana oyendo hablar a la «caverna mediática» del juego violento de nuestro equipo. Sí, sobre todo Iturraspe, que está especializado en que le saquen tarjetas por agarrones que se ven a kilómetros y que encima no llevan ni al contrario al suelo… Buf… una violencia increíble.

Conclusión, entre lo poco inspirados que estamos este año, y que encima tenemos que luchar contra los «elementos» de negro (amarillo,… Da igual el color que se pongan, son igual de malvados con uno u otro), así es imposible. No hay manera de ganar. El día que nos piten un penalti a favor, igual hay que sacar los desfibriladores porque no sé si el público de San Mamés va a ser capaz de aceptar tanta magnanimidad por parte del estamento arbitral.

Y no me olvido de la Junta Directiva, a la que le pido, que por favor, hagan algo. ¡Esto ya es inaceptable porque es una jornada sí y la siguiente también! Puñetazo en la mesa o llamadita en los despachos de quien sea necesario. Y si esto se ha hecho ya… teniendo en cuenta que es evidente que no ha surtido el efecto necesario, lo que debería hacer el presidente, es salir en todas las televisiones con quejas, vídeos, pruebas, o con listas numeradas como mi «amigo» Mou.

Y voy a acabar como quería titular el comentario pero me ha parecido un poco fuerte para el inicio:

¡Qué se vayan a la m… los árbitros! (Perdón a los árbitros de categorías inferiores que se dejan el pellejo haciendo su trabajo… ) Por tanto, especifico: ¡Que se vayan a la m… los que arbitran al Athletic, sobre todo los malos y malvados, que entre ellos hay muchos y son los peores! Los Undianos Mallencos, Mateus Lahozes, Teixeiras, Muñizes… y otras artistas similares a la m…

El «ultraje» de no aplaudir San Mamés a Cristiano Ronaldo

Estos días, después de haber tenido la «dicha» de jugar contra el Real Madrid, hemos tenido  el «gusto» de escuchar a la «caverna mediática madridista» poniendo a parir a San Mamés, por la terrible afrenta de no despedir con aplausos a Ronaldo cuando fue sustituido en el segundo tiempo.

Es así...

Vamos a ver, lo único que me faltaba es tener que aguantar que alguien de fuera diga a quién tiene que aplaudir San Mamés o a quién no. A nada que sean un poco listos se darán cuenta que cuando San Mamés aplaude a alguien es porque lo considera importante o porque reconoce una trayectoria. Así ha ocurrido muchas veces con rivales, a los que incluso no se les tenía mucho aprecio, y así seguirá ocurriendo. Por poner un ejemplo que yo tengo claro, los aplausos que de aquí se llevó el difunto Juanito, que incluso cayendo bastante mal y siendo del Madrid, se le ovacionó.

Yo desde mi inocencia pensaba que la gente podía entender que a Cristiano no se le aplauda. Pues no. Resulta que no sólo no se entiende, sino que encima te critican hasta la saciedad por ello. Y yo me pregunto: ¿Es que no se han dado cuenta de cómo es CR7 como deportista? Hace un año escribé otro comentario titulado «CR7 ejemplo de lo que no debe ser un jugador», y hoy me reafirmo en todo lo allí dicho. Este domingo estuvo todo el rato protestándole al árbitro. Después de pitar éste una falta a su favor soltó un balonazo que estuvo a punto de dar a Iturraspe (desconsideración que debería haber supuesto tarjeta). Una de las veces que le llamó Teixeira (¡vaya árbitro!), para explicarle algo (a los jugadores del Madrid lo árbitros les explican las cosas, a los nuestros simplemente les sacan tarjetas), no le hizo ni puñetero caso, hasta que al divo le dio la gana de darse la vuelta (otra desconsideración).

Cristiano es un jugadorazo de los mejores del mundo. Para mí el segundo mejor. Pero, no me olvido de su peineta del año pasado en San Mamés. Tampoco son fáciles de olvidar algunas de sus declaraciones. Cristiano es IMPRESENTABLE. ¿Y la «caverna» pretende que San Mamés aplauda a semejante personaje? Pues desde luego, ya pueden esperar sentados porque no creo que tenga ninguna intención de hacerlo, y bien orgullosa que estoy de ello.

En San Mamés se ha aplaudido a equipos rivales que han hecho exhibición de fútbol, se aplaudió a Juanito, a Xabi Hernández, a Ryan Gibbs,… a muchos y muchos a lo largo de los años. Y he repetido el nombre de Juanito, porque a ver si se van a pensar que no aplaudimos a Ronaldo porque es del Real Madrid. No señores, no aplaudimos a Ronaldo porque es un mal educado, un chulo, un prepotente y un provocador. Y quizá, cuando cambie, si es que es posible semejante milagro, quizá consiga salir ovacionado de algún campo de fútbol, incluso del nuevo San Mamés. Y no como sale ahora, porque salvo los aficionados del Madrid, nadie le puede ni ver.

Y para acabar, decir que lo realmente inexplicable es que esto tan sumamente sencillo de comprender no lo entienda la prensa de Madrid, y encima, se permitan sacudir al público de San Mamés como lo han hecho.

¿Tan difícil es pasar el balón al compañero?

El título que he elegido creo que resume la sensación que me quedó del partido del lunes. Pero releyendo mi comentario de la semana pasada veo que los despropósitos que ahí comentaba se han repetido incluyendo a más protagonistas en el desastre. En Sevilla el primer tiempo de nuestro centro del campo fue para cortarse las venas. Tanto San José como Ander Herrera siguieron como contra el Granada, pero quizá multiplicado por 10. Balón que tocaban balón que daban al contrario. Y no estoy hablando de pases de 30 ó 40 metros de distancia, sino de incluso sencillos pases a dos metros y sin oposición que acababan indefectiblemente en los pies de los jugadores contrarios. En el segundo tiempo, San José no pudo seguir con su «concierto» pero le tocó el turno a Iturraspe, que tampoco estuvo muy fino en esta faceta. Herrera mejoró un poco en el segundo tiempo pero sus entregas increíbles continuaron.  Siendo de éstos de los que hablé el partido pasado, ahora también voy a añadir a De Marcos y a Muniain, que no sé si contagiados o por mimetismo, participaron del mismo desaguisado. Y voy al título ¿tan difícil es pasar el balón al compañero?, y no sé si escribirlo con interrogaciones o con exclamaciones. El último pasa para acercarse al área era siempre HORROROSO. Tampoco me puedo olvidar de Iraola, que sus últimos pases fueron…

Así nos quedamos todos

En esta situación, con un centro del campo que no crea nada, es muy difícil que surjan ocasiones de gol. Además alguien les podría decir que no es necesario hacer diez paredes para meterse en el área, ni es necesario el pase increíble al hueco y de tacón,  ni la rabona, ni la «espaldiña». Que quizá las cosas se pueden hacer más sencillas, y sobre todo mejor.

¡Qué pena que Laporte estropeara su partido con esas dos entradas a destiempo, sobre todo la primera, que le mandaron a la caseta! Cosa que seguramente nos costó por lo menos ese puntito que teníamos, y que incluso se podía haber convertido en 3 por las ganas que le pusieron. Porque eso sí que no me lo puede negar nadie (aunque siempre hay alguno que lo niega). Nuestros chicos están haciéndolo mal de verdad, pero ganas ponen y correr, corren un rato. Algo demostrado que no es suficiente, pero por lo menos trabajar trabajan.

Y ahora voy a sacudirle un poquito al «árbitroquedejajugaryespocotarjetero». En la tele comentaban que despista a los jugadores, que luego se van calentando y hacen más y más entradas hasta que el partido se le va de las manos. A mí el partido de ayer no me pareció ni violento ni tosco ni de entradas duras, Menos mal, porque sacó 13 ó 14 tarjetas y se quedó tan ancho. Eso hace que contra el Real Madrid estemos en cuadro… Donde puso el ojo puso la tarjeta. Jugador apercibido jugador que recibió su quinta tarjeta. Un artista. Las de Laporte no son discutibles pero la de Aduriz y la de Gurpegi ya me crean más dudas, sobre todo porque hubo otras similares en el otro bando y no se sacaron. Por cierto, del penalti que le hicieron a Llorente casi ni hablamos… Yo empiezo a pensar que quizá los árbitros esta Liga tengan una consigna de no pitar penaltis a favor del Athletic, porque hacernos nos hacen un montón.

Conclusión: que no lo estamos haciendo nada bien, que es difícil pasar tan mal el balón, que muchos, muchos jugadores tienen que espabilar, y tampoco estaría nada mal que se fuesen al banquillo y, así, quizá como Iraizoz, le veían las orejas al lobo y empezaban a jugar algo.