Vallecas no da la solución al Athletic

Todos nos las prometíamos muy felices porque el Athletic tenía desplazamiento a este barrio madrileño tan propicio. Al que vamos, puntuamos y volvemos. Pero,…este año el equipo no está para nada. Un cúmulo de errores dan los puntos a los vallecanos en el último minuto del partido. Si os digo la verdad y para tranquilizarme yo mismo tengo que reconocer que no veo mucha diferencia entre el juego que despliegan los rojiblancos este año y el que desplegaban al principio de la Liga pasada. La única diferencia es la suerte. El año pasado se metían goles a pesar de jugar malos partidos. El equipo estaba en fase de construcción y Txingurri estaba buscando su titulares. Pero,… se ganaban o se sacaban puntos. Muchos de los primeros partidos de la Liga pasada fueron malos. Muy malos pero con puntos. Hasta que se dio con la tecla. Este año al irse Ander Herrera, Valverde vuelve a tener que buscar sus jugadores titulares. Se está desplegando por fases el mismo juego pero sin goles, sin resultados y lo que es peor, con unos errores individuales en cada partido que nos están amargando y bien amargado. Curiosamente hoy, el mejor en todos los partidos anteriores, el portero, la ha pifiado y bien. Gorka hasta hoy sobresaliente, ha regalado un gol que ha dado alas a los madrileños. Ha sido el principio del fin para el Athletic que estaba jugando hasta ese momento más y mejor que su rival. Pero… se acabó. El gol ha sido una losa y no se han sabido sobreponer. Hay más nombres propios que no puedo dejar de mencionar.

Markel no es el del año pasado (Foto: Deia)
Markel no es el del año pasado (Foto: Deia)
Susaeta el hombre no da una. Se mata trabajando pero su último pase es siempre defectuoso. No desborda por banda nada de nada. Y el equipo lo sufre. Con Muniain pasa tres cuartos de lo mismo. Lo intenta y lo vuelve a intentar pero no solo no avanza sino que pierde el balón dando posibilidades al rival de montar contras. El hecho de que las dos bandas fallen es un lastre muy difícil de solventar. Además De Marcos hasta ayer también en el último pase estaba horrible. Ayer no. Por fin una de sus internadas hasta la línea de corner fue seguida de la precisa asistencia para que Aduriz sólo tuviese que empujar. ¿Tan difícil es? Está claro que sí. Otro de los balones rematados por Aritz en este partido ha sido puesto por De Marcos. Bien, Oscar, bien.
Beñat por su parte, acabó el partido y para mí siendo uno de los mejores (dentro de la mediocridad generalizada). De cara a la ofensiva se inventó el pase en profundidad a Oscar, que acabó en gol y lo intentó todo, de todas las maneras posibles. Siempre se ofrece y busca apoyar y hacer el último pase. No llega con frescura arriba porque en concreto en este partido ha sido increíble su trabajo defensivo, sacando bastantes balones peligrosos e incluso del área. Dentro de las probaturas de Valverde se ha visto que ha intercambiado su posición con Rico. Atrasado al primero y adelantando al segundo. Ernesto intentando dar con la tecla. Hoy a mí Beñat me ha gustado más. A ver…
Para sustituir a las dos bandas en baja forma (o desafortunados) dio de nuevo minutos a Viguera y menos a Guillermo. Creo que Borja puede aportar. Lo intenta. Si va entrando así poco a poco nos va dar resultados, seguro. A Guillermo al contar con menos tiempo necesito verle más.
Para colmo de males… cuando no consigues ganar un partido tampoco hay que perderlo, pero de nuevo unos errores que no se deben cometer se suceden. Despeje defectuoso de Gurpegi, que deja el balón en el borde del área a su delantero que se interna, centra flojo, pero… Balenziaga se deja comer la tostada permitindo al doble goleador de ayer, Baptistao (sus dos primeros goles este año, bien) entrar con todo y sólo, para fusilar a Gorka, y a la segunda meterla. Mierda, perdón. Un punto a la basura y tres para tú rival. Buf… Fatal. ¿Quién da más errores? Espero que nadie…
Para acabar decir que no estoy nerviosa porque veo que tenemos buen equipo, y sé que van a salir de ahí, pero si empiezan a salir el sábado mejor que mejor. En el derbi. Contra el Eibar, que está por encima nuestro y va a ser un hueso duro de roer. ¡A por el Eibar!
¡Aúpa, Athletic!

Caparrós se lleva los 3 puntos

Nada que objetar al triunfo del Granada. Lo merecieron no porque hiciesen gran cosa sino porque el Athletic no hizo casi nada bien. Para empezar, se regaló el primer tiempo de la manera más triste. Un sólo remate a puerta en los 45 minutos de rigor. Eso sí, una impotencia espectacular y una lentitud que hizo que el Granada pareciese un Mercedes contra un caracol. Los delanteros y medios granadinos se encargaron de achuchar a nuestros jugadores de manera que los rojiblancos se vieron superados en todas las facetas. Me esperaba un equipo rocoso porque así son normalmente los equipos que modela Joaquín Caparrós. Sí. Pero no esperaba esa sensación de baño con la que me quedé cuando acabó el primer tiempo.
Ahora claro, me toca intentar buscar una explicación y nada más fácil que achacarlo a las rotaciones. Obligadas o ¿no? Esa es mi duda. Lo aclaro. Tres de los cambios eran obligados: Ibai, Laporte y Gurpegi. De Marcos, Beñat y Rico fue por decisión técnica. Pero decisión técnica que Valverde igual consideraba obligatoria porque si no, lo más probable es que no las hubiese hecho. Beñat contra los ucranianos no estuvo nada fino y quizá le pesaban todas las titularidades anteriores. Seguramente Txingurri lo consideró ineludible. Igual yo también lo hubiese hecho. Por otro lado, Mikel Rico lleva todos los partidos jugados, si no me equivoco sin ser sustituido y es sencillo llegar a la conclusión de que le iba a venir bien el descanso. El miércoles corrió 13 km durante el partido y lo más seguro es que en los partidos anteriores el kilometraje fuese similar. Igual yo también le hubiese dado descanso. E Iraola es un jugador de calidad contrastada así que no creo que nadie pudiera pensar que Andoni iba a bajar el nivel. Cosa que sí hizo. Pero, a priori… cualquiera lo hubiese sacado. A lo que voy es que visto el partido es muy fácil que crucifiquemos al entrenador por todas las rotaciones hechas, pero…hay muchos peros… porque las rotaciones no obligadas igual los jugadores las necesitaban más que el comer. No sé. Quizá yo sólo hubiese cambiado a uno de los tres pero… ni sé cómo acabaron el partido de Champions, ni cómo estaban el día del Granada. En fin, muy complicado.

Etxeita mantuvo el tipo (Foto: Athletic Club)
Etxeita mantuvo el tipo (Foto: Athletic Club)
Para acabar quiero romper una lanza a favor de algunos de los jugadores que han sido protagonistas de estas rotaciones por haber jugado. Para empezar Etxeita. El año pasado jugó poquísimo, casi nada. Pero el primer partido que jugó como titular, casi acabando la Liga, el hombre lo bordó. Este año su “alternativa” se le ha presentado antes y acabó el partido con nota. Con buena nota. También Viguera me gustó. La prensa que he leído ni le destaca, ni le alaba, ni nada. Más bien dicen que no aportó. Yo por llevar la contraria lo menciono porque creo que aportó mucho más que alguno de los, en principio, considerados titulares. Para empezar hizo más que Muniain en todo el encuentro. Y más que Susaeta, que está desafortunadísimo con el último pase. Borja, a pesar de ser un examen para él, creo que lo superó. Estaba en todos los sitios, ofreciéndose y participando. Estuvo a punto de enganchar una al borde del área pequeña. Le puso un balón maravilloso a Guillermo en el área, que podía haberse convertido en gol si no se le llega a escapar el control al delantero. Saco dos corners buenísimos, uno a punto de ser gol y el otro rematado por Itu pero parado por el portero. El saque de esquina que sacó defectuoso fue porque se le escapó el pie de apoyo y dejó un agujero en el césped. Que estuvo acelerado, claro. Tenía que demostrar más que nadie en 45 minutos. De hecho, mucho más de lo pensado porque algún periodista ni siquiera debió ver los lances que yo comento. Lo que hizo no es que fuese para ponerle una matrícula de honor, pero si lo comparamos con lo que hicieron sus compañeros, quizá sí hay que ponerle un notable o por lo menos, me parece ineludible mencionarlo como alguien que sumó para el equipo. Los chavales, Unai López y Erik Morán, quizá tuvieron la mala suerte de que salieron juntos… Quizá. Ya tendrán más minutos y podrán demostrar su valía, como ya lo han hecho anteriormente. Paciencia.
Y ahora a por el Rayo, para no ponernos nerviosos.
¡Aúpa Athletic!

Una rácana Real puntúa en San Mamés

Ya dije la semana pasada que este partido iba a ser de celebración, pasase lo que pasase sobre el campo.

Afición bufandas al viento (Foto: Deia)
Afición bufandas al viento (Foto: Deia)

La alegría desbordada del público desde mucho antes de empezar el partido, y demostrada en la salida de los jugadores al campo, en donde las bufandas hechas con la lana de ovejas que pastaban en la antigua Catedral (un acierto de anuncio, cuyo vídeo introduzco, y de reparto de bufandas), han dejado una estampa, casi tan bonita como la del partido contra el Sevilla con el mosaico. 

Si paso a hablar del partido en sí, el título del comentario es debido a que con la Real me ha pasado lo mismo que contra el Sevilla. Ellos eran los que debían haber venido a San Mamés a ganar, y en ambos casos la propuesta ha sido enormemente rácana. Los dos a guardarse las espaldas para salir a la contra, práctica que ambos dominan a la perfección pero… Ya sé que cada uno utiliza sus mejores armas pero para el espectador igual resulta aburrido. Se pueden llevar el partido sí, y a nosotros se nos hubiese quedado cara de tontos. Claro, de todas formas lo que quiero decir es que no me ha gustado, ni su planteamiento ni su juego. Para empezar el entrenador deja en el banquillo a Griezmann, Agirretxe y Pardo. Toda una declaración de intenciones. De hecho, han conseguido el punto porque al árbitro le ha dado por ver falta en la jugada del gol de Laporte. ¡Qué jeta! Ellos han tenido alguna oportunidad pero menos que nuestro equipo, aunque la de Griezmann casi nos amarga. Menos mal que ha rematado al muñeco. Para acabar decir que eran ellos los que necesitaban los 3 puntos y que tenían que haber propuesto más cosas. Ellos sabrán.

Quizá, de todo el partido, lo que más pena me ha dado ha sido que Gaizka no haya metido esa ocasión que ha tenido en el primer tiempo. Era una jugada preciosa del equipo que al intentar cruzar demasiado se le ha escapado. Pena porque se lo merecía, y eso mismo ha pensado la afición zurigorri ya que la cantidad de aplausos que se ha llevado tras el fallo, no era normal. Pena porque lleva dos años sin marcar. Pena porque las malas lenguas dicen que igual es su último año en el Athletic y qué mejor forma de irse que metiéndole un gol a la Real. Dicen que si traen a Viguera igual hay que aligerar la plantilla… si por mi fuese no la aligeraba mirando a Toquero, porque si goles no aporta sí que aporta otras cosas que otros compañeros no hacen. Ser revulsivo no es fácil y él lo es, por muy tarde que entre en los partidos. Poner el balón en carrera con la calidad que lo hace Gaizka y con las dos piernas tampoco. Además si lleva dos años sin marcar es también porque ha jugado muy poco. Conclusión, que espero que siga un año más, porque la temporada que viene va a ser larga y se van a necesitar delanteros.

Desde la perspectiva del Athletic el empate no empaña para nada la temporada que ha realizado en casa. Trece victorias, dos derotas y cuatro empates. La friolera de 43 puntos (suficiente para salvarse). Además ha conseguido marcar en todos los partidos disputados. Pena esta última victoria que se ha escapado, aunque… tampoco está bien abusar…

Ahora a por el último partido contra los almerienses, que todavía necesitan un punto para salvarse matemáticamente. Es un equipo que me cae bien y que no me gustaría que bajase pero como suelo acabar así los comentarios esta vez también voy a decir (aunque sea con la boca pequeña): ¡Leones, a por el Almería!