La justicia es injusta en España

No nos hacían falta más pruebas para saber que los presos políticos catalanes están siendo víctimas de una justicia española profundamente injusta. Pero la última, de momento, debe ser la constatación definitiva de que, sí, están en la cárcel por sus ideas y de que, sí, quien debería de actuar imparcialmente hace todo lo contrario. Joaquín Urías tuiteaba sobre la prohibición a Junqueras unas líneas muy representativas: “Lo autoriza a tomar posesión como diputado español pero no como europeo. La razón no es jurídica, sino de conveniencia y denota un prejuicio. Terrible”.

Y la democracia, retorcida

El pacto del PP con Ciudadanos y Vox por el que los de Albert Rivera tocarán poder en capitales de provincia menores incluso siendo la tercera o cuarta fuerza evidencia la derrota política de los de Albert Rivera, que no han conseguido ni disputar como segunda fuerza una alcaldía, y que para el PP, Ciudadanos y Vox la democracia es una herramienta para repartirse el poder, no para mejorar la vida de la gente. Isaías Lafuente tuiteaba esto sobre lo sucedido en Palencia: “Siento profunda vergüenza e inmenso desprecio por quienes han urdido la operación y consideran un simple cromo a mi ciudad”.

Ciudadanos ha perdido

César Calderón da una acertada vuelta de tuerca en Público a la derrota de Ciudadanos: no ha sido solo electoral, en las negociaciones con PP y Vox ha sido el “julay” o pardillo al que los de Casado (que se ha involucrado en las negociaciones) han manipulado parece que hasta con sencillez. Así, esa ola de la nueva política que abanderaba Albert Rivera ha llegado a la playa sin fuerza: su partido, reducido a muleta; y él, en entredicho por su falta de habilidad y capacidad para la negociación. Y ahora le viene otra prueba: la que tendrá en Bruselas para explicar que se ha involucrado con Vox en ser el derrotado oficial.

Doble o nada

A Albert Rivera todavía le quedan fichas para hacer una apuesta y jugarse la última mano: en Europa puede triunfar o puede llevar a su partido a la nada política. Macron, de momento, le aprieta las tuercas: tendrá que explicar (y hacerlo claramente, aquí no valen subterfugios ni mentiras vestidas de medias verdades) su pacto con Vox. Según el líder francés, no hay cabida en los partidos europeístas para quienes acuerdan con la extrema derecha. Si a Rivera le excluyen, su problema se agigantaría, pero si le permiten mantenerse podría recolocarse y coger aire como el líder debilitado que hoy es.

¿Y en Tabarnia?

En Catalunya, lo que queda de CiU ha conseguido gobernar en 370 ayuntamientos, ERC lo hará en 359: el PSC, en 89; la CUP, en 19 (que no les pase nada a sus habitantes); los Comúns, en 12; y el PP, en 1. Ciudadanos no gobernará en ningún municipio. No les queda ni Tabarnia, el país ese que se inventaron Boadella, Espada y demás vividores poco recomendables en la jungla, y que estaba formado por los municipios en los que Ciudadanos ganó una vez, en las últimas autonómicas catalanas. Pero a la hora de elegir alcalde… Los de Rivera no han sido opciones preferidas y Tabarnia es hoy la última ridiculez de algunos.

No hay crisis migratoria

Los buenos periodistas son los que, como Miquel Roig, saben extraer la esencia de la noticia: “En la UE de 2018 no hay una crisis migratoria por la llegada masiva de inmigrantes. Hay una crisis política que toma como rehén el tema migratorio”. A su tuit todavía le sobran caracteres para mostrar que en el primer semestre Europa solo ha recibido 50.000 inmigrantes. En todo 2017 fueron 185.000; en 2016, 375.000; en 2015, más de un millón; y en 2014, casi 230.000. Estas cifras, sin embargo, nada tienen que ver con los mensajes que lanzan desde la extrema derecha o los alarmistas por conveniencia.

El tema es serio

Ya sé que divertido es lo contrario de aburrido, no de serio, como me solía recordar un buen amigo. Pero no creo que tenga que ser divertida ninguna comunicación sobre “La Manada”, incluso cuando uno de sus integrantes muestra sus pocas luces al intentar sacarse el pasaporte en una comisaría de la guardia Civil, pese a la prohibición de salir de España que pesa sobre él. La Policía Nacional ha decidido que este titular le valía para tuitear un dibujo animado de Batman negando con la cabeza. Porque, como todos sabemos, un policía siempre aprovecha para hacerte un chiste.

¿Qué tal estará Cifuentes?

Han pasado solo un par de días y ya nadie se acuerda de Cristina Cifuentes. Es lo que les sucede a las líderes que han caído. ¿Qué tal estará? ¿Se habrá recuperado de la dolencia que, esta misma semana, le ha impedido acudir al juzgado en el que iban a intentar esclarecer si su título de máster se había extraviado o le había pasado algo peor? Sea lo que sea, que sea para bien, pobre, porque para Cifuentes han trabajado muchos equipos con jornadas imposibles, como siempre en política, formados por personas que tienen que sentirse hoy más decepcionados que nunca.

Esto es peor

Cristina Cifuentes ya ha pasado la pena del Telediario, la política y ahora veremos si le toca algo en la pedrea judicial. Peor me parecen esas personas que, con todo su cuajo, aparecen cada año en la lista de morosos que deben más de un millón de euros a Hacienda. Algunos de ellos luego nos dan lecciones sobre el mercado (Rodrigo Rato, un millón), contra la piratería (Miguel Bosé, 1,8 millones), la moral (Mario Conde, 14,9 millones), los medios (Kiko Matamoros, otro millón), los negocios (Agapito García, 16,9 millones) o nos amenazan (Emilio Rodríguez Menéndez, 3,6 millones).

Las adicciones de Maradona

Javi Sánchez anduvo rápido describiendo magníficamente los regates de Maradona en el mundo de la droga y el fútbol para la web de Vanity Fair. “El Pelusa”, que ha aparecido, cuando menos, borracho durante un partido de Argentina en el Mundial, ha reconocido varias veces que ha consumido droga. No solo eso: en Nápoles llegó a estar relacionado con el tráfico de cocaína, y aunque él asegura que empezó a consumir cuando jugaba en el Barcelona con 24 años, lo cierto es que abandonó el club catalán con 23. Desde entonces ha dado tumbos y nosotros hemos hecho “actos de fe” cuando dice que está limpio.

Fernández Díaz contará los votos

20160624_fernandez

El guionista de Buenafuente, Javier Durán, se dio cuenta rápidamente en Twitter: el señor ese que se presenta como víctima porque han usado en campaña una grabación suya pidiendo que se busque información de partidos nacionalistas para atacarles (hay que tener el rostro de hormigón armado), va a ser el máximo responsable del recuento electoral del domingo. El ministro de Interior que usa los instrumentos del estado para intentar condicionar el voto, cuenta nuestros votos.

Llegados a este punto…

El periodista Isaías Lafuente daba carpetazo al asunto de Fernández Díaz con acierto: “Pues sólo hay dos opciones. O dimiten los dos porque todo es verdad o uno destituye al otro por mentiroso”. Realmente, es así de simple, y como decía Aitor Esteban en una entrevista ayer, en cualquier democracia real, la dimisión o el cese no se hubieran discutido. Lo que ha sucedido y, peor, lo que está sucediendo (nada) muestrab un sistema democrático español nada recomendable.

El PP se equivocó

El PP se equivocó mandando una carta amenazante e El Mundo Today para que retiraran la una falsa web electoral que, a modo de chiste, habían publicado los de la página satírica. Unidos Podemos y el PSOE también son víctimas de su acidez, pero solo el PP ha reaccionado tan mal. El Mundo Today accedió a retirarla… E inmediatamente publicaron: “Esa web de la que usted me habla”. Un acierto pleno ante un error mayúsculo de un partido que demuestra que los medios solo le gustan atados y bien atados.

¿Por qué no votamos el Brexit?

Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera, los cuatro que plasman en sus programas que sobre lo que sea una parte de España decidirá toda España, podrían explicarnos por qué, si su razonamiento es tan universalmente cierto, no estamos votando sobre la posible salida del Reino Unido de Europa. El “cuñado de Twitter” es un personaje tan conocido como divertido en esta red social, y ayer se preguntaba eso: ¿por qué no podía votar él? Cualquier español medianamente crítico se podría hacer la misma pregunta y llegar a alguna conclusión.

Encumbrando a gilipollas

Son jóvenes, sin estudios, endiosados por los medios, admirados por millones, deseados por las mujeres y los hombres más atractivos, y jodidamente ricos. Lo tienen todo para volverse gilipollas. Lo raro es que no veamos muestras de su idiocia más a menudo. Imágenes como Cristiano Ronaldo tirando un micrófono de un periodista a un lago. Es cierto que el portugués está jugando mal, no es menos cierto que se “borra” en las grandes citas. Pero nada, tampoco la fama, el dinero y la falta de estudios, justifica el desprecio a un trabajador.

«El pequeño Nicolás»

20141018_pequeno

En ‘El Confidencial’ hemos encontrado la historia de un “don nadie”, un “bartolín” de turno que “ascendió” gracias a un puñado de fotos junto a José María Aznar, Esperanza Aguirre, Felipe VI, coches de lujo de alquiler y mucho rostro. Un timador que engañó a quienes se creyeron que sus buenas relaciones iban a proporcionarles contratos, y que ya está detenido. Un cuatrero cuyos robos pondrían de manifiesto que sí, que hasta el tonto del pueblo ha podido hacer dinero diciendo que era amigo de uno del PP, y que por eso conseguía adjudicaciones y puestos de trabajo.

Miguel Ángel Rodríguez en estado puro

Cuando Miguel Ángel Rodríguez dijo en un programa de televisión que a Artur Mas lo que le faltaba era que le fusilaran, como a Lluís Companys, decidimos no traer a esta columna la reacción indignada de muchos usuarios de redes sociales. Pero la insistencia del que fuera portavoz de Aznar en el gobierno sí merece sí merece que le señalemos y le denunciemos: “Al igual que Companys, Mas querría un fusilamiento como único modo de morir con honor y no en este espantoso ridículo”, escribió en Twitter. A quien quiere ejercer de bufón hay que dejarle espacio para que se ponga en ridículo.

También cae Sosa Wagner

Ya conocen la secuencia: Francisco Sosa Wagner sugiere que sería conveniente que UPyD se acercara a Ciutadans, contrdiciendo a Rosa Díez y a su acólito, Carlos Martínez Gorrirán; y se monta un lío interno que se salda con la aprobación de un mecanismo de control que permite el cese como portavoz en Bruselas de Sosa Wagner que, finalmente, deja UPyD. Pero el periodista Isaías Lafuente observa otra derivada: “A cinco meses de las Europeas, tres cabezas de cártel -Cañete, Valenciano y Sosa Wagner- han sido desplazados. ¡Viva la voluntad popular!”. Como muestra de lo en serio se toman Europa los grandes partidos españoles.

A partir de hoy, “tuiteamos”

El pasado jueves la RAE publicó una nueva edición de su diccionario que, como novedad, incluía la expresión “tuitear”, por lo que ya sabemos cómo escribirlo correctamente… aunque no me guste. Y no me gusta porque ese “tuitear” pierde, por completo, el sentido de “trino” de pájaro que conlleva Twitter. Un sentido que, como bien recordaba Aitor Esteban, diputado abertzale en el Congreso, a Begoña Beristain, directora y presentadora de ‘La tarde en Euskadi’, en esta red social, sí se mantiene en euskera: “Txio dagit, txio dagizu, txio dagi…”.

Para el lunes

Es sábado, lo sé, pero no queríamos dejar pasar el post que hemos encontrado en ‘Pymes y Autónomos’ sobre cómo evitar las reuniones que nos hacen perder tiempo, uno de los grandes males actuales en las oficinas (que, si lo piensan bien, están casi todos relacionados con la gestión del tiempo). En este blog (que siempre les recomendamos) proponen cuatro metodologías: (1) hacer reuniones sin sillas, (2) hacerlas con una silla vacía para tener en cuenta siempre al cliente, (3) hacerlas justo antes de tomar las decisiones y (4) hacerlas sin presentaciones.