Tres puntos para presionar al Málaga

Casi con esta frase podía empezar el comentario y a la vez acabarlo porque el partido no ha dado para más de sí. O quizá el Athletic ha sido el que no estaba para mucho más. De hecho casi la mayor protagonista ha sido la inmensa inocencia del Córdoba, que ha dejado a las claras el motivo de su clasificación. De cara a puerta han demostrado una incapacidad manifiesta. Lo malo es que nuestros chicos no es que hayan estado mucho más acertados.

Beñat el mejor del Athletic (Foto: Deia)
Beñat el mejor del Athletic (Foto: Deia)
Beñat lo ha intentado e intentado, a la hora de rematar, a la hora de crear e incluso a la hora de recuperar. Intentos y encima un gol. Gol que no ha sido directo sino gracias a un rebote, completándose así el cuadro. De todas formas, en la repetición me queda la sensación de que el balón iba a puerta, más en concreto a la escuadra, pero la mala suerte o suerte hace que dé en un jugador y que pase entre las brazos del portero verdiblanco. Por cierto, Juan Carlos, con mucha diferencia el mejor de su equipo. Le ha hecho a Aritz la parada de la jornada. La jugada entera ha sido preciosa. El centro de Ibai medido, el salto de Aduriz hacia atrás, quedándose en suspensión y dando impulso en último momento a su cabezado, para elevarlo por encima del portero, sencillamente buenísimo. Para acabar Juan Carlos, sacando una mano, igual de increíble, desviando el esférico hasta el travesaño. ¡Qué preciosidad!
Nada más que echarse a la boca. Cada vez que se recuperaba el balón se perdía en unos contrataques realmente lamentables. Algún disparo de Ibai y otra ocasión de Aduriz a pase de Viguera, pero Juan Carlos estaba empeñado en mantener a su equipo con posibilidades hasta el final del partido.
He escuchado que el equipo se está dejando llevar y que no lucha. No puedo estar más en desacuerdo. Ayer el equipo no estuvo bien y por momentos el Cordoba tuvo demasiadas oportunidades. Pero los jugadores no se esconden y meten la pierna si es necesario. Lo que pasa es que como nos ocurre siempre, al jugar contra los colistas, el juego se nos atraganta y presenta más dificultades de las que sobre el papel debería tener. Pero tampoco podemos olvidar que el Córdoba se está jugando las habichuelas en Primera, con ello quiero decir que ellos también juegan y con ellos hay que contar. Sobre todo, porque nos ganaron en la primera vuelta.
Así que lo realmente importante es que el equipo ha conseguido los tres puntos, que era el objetivo, y así le pone presión al Málaga, que de hecho no ha sido capaz más que de empatar. Es decir, les tenemos a un punto. Y nosotros a lo nuestro.
¡Aúpa Athletic, a seguir metiendo presión y ahora a por la Real!

El Athletic pasa a cuartos con nuevo ridículo

Nunca unos cuartos de Copa estuvieron tan baratos. Es difícil que jugando menos se llegue hasta esta eliminatoria y el Athletic, incomprensiblemente, lo ha conseguido. El partido de Balaidos fue lamentable en juego, a pesar del resultado que fue extraordinario, gracias a los 4 goles, regalos, de unos incautos jugadores celtiñas. Incautos jugadores que allí, a pesar de llevar 666 minutos sin marcar tardaron sólo 5 minutos en hacernos un gol, regalo de la casa. Y en total nos hicieron dos. Ayer en La Catedral otros dos. Conclusión, un equipo con problemas de cara a puerta te encasqueta 4 goles. Toma ya. Hemos pasado la eliminatoria por el valor doble de los goles fuera de casa. Así que gracias al partido de Galicia y gracias a los goles que alli metieron nuestros chicos, porque sino ahora estaríamos hablando de otra cosa.
Analizar el partido de ayer me cuesta sobre todo porque si tengo que sacar alguna conclusión va a ser tan negativa y tan pesimista que casi prefiero ahorrármela.

Williams, de lo poquito aprovechable (Foto: Deia)
Williams, de lo poquito aprovechable (Foto: Deia)
Como en los partidos anteriores, volvieron a jugar algunos jugadores que comentaba que no estaban. Pues bien, ayer tampoco estuvieron. Bueno sí, en el caso de Muniain sí se notó que estuvo porque hizo una asistencia de gol. Pena que la asistencia se la hizo a Charles, delantero del Celta. No fue gol directamente porque Rico le tuvo que hacer penalti jugándose la tarjeta roja. Al final suerte porque sólo le sacaron amarilla. El pase de Iker a Charles… Increíble. Mucho mas increíble que el pase de Balenziaga de este sábado pasado al área pequena propia. ¿¿¿¿???? Muniain sólo hizo eso. Bueno volvió a intertar entrar en juego mucho, pero perdiendo todos y cada uno de los balones que tocaba, salvo dos faltas que le hicieron. Todos los pases en ataque al contrario, bueno todos no, un pase bueno sí le hizo a Williams. Uno en todo el partido.
Encima Muniain nos pone facilísimo criticarle. Su “gracia” del sábado contra el Depor le ha costado dos partidos de sanción. Su gracia es que no contento con arrastrarse por el césped durante el tiempo que jugó, al acabar el partido le dijo alguna cosita al árbitro en el túnel de vestuarios. Bien. Todo un profesional. Teniendo en cuenta que Valverde seguramente le iba a volver a poner de titular contra el Villarreal el próximo partido hasta casi me debería alegrar por la sanción. Ya. pero no puedo. Me entristece que un jugador esté echando por la borda toda una temporada, no sólo por su nulo juego sino todavía peor por este tipo de cosas, que ni ha sido la primera, ni por desgracia, y como todos sabemos seguro, tampoco va a ser la última. Una auténtica pena.
E Iturraspe… ¿Iturraspe? Otro caso para Iker Jiménez de Cuarto Milenio. Ayer en el primer tiempo estuvo flojo, siendo generosa, pero ¿en el segundo? ¿Estuvo? ¿Jugó? Sobre el minuto 30 del segunto tiempo tocó un balón y pensé… ¡Si está Ander! Ésta es la sensación que tuve. Que alguien me explique cómo es posible pasar de ser tan determinante en el juego de un equipo, a la nada más absoluta.
Y Mikel Balenziaga ayer me dio pena. Desde el primer minuto me dio la sensación de que estaba como un flan. Se oía un run run en el público cada vez que tocaba el balón, run run que se fue acentuando a medida que pasaba los minutos y a medida que Santi Mina no hacía más que sacarle los colores una y otra vez. Desde que ha renovado el contrato sus errores nos están costando goles. No sé si las críticas a la larga duración del contrato le han afectado o no, pero lo cierto es que desde entonces no da una a derechas. De todas formas, como Aurtenetxe para Txingurri es como si no estuviera, sabemos que el próximo partido seguirá jugando Mikel, así que espero que vuelva a su nivel anterior, ya que este jugador sí me parece que ha estado mejor, mucho mejor que ahora.
Y por sacar algo positivo decir que Iago Herrerín a pesar de que en los goles no ha podido hacer nada, me ha gustado en lo demás que ha participado, buena parada en un golpe franco que se colaba, y saliendo valiente. En una de dichas salidas incluso su despeje de puños ha iniciado un rápido contrataque que Muniain se ha encargado de destrozar con su último pase. Pena.
También Williams me ha gustado. Participa y se ve que produce juego, mucho incluso de balones imposibles. Alguna vez se ha ido. Lo ha intentado continuamente. Y tiene desparpajo.
Etxeita también me ha gustado a pesar del gol en propia. En el primer tiempo ha tenido hasta dos internadas en el área atacando. En los corners a favor siempre está cerca del remate. Una ha cazado pero ha sido sencilla para el portero. Me gusta.
Rico también creo que se ha multiplicado, ha mejorado con respecto a los partidos anteriores y me gustaría saber los kilómetros que ha hecho porque le he visto en todos los sitios. Bien.
Y el sábado en Liga a Villarreal. Un equipo que siempre mete goles y que al Athletic se le atraganta una y otra vez, sobre todo allí. Acaba de eliminar a la Real metiéndole dos goles fuera y teniendo un montón de oportunidades. Son peligrosísimos en ataque. Miedo me da. Bueno, miedo no, pavor. Sobre todo por cómo estamos nosotros. Pero… Venga ánimo chicos que saber jugar sabéis, sólo hace falta que lo volváis a hacer.
¡A por el Villarreal y Aúpa Athletic!

El sinsentido de la violencia en el fútbol

La estupidez en su grado mas alto nos ha llevado a una nueva tragedia relacionada con el fútbol. Ha fallecido, mejor dicho, han asesinado a un aficionado del Deportivo. Toda disculpa es buena para cometer auténticas barbaridades. En este caso la disculpa es un partido de fútbol, el deseo es la violencia por la violencia y el resultado es una nueva muerte.

Otra muerte absurda
Otra muerte absurda
Bien, repito lo dicho. La estupidez en su grado más alto. ¿Quién puede entender que con motivo de un partido se haga una quedada entre las aficiones para pegarse, saldar cuentas pendientes (no sabemos ni qué cuentas, ni contra quiénes son, ni por qué), e intentar “matarse”, sólo por el hecho de animar a distintos equipos? Supongo que ellos lo entenderán, los que lo han hecho. Pero… ¿estarán contentos del resultado?, ¿es lo que querían? No sé. Quizá mi entendimiento es muy limitado para poder comprender la sinrazón de la violencia por la violencia. No es la primera vez que ocurre, ni por desgracia va a ser la última que va a ocurrir.
Según parece los aficionados del Deportivo, del grupo Riazor Blues y los del Atlético de Madrid, del Frente Atlético, habían quedado antes del partido para… ¿matarse? Muy bien. Pues lo han conseguido. Quedan una viuda y dos hijos, uno de ellos de 4 años. Una familia rota y más odios y más disculpas para poder volverse a matar en cuanto tengan media oportunidad. Las imágenes que circulan por las redes y por los medios son impresionantes. Una auténtica batalla campal. ¿Y la culpa? Pues evidentemente de unos y de otros. Del Frente Atlético y de Riazor Blues. De todos aquellos que se amparan en cualquier cosa para pegar a alguien. De hecho, en A Coruña durante el partido 6 “valientes” encapuchados han agredido a dos aficionados del Atlético que estaban viendo el partido en un bar. Seguro que ni les conocían pero ya tenían disculpa… Violencia y más violencia sin sentido.
Por supuesto que no me olvido que hace 16 años estos personajes del Frente Atlético también mataron a otro aficionado. En aquel caso le tocó a Aitor Zabaleta, seguidor de la Real, porque pasaba por allí. Como nos podía haber pasado a cualquiera. Hoy le ha tocado a otro que según parece iba ya predispuesto a pegarse, pero el resultado ha sido el mismo. Unos grupos son más violentos que otros pero todos tienen culpa, más o menos, pero culpa.
Eso sí. La responsabilidad de los dirigentes del fútbol está ahí por mucho que no lo quieran ver. Gil Marín asegura que “no es quién para disolver el Frente Atlético”. Perdona, más bien deberías decir que no quieres. Que no te interesa. Que no te atreves. Cualquiera me vale o todas me sirven. Lo sabe él y lo sabemos todos. Queda muy bien tener un grupo que anima mucho, que da mucho ambiente en el campo. El precio que hay que pagar por aguantar que animen es demasiado alto pero los clubes lo pagan… Para el Atlético de Madrid sería tan sencillo como coger todos los nombres de los detenidos ayer, de los que han sido identificados y no volverlos a dejer entrar en su campo. Y en A Coruña podían hacer lo mismo. Y si ha habido detenidos del Rayo como se dice, igual, que no vuelvan a entrar en un recinto deportivo. Sin más. Y eso lo pueden hacer los presidentes o las Juntas Directivas.
Por supuesto también meto en el mismo grupo a Herri Norte o a los violentos que tienen dentro. Que ellos también han quedado o han ido a esperar a alguien, si mal no recuerdo el año pasado o el anterior a los Riazor Blues, dándose otra batalla campal en las calles de Bilbao. Que salvajes también tenemos aquí. No estamos libres, ni mucho menos. ¿Y nuestro club también podría hacer algo más para evitarlo? Yo creo que sí. Pero… es que animan mucho. Ya. Y también insultan mucho incluyendo a los aficionados de su mismo equipo. Con que no piensen como ellos ya les insultan. La violencia por la violencia. Se mete como disculpa la política o … aquella vez en que uno del Atlético de Madrid hizo algo, o que otro de los Ligallos dijo…, o del Sporting, o del Alcorcón,… que más da, cualquier disculpa es buena.
Y repito, muchos dirigentes de clubs les apoyan. Les bajan los precios, les proporcionan entradas, les guardan las banderas,… Como animan tanto… como no quieren líos,… ¡Qué pena!
Y con todo ¿adónde vamos? A dónde estamos ya. A la imposibilidad de poder ir a ver un partido de tu equipo a otra ciudad porque igual te parten la cara, o peor. Incluso en tu misma ciudad te puede salpicar si estás en mal momento en el sitio inadecuado. Nos ha llevado a no poder llevar la bufanda de tu equipo. A no pasar por determinadas zonas o a ir, si tienes valor, cagada o escondiéndote. Eso ni es futbol ni es nada. Ni es deporte ni es nada. Ni es deportividad ni es nada.
Así mismo en Mestalla han dado un botellazo a Messi durante la celebración del gol del Barça. Otro impresentable que amparado en el anonimato tira una botella al campo sin pensar en las consecuencias o peor, queriendo tener consecuencias. ¿Dónde queda el deporte? Muy lejos de la imagen que debería dar. Muy lejos de eso bueno que me gustaría poder transmitir a mis hijos.
Pero buscando lo positivo, como siempre me gusta, he de decir que estamos, como siempre que ocurre una desgracia, ante una magnífica oportunidad de poner las medidas necesarias para que no se vuelva a repetir. Ahora es el momento. Los clubes, la Federación, la LFP, la AFE, los aficionados, todos podemos hacer algo. Si no lo hacemos la culpa será de todos aunque no queramos verlo. Y mientras a sobrellevar la vergüenza de lo ocurrido.
Descansa en paz, Francisco José Romero.

Debut en Champions con empate

Nos las prometíamos muy felices por el grupo que nos había tocado en el sorteo de Champions y ya poníamos al equipo en la siguiente ronda y encima como cabeza de grupo. Eso sí, todo sin jugar ni un solo minuto de partido. Pero… no hay más que empezar la competición para que cada uno sea puesto en su sitio.

La belleza de la Champions  (Foto: Athletic Club)
La belleza de la Champions (Foto: Athletic Club)
El Shakhtar Donetsk ha demostrado ser un equipo muy aguerrido que incluso quizá ha hecho más merecimientos que nosotros para ganar el partido. Durante todo el encuentro ha dominado el juego. Se le veía comodo y para los rojiblancos ha sido imposible crear algo de peligro en el área rival. Las ocasiones se cuentan con los dedos de una mano e incluso siendo muy generosa con dos dedos. De todas formas, visto lo visto el punto es buenísimo. El punto y, como pensará el contador del Athletic (y todos los demás), el dineral que supone dicho puntito. Nada menos que medio millón de euros. Ahí es nada.
Como siempre al Athletic no se le puede reprochar que no lo haya intentado porque se ha vuelto a dejar la piel. Pero los ucranianos han sabido como plantarse en el campo y poner a nuestros chicos en más apuros de los deseados. La calidad de los brasileños (pocos ucranianos había) cuando atacaban era evidente. Quitarles el balón era una tarea ardua. Eso ha hecho que la posesión se haya decantado del lado visitante. El Athletic intentaba mantener el balón pero la presión del Shakhtar y su tranquilidad en las transiciones les hacía dominar el juego. Después de la oportunidad de Rico del minuto dos, ya no hemos tenido así gran cosa que echarnos a la boca. Quizá el golpe franco botado por Ibai, que algunos hemos visto dentro. Poco le ha faltado. Iraizoz también ha sacado alguna mano importante. Ellos metían más miedo del que podíamos meter nosotros.
El segundo tiempo ha sido más de lo mismo aunque se ha dado algún dato a destacar. El debut de Ager Aketxe, que como me pasó con el de Unai López ha sido positivo porque a pesar del poco tiempo que ha estado sobre el césped ha demostrado en un par de movimientos y toques, su habilidad y sus posibilidades. También que Susaeta no quiere seguir en el banquillo. Hoy se ha notado su salida. Pero le ha venido bien la suplencia porque está a mucho menos nivel del que tiene. Otro nombre que quiero destacar es el de Rico. ¡Qué derroche de esfuerzo! Para mí ha sido el mejor y no sólo por lo que ha corrido (han dicho en una emisora de radio que 15 km), sino por la labor de contención, lo que sujeta al equipo y los balones que recupera. Muy bien Mikel. Muniain muy trabajador pero hoy enormemente desacertado. Ha acabado fundido. Pena de último contrataque que podía o debería haber acabado mejor. Seguro que ha notado, quizá más que sus compañeros, el que el sábado tuviesen que trabajar muchísimo ante el Barcelona (y encima para nada). De Marcos lo bien que sube la banda, y encima el montón de veces que lo ha hecho, es un desperdicio por lo desafortunado que ha estado con el último pase. Una pena también. Otro partido será.
Pero todo esto cuenta como experiencia. Los ucranianos por algo ganaron a la Real el año pasado los dos partidos. Desde luego no fue casualidad. Ahora a por el siguiente, el Bate Borisov que hoy ha sido borrado del campo por el Oporto. 6-0 nada menos. Y nada de menospreciarlo ni considerarlo un rival menor, porque esto es la Champions y si los equipos están en ella es por algo.
Por supuesto antes que eso no me olvido del Granada de Caparrós, que nos visita este sábado a la hora de la merienda. ¡que poco me gusta esa hora! Las seis. Buf. A pesar de eso… a luchar a tope que en Liga sólo tenemos tres puntos y los de casa no hay que perder.
¡A por el Granada!

Una rácana Real puntúa en San Mamés

Ya dije la semana pasada que este partido iba a ser de celebración, pasase lo que pasase sobre el campo.

Afición bufandas al viento (Foto: Deia)
Afición bufandas al viento (Foto: Deia)

La alegría desbordada del público desde mucho antes de empezar el partido, y demostrada en la salida de los jugadores al campo, en donde las bufandas hechas con la lana de ovejas que pastaban en la antigua Catedral (un acierto de anuncio, cuyo vídeo introduzco, y de reparto de bufandas), han dejado una estampa, casi tan bonita como la del partido contra el Sevilla con el mosaico. 

Si paso a hablar del partido en sí, el título del comentario es debido a que con la Real me ha pasado lo mismo que contra el Sevilla. Ellos eran los que debían haber venido a San Mamés a ganar, y en ambos casos la propuesta ha sido enormemente rácana. Los dos a guardarse las espaldas para salir a la contra, práctica que ambos dominan a la perfección pero… Ya sé que cada uno utiliza sus mejores armas pero para el espectador igual resulta aburrido. Se pueden llevar el partido sí, y a nosotros se nos hubiese quedado cara de tontos. Claro, de todas formas lo que quiero decir es que no me ha gustado, ni su planteamiento ni su juego. Para empezar el entrenador deja en el banquillo a Griezmann, Agirretxe y Pardo. Toda una declaración de intenciones. De hecho, han conseguido el punto porque al árbitro le ha dado por ver falta en la jugada del gol de Laporte. ¡Qué jeta! Ellos han tenido alguna oportunidad pero menos que nuestro equipo, aunque la de Griezmann casi nos amarga. Menos mal que ha rematado al muñeco. Para acabar decir que eran ellos los que necesitaban los 3 puntos y que tenían que haber propuesto más cosas. Ellos sabrán.

Quizá, de todo el partido, lo que más pena me ha dado ha sido que Gaizka no haya metido esa ocasión que ha tenido en el primer tiempo. Era una jugada preciosa del equipo que al intentar cruzar demasiado se le ha escapado. Pena porque se lo merecía, y eso mismo ha pensado la afición zurigorri ya que la cantidad de aplausos que se ha llevado tras el fallo, no era normal. Pena porque lleva dos años sin marcar. Pena porque las malas lenguas dicen que igual es su último año en el Athletic y qué mejor forma de irse que metiéndole un gol a la Real. Dicen que si traen a Viguera igual hay que aligerar la plantilla… si por mi fuese no la aligeraba mirando a Toquero, porque si goles no aporta sí que aporta otras cosas que otros compañeros no hacen. Ser revulsivo no es fácil y él lo es, por muy tarde que entre en los partidos. Poner el balón en carrera con la calidad que lo hace Gaizka y con las dos piernas tampoco. Además si lleva dos años sin marcar es también porque ha jugado muy poco. Conclusión, que espero que siga un año más, porque la temporada que viene va a ser larga y se van a necesitar delanteros.

Desde la perspectiva del Athletic el empate no empaña para nada la temporada que ha realizado en casa. Trece victorias, dos derotas y cuatro empates. La friolera de 43 puntos (suficiente para salvarse). Además ha conseguido marcar en todos los partidos disputados. Pena esta última victoria que se ha escapado, aunque… tampoco está bien abusar…

Ahora a por el último partido contra los almerienses, que todavía necesitan un punto para salvarse matemáticamente. Es un equipo que me cae bien y que no me gustaría que bajase pero como suelo acabar así los comentarios esta vez también voy a decir (aunque sea con la boca pequeña): ¡Leones, a por el Almería!