El PP pagó con dinero negro

20140409_negro

No lo digo yo, lo dice la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales del Cuerpo Nacional de Policía: las obras de la reforma de la sede del PP fueron pagadas con dinero negro. Por lo menos en parte, y probablemente con el dinero sacado de la caja “B” que gestionaba Luis Bárcenas. Quien no lo dice tampoco son los medios españoles. Por lo menos, no lo dicen muy alto, no sea que alguien vaya a enterarse y no preste atención al desafío soberanista catalán. Pero la noticia del día, sin duda, es esta que hemos encontrado en ‘La Información’: el PP que señala a autónomos y pisa los derechos de la ciudadanía, paga en negro.

La herencia recibida era la caja “B”

No pasen de página todavía, que aún hay más: “Bárcenas heredó de Naseiro la ‘caja B’ del PP”, según la misma unidad especializada en delitos económicos. O lo que es lo mismo: esto del billete sobre billete viene de lejos en la calle Génova. El párrafo que hemos encontrado en ‘La Nueva España’ nos ha dejado petrificados: “Bárcenas se hizo cargo de la contabilidad manuscrita a petición del ex tesorero del PP, Rosendo Naseiro, tras su detención en 1990, y hasta los años 2007 y 2008”. Sí, han leído bien: cedió la caja después de ser “pillado”. Y de esa misma caja, al parecer, es de donde Bárcenas ha sisado para amasar su fortuna. De confirmarse, ¿cuánto dinero negro ha manejado entonces el PP?

Felipe González sí que sabe invertir

Creo que el mejor valor del PSOE hoy es Felipe González. No solo eso: la única posibilidad de los españoles para que su país salga de la crisis es el que el ex presidente del gobierno vuelva a Moncloa, y haga un par de inversiones de las suyas. Me refiero a cómo en un mes ha conseguido que los 300 € que invirtió en la empresa en la que trabaja su hijo, se conviertan en más de 300.000 €. Por supuesto, en ‘Libertad Digital’ le dan caña, pero hasta en el oficialmente “progre” ‘Vozpópuli’ hablan de uso de información privilegiada porque se anticipó, “casualmente”,. a una inyección económica que ha multiplicado por mil sus ahorritos.

¡Ah, sí, Catalunya!

España ha dicho “no”. Lo de siempre, vamos. Y las redes sociales, por supuesto, se lanzaron a comentar una noticia que ya era conocida, con un resultado previsible hasta el milímetro, y que ni siquiera era original, porque hace ya nueve años que el lehendakari Ibarretxe fue en persona a defender un estatuto que contenía el derecho a decidir. Pecado mortal que ayer, con alguna diferencia, volvieron a evitar PSOE y PP para Catalunya. La ausencia de Artur Mas llevó a ‘El Confidencial’ a recrear virtualmente un diálogo entre Rajoy y el President. Pero el premio al peor actor, sin duda, se lo llevó el mismo Joan Herrera que no apoyó entonces la causa vasca.

El show business de lo progre

Sería una osadía por mi parte intentar emular a Javier Vizcaíno, que ayer publicó una columna extraordinaria poniendo los puntos sobre la “i” que lleva “progresista”. Se refería el genial columnista al modo en que los que se tienen por izquierda entran al trapo del show business, se dejan amedrentar un poquito y responden otro tantito para mantener la atención de una cadena de televisión que se mantiene unida al sistema con la mano derecha. Yo solo me limito a traerles otra visión complementaria: la del blog ‘Telepatético’ que incide en la idea de guión, montaje, y beneficio propio en nombre de lo “progre”.

Escocia, independiente y europea

201403016_escocia

En ‘Yes Scotland’ hemos encontrado un breve artículo muy valioso no solo para los escoceses: catalanes, vascos y otros pueblos de Europa que pretenden ser estados están muy interesados en desmontar la falacia de que la independencia conlleva una salida de la Unión Europea. En la web de apoyo a la causa escocesa explican cómo la victoria del “sí” no supone una independencia inmediata, sino el inicio de un proceso hacia la desanexión, negociación con Europa incluida en el mismo. Además, Escocia ya es europea, por lo que es evidente que cumple con todos los requisitos, y el acceso al mercado que supone la Unión es recíproco, y Escocia forma parte de él como cliente potencial, no solo proveedor.

El PPSOE de la corrupción

Los de Rajoy nos dejan atónitos ante la posibilidad de que se confirme la desvergüenza del asunto de los sobres, las comisiones, Gürtel y Bárcenas. Los de Rubalcaba, a su vez, protagonizan el mayor escándalo de desvío de fondos si tenemos en cuenta el volumen que pone negro sobre blanco Carlos Salas en ‘La Información’: “Cifras para el Guinness”, resume antes de desgranar el caso de los ERE de Andalucía. 700 millones en ayudas, 136 desviados ilegalmente, 143 imputados, de los que 27 son políticos del PSOE, que en total suman 2.500 millones de euros en fianzas. Y luego hablarán de bolsillos de cristal.

Antes de los ERE, los pisos

Lo definen como “anécdota”, pero lo que cuentan en ‘El Confidencial Digital’ me parece muy grave, sobre todo, por el trasfondo que encierra. Alfredo Fraile, agente de Julio Iglesias y hombre de negocios, ha desvelado en sus memorias que Enrique Sarasola promovió en 1989 que varios empresarios como él le compraran un piso a Felipe González ante su intención de abandonar Moncloa. Fraile explica que el entonces presidente del Gobierno había vendido su domicilio habitual porque vivía en la residencia oficial desde 1982 y que, sin embargo, “no tenía un duro” después de siete años de mandato, por lo que Sarasola decidió hacerle este favor. Finalmente, González siguió en Moncloa y el piso acabó siendo para “Julio Feo, ex secretario general de Presidencia y mano derecha de González”.

El mundo es de los ricos

Luego nos pedirán a los pobres que no nos soliviantemos, pero insisto en que me sorprende mucho que a estas alturas de la crisis y los abusos de poder, aún no haya ardido ningún ministerio español una noche de domingo cualquiera. En ‘Público’ creo que han interpretado la noticia de la propuesta de subida de tasas de la manera más exacta: “Subir el IVA, que pagan pobres y ricos por igual, clave de la reforma”. “Solidaridad en los gastos y egoísmo en los ingresos”, “entre ricos hay que ayudarse”, o “Mariano, no me jodas y no me pises la manguera de billetes” parecen ser los nuevos “claims” del gobierno español, sus comités de expertos y listos que les hacen recomendaciones, mientras los demás seguimos aferrados a nuestros trabajos.

El nieto de Franco “atenta” contra la Guardia Civil

Les traslado el primer párrafo de la noticia sobre el nieto mayor de Franco que hemos encontrado en ‘Vozpópuli’: “Francisco Franco Martínez-Bordiú ha sido imputado por el juez de Calamocha como presunto autor de un delito de atentado contra la Guardia Civil y otro de conducción temeraria, después de que su todoterreno ocupado por cazadores furtivos embistiera el de los agentes en una pista de Collados y se diera a la fuga sin luces y a gran velocidad, según recoge ‘El Periódico de Aragón’”. Pero este incidente no es el primero: un juicio de faltas por increpar a una azafata del AVE, delitos fiscales en la compra-venta de inmuebles, y cazar ilegalmente en una reserva son solo parte de sus antecedentes.

Y Ortuzar “la lió”

20140111_CAMBIO

Andoni Ortuzar fue tendencia en Twitter, y “PNV y Sortu” llegó a ser trending topic en toda España. En resumen, que el presidente de EAJ-PNV dio un vuelco a la situación, en Twitter y más allá, de bloqueo a la que el Gobierno español quería condenar a Euskadi. Sus pocos tweets durante la tarde de ayer fueron redifundidos una y otra vez por todo tipo de abertzales, y unas infantiles críticas del PSE fueron la única nota disonante de un avance en toda regla, de un paso adelante que va a dejar huella, y de una comunicación con contenido y con beneficio para una sociedad cansada de ser la cortina de humo de España.

Por un Jefe de Estado democrático

Después de proclamarse partidario de la república vasca, el lehendakari Iñigo Urkullu durante su entrevista en ‘Radio Euskadi’ soltó varias perlas sobre la jefatura de estado española. Declaraciones que, no podía ser de otra manera, recogen en la prensa de Madrid con cierta indignación. De lo suyo gastan. Pero el lehendakari estuvo muy acertado: es un error confundir la jefatura de un estado con una casa real, y menos con esta, que se cae a pedazos. Y si nos preguntaran seguro que muchos preferiríamos a un Jefe de Estado democrático, que uno por herencia, primero del franquismo y después de las gónadas de Juan Carlos.

La herencia genética del Rey

Fíjense si ha estado acertado Urkullu en querer disociar la Jefatura de Estado de la Casa Real Española, que los acontecimientos le dan la razón. No seré yo quien ponga en tela de juicio la capacidad intelectual de la Infanta Elena, sobre la que tantos chistes se han hecho. Ni soy yo el que haga lo propio con la Infanta Cristina, para eso está la fiscalía anticorrupción, como varios usuarios nos recordaron en Twitter. Esta institución cree que la hija menor del Rey no sabía lo que firmaba y por eso no podía estar imputada… al mismo tiempo que afirma que las ventas de preferentes son legales porque los ancianos de 80 y 90 años sí tenían que saber lo que firmaban.

Y todo televisado

Definitivamente, la mala suerte se ha cebado con la casa real española que, además de verse envuelta en escándalos de corrupción y líos de faldas, van los medios y lo cuentan. Y lo que es aún peor: lo cuentan hasta los medios de fuera de España, esos a los que no pueden “influir”. Dejémoslo en influir, sí, mejor para todos. Y cuando todo parecía fatal, va EITB y lo empeora: “’El Ocaso del Rey’ Juan Carlos dispara la audiencia de la TV vasca”, titulan en ‘Vertele’. 129.000 espectadores quisieron ver con sus propios ojos qué opinan en la república francesa (país donde han realizado el documental) sobre la monarquía española.

¿Socialismo o diversión?

El ex presidente del Gobierno español ha anunciado que abandona el consejo de administración de Gas Natural “porque es muy aburrido”. Pobre hombre. Él, que se ha codeado con los grandes políticos mundiales de finales del siglo XX, se sentía apolillado y sin vida en la mesa de una gran empresa. La cosa cambia cuando uno se entera, gracias a ‘Te Interesa’, por ejemplo, de que ganaba 126.500 euros al año por aburrirse durante las reuniones. En total, por aburrirse en los tres años que ha estado en esa mesa, ha ganado unos 400.000, además de las acciones que se lleva y que canjeará por más billetes (y no del Monopoli) en el futuro.